Público
Público

WORLD PRESS PHOTO John Moore: "El fin del fotógrafo es mostrar pero a veces cambia políticas"

El fotógrafo cree que la inmigración ha sido el tema más importante en Estados Unidos durante 2018, como lo fue en 2015 en Europa aunque su trabajo se centra en la frontera estadounidense.

El fotógrafo John Moore, premio World Press Photo 2019, posa junto a su foto '' Crying girl on the Border''. EFE

Rosa Díaz/EFE

La imagen de la niña llorando en la frontera entre Estados Unidos y México ganadora del World Press Photo 2019 fue captada por John Moore con "la única intención de mostrar la realidad", pero consiguió influir en la política estadounidense, "algo que pasa muy pocas veces", según el fotógrafo.

Moore ha visitado este viernes Barcelona con motivo de la inauguración de la exposición "World Press Photo 2019" que se podrá ver en el CCCB desde este sábado y hasta el 26 de mayo, antes de que inicie una gira por 100 ciudades de 45 países y sea visitada por más de 4 millones de espectadores, según los organizadores.

"La migración es uno de los principales problemas de la actualidad y ha sido claramente el tema de 2018", asegura la coordinadora de la exposición, Babette Warendorf

La exposición incluye la fotografía de Moore que dio la vuelta al mundo, junto a los ganadores de los otros premios principales del Wold Press Photo, tres de los cuales han recaído en proyectos relacionados con la emigración.

"La migración es uno de los principales problemas de la actualidad y ha sido claramente el tema de 2018", ha señalado la coordinadora de exposiciones de World Press Photo, Babette Warendorf.

Moore cree que "la inmigración ha sido el tema más importante en Estados Unidos durante 2018, como lo fue en 2015 en Europa" y ha subrayado que, aunque su trabajo se centra en la frontera estadounidense, "es un problema global".

El fotógrafo John Moore, premio World Press Photo 2019, posa junto a su foto '' Crying girl on the Border''. EFE

El fotógrafo norteamericano empezó a trabajar en la frontera con México hace diez años cuando observó "el aumento de la xenofobia" dentro de su país.

De la misma manera que él se dio cuenta de este fenómeno, también lo captó el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que "lo usó para llegar a la Casa Blanca y lo sigue utilizando", según Moore.

"Es la mayor preocupación de los estadounidenses, muy por encima del resto de asuntos", asegura Moore

"Se veía venir que este tema acabaría en primera fila y ahora lo está: es la mayor preocupación de los estadounidenses, muy por encima del resto de asuntos", ha añadido.

Tras diez años trabajando en la frontera, el pasado 12 de junio de 2018 Moore consiguió una foto que se convirtió en viral, dio la vuelta al mundo y le ha valido el World Press Photo del Año. La realizó cuando viajaba con una patrulla fronteriza que localizó a un grupo de inmigrantes que acababa de cruzar la frontera entre Estados Unidos y México por el valle del Río Grande.

"Había muchas mujeres con sus hijos y cuando los policías quisieron cachear a una hondureña llamada Sandra, su hija Yanela empezó a llorar desconsoladamente", ha recordado.

'Niña llorando en la frontera', de John Moore, muestra a una niña hondureña retenida en la frontera entre Estados Unidos y México. / Getty Images - Reuters

Moore se agachó para capturar el momento desde la mirada de la niña y consiguió una fotografía que copó todas las portadas y se convirtió en la imagen simbólica de la política de "tolerancia cero" del gobierno de Estados Unidos, que incluía la separación de los inmigrantes de sus hijos tras ser detenidos en la frontera.

"En aquel momento yo solo pretendía mostrar la realidad de una manera directa, no me podía imaginar lo que iba a pasar después, ni siquiera sabía si a esa niña la separarían de su madre o no", ha explicado Moore.

"En aquel momento yo solo pretendía mostrar la realidad de una manera directa, no me podía imaginar lo que iba a pasar después", explica Moore

Lo que pasó fue que, aunque esa niña en concreto no fue separada de su madre, Trump se vio obligado a rectificar y abandonar esta política, una cambio que Moore no cree que fuera consecuencia directa de su fotografía, aunque reconoce que su trabajo "modificó la conversación sobre el tema".

"Pocas veces en una carrera das en la diana e influyes en la política", ha reconocido este fotoperiodista bregado en decenas de conflictos internacionales, que estuvo en la guerra de Iraq y en la de Afganistán y que ha vivido en Latinoamérica, África y Asia.

"El objetivo del fotógrafo es educar, no cambiar las cosas, pero a veces cambian", ha concluido John Moore, que se ha mostrado contento con el premio recibido porque "permite que el tema de la inmigración tenga visibilidad" desde la mirada de un profesional riguroso, que busca "siempre afrontar los asuntos desde el máximo de perspectivas".