Público
Público

Venezuela Maduro dice que Sánchez parece repetir el "guion de Aznar" en el golpe de 2002

"Si quieren irse, que se vayan con su embajador y su personal", asegura el presidente venezolano sobre España.

Publicidad
Media: 5
Votos: 6

El jefe de Estado de Venezuela, Nicolás Maduro. - EFE

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha declarado este viernes que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, parece "repetir el guion" del exjefe del Ejecutivo José María Aznar (1996-2004) "apoyando el golpe de Estado" de 2002 con su respaldo a Juan Guaidó.

"Pareciera repetir el guion de José María Aznar apoyando el golpe de Estado de 2002. Ahora viene a apoyar con vergüenza el golpe de Estado en Venezuela", dijo Maduro en una rueda de prensa en referencia a la posición de Sánchez tras las autoproclamación de Guaidó como presidente interino.

Además, calificó al ministro de Asuntos Exteriores de España, Josep Borrell, como un hombre con "la lengua destemplada" después de que este exigiera "una intervención" de la Unión Europea (UE) "para que haya elecciones libres, democráticas y con garantías" en Venezuela y de ese modo "evitar que la cosa vaya a peor".

Por eso Maduro dijo que Venezuela se planta "frente a España como siempre" lo ha hecho frente a "su racismo, su discriminación" y aseguró que la va a derrotar, como considera que lo hizo con el conservador José María Aznar. "España no puede dar ningún consejo a la Venezuela bolivariana", afirmó Maduro.

Aseguró que a Venezuela "nadie le amenaza" y por eso va a seguir su camino. "Y si quieren irse, que se vayan con su embajador y su personal, que se vayan. Estamos decididos a ser libres y no nos calamos (aceptamos) el chantaje de nadie, ni del Gobierno español, ni de José María Aznar, ni de Borrell", aseguró Maduro. Sin embargo, Maduro aseguró que con su mensaje estaba "siendo decente con España" y le dijo que le van a dar a España "una lección" con el manejo de la crisis actual.

El Gobierno español ha propuesto a la Unión Europea que fije un plazo temporal concreto para que el presidente Nicolás Maduro convoque elecciones libres en Venezuela y, caso de no cumplir esta condición, reconozca a Juan Guaidó, titular de la Asamblea Nacional, como presidente interino del país. España es el segundo inversor en Venezuela después de Holanda y un total de 72 filiales de empresas españolas operaban allí en 2018, pese a que ese país está considerado como el cuarto del mundo más difícil para hacer negocios.