Público
Público

Venezuela El terremoto en Venezuela deja inclinada la emblemática Torre de David de Caracas, todo un símbolo de la ocupación urbana

En el edificio llegaron a habitar durante casi una década 1.130 familias, lo que convirtió a la Torre de David en el edificio ocupado más alto del mundo. En 2015, un plan gubernamental realojó a los habitantes de la masiva estructura.

Publicidad
Media: 3.50
Votos: 4

Imagen de la parte superior de la Torre de David, Inclinada tras el seísmo que se ha notado en caracas. REUTERS

El Centro Financiero Cofinanzas, popularmente conocido como Torre de David, ha resultado gravemente afectado a consecuencia del seísmo de magnitud 7,3 que ha tenido lugar frente a la costa norte venezolana. Las autoridades estiman que la parte superior de la estructura de este edificio inacabado se inclinó un 25%, tal y como atestiguan las imágenes.

El edificio, el segundo más alto de la capital (se eleva hasta los 190 metros), fue un proyecto financiado por Jorge David Brillembourg Ortega, Presidente del Grupo Financiero Confinanzas, quien quiso levantar esta mole en el centro de Caracas en 1990. La crisis bancaria de 1994 dejaría la obra sin fondos y quedó paralizada, dejando una descomunal estructura inacabada.

En la década posterior, debido a la escasez de viviendas en la capital y a las políticas de expropiaciones, se convirtió en un símbolo de la ocupación; casi tres centenares de familias se trasladaron a la torre, lo que generó un auténtico gueto vertical en donde, por ejemplo, había agua corriente hasta el piso 22.

En el edificio llegaron a habitar 1.130 familias, lo que convirtió a la Torre de David en el edificio ocupado más alto del mundo.

En aquella ciudad vertical de la ocupación llegó a haber toda una red de servicios y comercios para las familias que habitaban en la torre, desde peluquerías y barberías hasta guarderías, e incluso dentista. Como no había ascensores, algunos residentes usaban motocicletas para ascender hasta los 10 primeros pisos.

Finalmente, el Gobierno de Venezuela terminó desalojando la torre a partir de 2014, mediante la denominada Operación Zamora, y realojando a las familias que allí habitaban. El proceso de desalojo culminó en mayo de 2015.

La torre se convirtió, hasta su desalojo, casi en un icono de la capital de Venezuela y un exponente de las necesidades de los ciudadanos más desfavorecidos.

Varios reportajes y documentales narraron en su momento la vida dentro del complejo, como un ejemplo extremo de búsqueda de una vivienda en una situación de crisis como la que vive el país desde hace años.

Incluso llegó a ser reproducida en un episodio de la popular serie de televisión estadounidense Homeland en su tercera temporada (2013), aunque fue una ambientación dado que en realidad el capítulo fue rodado en Puerto Rico.

Según explica el Servicio Geológico de EEUU, el terremoto ha tenido una profundidad de 123 kilómetros, en la horquilla de lo que se conoce comúnmente como terremoto de “profundidad intermedia” (entre 70 y 300) y por lo general causan menos daño en la superficie que aquéllos de poca profundidad y magnitud similar; no obstante, los grandes terremotos de profundidad intermedia se pueden sentir a gran distancia de sus epicentros.