Público
Público

1-O La Audiencia de Barcelona reabre una causa por las cargas policiales en un colegio el 1-O 

Ha considerado necesario profundizar en la investigación "para averiguar las concretas órdenes que fueron emitidas por los responsables del operativo", que sí que están identificados. Además, asegura que en algunos centros "se empleó una desmesurada violencia".

Imagen de una de las cargas policiales del 1-O. EFE

efe

La Audiencia Provincial de Barcelona ha reabierto este martes un caso por las cargas del 1-O en la Escuela Estel de Barcelona. En esta resolución asegura que en algunos centros "se empleó una desmesurada violencia", por lo que plantea la posibilidad de imputar las lesiones a los responsables operativos.

La sección tercera de la Audiencia de Barcelona ha estimado el recurso presentado por el Ayuntamiento de Barcelona y ha reabierto el caso, que fue sobreseído por el juzgado de instrucción número 7 de Barcelona, al considerar que la falta de grabaciones de vídeos o fotografías para identificar a los agentes no es motivo suficiente para así decidirlo y que se debe profundizar en la investigación.

La Audiencia asegura que no puede compartir "en modo alguno la conclusión" del auto de sobreseimiento y señala que "la inexistencia de material videográfico no puede impedir una completa investigación de lo acaecido".

En el documento se describen los hechos del 1 de octubre y se explica que "es de común conocimiento que en algunos centros agentes de la autoridad procedieron a requisar urnas y papeletas sin incidente alguno y en otros centros, en cambio, se empleó una desmesurada violencia".

La Audiencia: "La inexistencia de material videográfico no puede impedir una completa investigación"

Según la Sala, "existía mandato concreto", emitido por la Fiscalía y por el Tribunal Superior, "para impedir la votación". Sin embargo, "a sabiendas de que la actuación de los agentes antidisturbios suele ser contundente, no por ello podemos otorgar una especie de 'patente de corso' para cualquier acción de violencia cuando esta resulta innecesaria, desproporcionada y con claro abuso de poder".

Considera que "debe ser analizado en cada caso concreto si el uso de la fuerza venía amparado por mandato judicial o bien fue desproporcionado e innecesario para el fin de perseguirlo". Así, ha considerado necesario profundizar en la investigación "no tanto para saber qué concreto agente causó qué concreta lesión", sino "para averiguar las concretas órdenes que fueron emitidas por los responsables del operativo", que sí que están identificados.

Además, la Audiencia plantea que "la concreta investigación de los responsables del operativo y de las consignas a los agentes permitirá al Instructor ponderar si el uso de la fuerza empleado o si las órdenes dadas se ajustaron o no a la situación allí planteada y así poder concluir si a dicho responsable o responsables pueden serle imputadas las lesiones ocasionadas".

Más noticias