Público
Público

Zapatero justifica su viaje al foro organizado por Rabat en el Sáhara porque va gente plural

El expresidente socialista responde a las críticas de los dirigentes del PP que lo han calificado de imprudente

Zapatero, durante su intervención en Dajla, en el Sáhara Occidental. / EFE

EFE

DAJLA.- El expresidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero justificó hoy su presencia en un foro que Marruecos organiza en la ciudad saharaui de Dajla por la "pluralidad evidente" que en su opinión existe en este encuentro.


Zapatero no quiso comentar las palabras del ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, quien ayer criticó su presencia en el foro Crans Montana. "El señor ministro que haga lo que estime conveniente", afirmó Zapatero, sin querer comentar esas críticas. "Yo, como es normal, soy responsable de mis palabras, y (éste) es un foro donde hay tanta gente, con una pluralidad tan evidente...", dijo Zapatero ante la controversia por su presencia en una ciudad perteneciente a un territorio que España considera que está en disputa.

El expresidente también fue recriminado por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, quien afirmó que Zapatero "conoce o debe conocer cuál es la situación en la zona", lo que debería llevar a abordar estos asuntos "con la debida prudencia". Y también por el portavoz del grupo popular en el Congreso, que pidió al exlíder socialista que cuando quiera salir a "manifestarse" lo haga "de forma responsable". "Me preocupa enormemente que después de lo de Cuba, el señor Zapatero siga insistiendo y ahora vaya al Sáhara a reivindicar unos planteamientos que no son ni los del Gobierno ni tampoco los de él mismo cuando gobernó", añadió Rafael Hernando.

Las críticas, además, han llegado desde la izquierda. El secretario federal de Solidaridad Internacional y Derechos Humanos de IU, Francisco Pérez Esteban, tachó de "cómplice y vergonzosa" la actitud de Zapatero con "la ocupación ilegal del Sáhara". Según él, el encuentro está organizado por "un lobby suizo pro-marroquí", por lo que se preguntó "qué intereses llevan a Zapatero a hacer este viaje".

El Foro Crans Montana, creado en Suiza como un encuentro de reflexión internacional al estilo del de Davos, se reúne desde ayer y hasta el sábado en Dajla, en el sur del Sáhara Occidental, para tratar la cooperación sur-sur y las posibilidades de desarrollo del continente africano. Entre los invitados está el expresidente chileno Ricardo Lagos o el reverendo estadounidense Jesse Jackson, así como el vicesecretario general de la ONU, Phillipe Douste-Blazy y ex primeros ministros de varios países de Europa del Este y África.

García-Margallo dijo ayer que Zapatero le había informado por carta de su viaje a Dajla y recordó que la Unión Africana ha solicitado la cancelación de este foro por considerarlo ilegal conforme al derecho internacional por el estatus aún no resuelto del Sáhara Occidental. El ministro de Exteriores reiteró la posición de España sobre el Sáhara Occidental: la necesidad de una solución política urgente, justa y definitiva a este conflicto, en el marco del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, de acuerdo a la legalidad internacional.

Preguntado Zapatero sobre si con su presencia quería dar un espaldarazo a la tesis de la soberanía marroquí sobre el Sáhara, el exjefe del Ejecutivo español se negó a responder a la cuestión. Esta es la segunda vez en solo cinco meses que Zapatero es invitado por Marruecos a un foro internacional, ya que en noviembre de 2014 viajó a Marrakech para participar en el II Foro Mundial de Derechos Humanos, en el que Rabat aprovechó para presentar sus avances en la materia y salir al paso de las críticas de organizaciones internacionales.