Público
Público

La violencia ha dejado de descender en Irak

Los ataques de la insurgencia vuelven a niveles de 2005

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tras un otoño optimista en el que Estados Unidos presumía de haber reducido notablemente los niveles de violencia en Irak, las cifras de los últimos meses han vuelto a poner al país en un número de muertos similar al de principios de 2005, con unos 60 ataques al día por parte
de la insurgencia.

Los nuevos datos fueron presentados el martes en el Senado de EEUU, un día después de que ocho soldados estadounidenses fallecieran en dos ataques en Irak. El informe contabiliza 60 ataques diarios en enero, mientras en junio de 2007 se registraron 180 al día. Pero el descenso de la violencia se ha frenado desde noviembre del año pasado.'La situación ha mejorado en Irak, pero todavía se tiene que lograr la sensación de seguridad', declaró en la presentación del informe David Walker, director de la oficina de cuentas del Senado.

Walker mostró su preocupación sobre los problemas de corrupción en la contratación del personal destinado en Irak y sobre el destino final de los envíos de armas, tanto al Ejército iraquí como a las tropas estadounidenses. Según el informe de Walker, se desconoce el destino de miles de pistolas, fusiles y material militardestinado a Irak.

Ofensiva contra Al Qaeda

Los mandos militares de Estados Unidos en Irak han advertido desde hace meses que el descenso de la violencia podría desaparecer si no se lograban avances en el terreno político y en la reconciliación nacional iraquí.

No es la primera vez que tras una reducción de la violencia se produce un repunte. A finales de 2005 se logró mejorar la situación, pero pocos meses después la voladura de la mezquita de Samarra desató la violencia sectaria.

Desde el Pentágono se considera que el repunte está relacionado con la ofensiva que realizan sus tropas contra los miembros de Al Qaeda en provincias como Diyala.

El informe del Senado considera la escalada militar como la principal causa de la reducción de la violencia durante 2007. En los datos presentados se resalta que desde junio las muertes por violencia sectaria descendieron un 90%.

Estados Unidos cuenta con 162.000 soldados en Irak. Los planes de David Petraeus, el máximo responsable de las tropas estadounidenses en Irak, era recomendar en su próxima comparecencia ante el Congreso en abril un retirada gradual, si la situación hubiera mejorado.

Se espera que Petraeus pida ahora en el Congreso que se detenga el repliegue y se mantenga la presencia actualde efectivos.