Público
Público
Únete a nosotros

Homenaje a Shangay Lily en el Orgullo de Córdoba

En diciembre de 2013, Shangay Lily, portando su bandera arcoíris realizó una acción de protesta ante la Mezquita de Córdoba por la inmatriculación que hizo la Iglesia del monumento en 2006, y los ataques del Obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, a los homosexuales y feministas.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Shangay Lily en la Mezquita de Córdoba

Este miércoles 28 de junio, Día Internacional del Orgullo LGTBI, Córdoba acoge por primera vez, una Marcha por la Diversidad promovida por los colectivos LGTBI y apoyada por el Ayuntamiento y la Diputación Provincial. Al finalizar la Marchas homenaje a Shangay Lily.

José Carlos Ruiz, portavoz de Aleas IU Córdoba, destaca que esta marcha “supone una cita muy importante con la lucha y la defensa por la igualdad LGTBI, algo que Izquierda Unida siempre ha llevado en sus valores y sus principios. Ya es hora de que salgamos a la calle”, afirma Ruiz, “apoyando este hito que nunca antes se había hecho en la ciudad de Córdoba”.

Asimismo manifiesta que “desde IULV-CA estamos muy orgullosos de que el homenaje que se va a realizar en esta primera Marcha sea a la figura de nuestro amigo y compañero Shangay Lily, activista y luchador LGTBI” que denunció la mercantilización del Orgullo y el gaypitalismo, como puede leerse en su libro Adiós Chueca. Además de “defensor de la titularidad pública de la Mezquita y muy crítico con las declaraciones homófobas del Obispo de Córdoba”.

Cartel del Homenaje a Shangay Lily durante el Orgullo en códoba

En diciembre de 2013, Shangay Lily, portando su bandera arcoíris realizó una acción de protesta ante la Mezquita de Córdoba por la inmatriculación que hizo la Iglesia del monumento en 2006, y los ataques del Obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, a los homosexuales y feministas. El Obispo de Córdoba en una carta titulada La ideología de género rompe la familia, atacaba la libre elección de género y orientación sexual de las personas. Además, era especialmente dura con el feminismo. 

“Relacionar con la naturaleza, y por tanto con Dios, mi identidad sexual es una
esclavitud de la que la persona tiene que liberarse, según esta ideología equivocada. De aquí viene un cierto feminismo radical, que rompe con Dios y con la propia naturaleza, tal como Dios la ha hecho. Un feminismo que se va extendiendo
implacablemente, incluso en las escuelas. La iglesia católica es odiada por los promotores de la ideología de género, precisamente porque se opone rotundamente a esto”, afirmaba el obispo.

La respuesta de Shangay Lily no se hizo esperar. Se plantó ante una de las puertas de la Mezquita de Córdoba con su bandera gay y pegó un cartel que ponía: “Mezquita Social. Entrada sólo homosexuales y feministas”.