Público
Público

10-N Errejón se acerca a UGT para trazar un perfil "obrerista" y atraer al socialismo desencantado

En sus primeros pasos de cara a las elecciones, el candidato de Más País se aproxima al sindicato ligado históricamente al PSOE. Distintos analistas advierten que Sánchez empezará a subir el tono de las críticas contra el ex miembro de Podemos.

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo (d) junto al candidato de Más País a las elecciones generales del 10 de noviembre, Iñigo Errejón (i), durante la clausura de la conmemoración del 130 aniversario de UGT. EFE/Javier López

Mario Benedetti, uno de los grandes de la poesía, escribió Táctica y Estrategia en 1974. “Mi táctica es hablarte y escucharte. Construir con palabras un puente indestructible”, decía el escritor uruguayo en aquel poema. “Mi estrategia –señalaba al final– es que un día cualquiera, no sé cómo ni sé con qué pretexto, por fin me necesites”. Iñigo Errejón, líder de Más País, se acerca estos días tácticamente a UGT. Su estrategia, como decía Benedetti, “es en cambio más profunda y más simple”: hacerse un hueco firme en el fracturado mapa de la izquierda.

La cosa va de gestos. Tras desembarcar en el escenario político nacional con Más País, Errejón ha aprovechado los primeros días de andadura de su plataforma política para dejarse ver en UGT, un espacio histórico –y simbólico– del socialismo español. Lo hizo el pasado miércoles, cuando utilizó precisamente la sede ugetista para presentar su candidatura. Lo hizo, eso sí, tras descartar el Círculo de Bellas Artes, donde esa misma tarde iba a estar Pablo Iglesias.

Gestos y más gestos. Este domingo, Errejón volvió a aparecer en el universo de UGT. El líder de Más País estuvo presente en el acto de cierre del 130 aniversario de ese sindicato. En ese mitin se encontró con Carmen Calvo, vicepresidenta en funciones, y con la ministra María Jesús Montero, pero no con Iglesias: el líder de Unidas Podemos no acudió al mitin de la organización sindical que dirige Pepe Álvarez.

¿Qué mueve estos días al ex integrante de Podemos y ahora diputado autonómico de Más Madrid? “El hecho de haber organizado el acto en la sede de UGT tiene el simbolismo no tanto de acercamiento al PSOE, sino a los sindicatos y a la tradición de la izquierda”, reflexiona Guillermo Fernández Vázquez, investigador de la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Complutense de Madrid. “A Errejón se le ha acusado muchas veces y se le seguirá acusando de ser poco obrerista, por decirlo de alguna manera. Escoger UGT es una manera de contrarrestar esa crítica”, continúa.

Este analista ve, además, otro guiño: hacia las “personas sindicalizadas, mayores de 50 años, normalmente votantes de partidos tradicionales como el PSOE”. “Son guiños, por tanto, a la tradición obrerista y también a un sector sociológico que tiene algunas reticencias o no es mayoritario entre el electorado de Más País”, añade Fernández Vázquez.

“Lo de UGT es un guiño al PSOE, pero también tiene un punto de intentar blindar parte de una duda que existe sobre Errejón: si está preocupado por el pueblo trabajador como Unidas Podemos”, señala a Público el politólogo Alejandro Pérez. “Por su forma de hacer política y por la imagen que se tiene sobre él, Errejón tiene cierta distancia con la clase trabajadora tradicional”, añade Pérez.

De hecho, Fernández Vázquez aventura que en las próximas semanas “habrá cada vez más críticas por parte del PSOE hacia el partido de Errejón, porque verá que es un buen competidor”, ya que “es muy posible que una parte de la gente que votó a Sánchez en abril lo haga ahora por Errejón”. Incluso cree que el diputado autonómico puede “restar votos a Ciudadanos”. “Le interesa arañar algún voto despistado de liberales y atraerlo al bloque progresista”, comentó.

"Bocados"

El politólogo Pablo Simón, profesor de la Universidad Carlos III de Madrid, coincide en señalar que “el principal bocado que (el líder de Más Madrid) puede pegar al PSOE viene esencialmente de los nuevos votantes que Sánchez ganó el 28 de abril y que provenían de Podemos”. Simón estima –en base a distintas encuestas– que entre un 18% y un 20% de votantes de la formación morada “desertó en favor del PSOE” en las últimas elecciones generales. Ahora, ese electorado “se podría reorientar hacia Errejón si está descontento con la gestión de los pactos”.

Desde Dublín, el analista Jorge Tamames advierte precisamente que “la estrategia del PSOE de presentar a Errejón como alguien tan bueno y tan confiable le puede acabar jugando una mala pasada” a Sánchez. A su juicio, Podemos tiene a día de hoy un “electorado más fidelizado” que no se marchará al PSOE. Sin embargo, Más País “puede arañar bastante votos” en la formación socialista.

"Más táctica que estrategia"

En ese contexto, Pablo Simón sostiene que el acercamiento del candidato de Más Madrid a UGT está motivado por la “clara credencial de izquierda” que tiene esa central sindical, aunque también por los mensajes lanzados tanto por ese sindicato como por CCOO a favor de un “pacto de gobierno de progreso”. “Eso le hace alinearse con lo que será el leitmotiv clave de la campaña de Errejón: vamos a facilitar el acuerdo y permitir que haya un gobierno de izquierdas en España”, reflexiona Simón.

Aquí entran en juego los conceptos de táctica y estrategia sobre los que Benedetti, con lenguaje poético, escribió allá por los setenta. “Yo aquí veo más táctica que estrategia”, dice el sociólogo y profesor de la Universidad del País Vasco (UPV) Imanol Zubero, quien basa su afirmación en el devenir de las “distintas escisiones que ha habido a la izquierda del PSOE” y que con el paso del tiempo acabaron “en el embalse socialista”. “Aquí hay más aritmética electoral que estrategia política: Más País va a acabar confluyendo con las periferias del PSOE, como se ha probado con escisiones del Partido Comunista o de IU”, afirma.

En esa línea, Pablo Simón añade que Más País “se coloca a la derecha de Podemos y a la izquierda del PSOE”, de forma que “aspira a ensanchar los apoyos y, por tanto, habrá “guiños en ambas direcciones”.

"Desencanto"

En las últimas horas, el secretario general de UGT se refirió a este tema en distintas entrevistas. El viernes, ante los micrófonos de Radio Nacional de España, señaló que la aparición de Más País “refleja el desencanto de una parte de la sociedad”, al tiempo que llamó a ser “conscientes de que en la izquierda hay pluralidad”.

En otra entrevista ofrecida al digital El Plural, el responsable de UGT volvió a referirse a este tema. “Respecto a la figura de Íñigo Errejón tenemos la misma simpatía que podemos tener con el resto de partidos de izquierdas. Creo que su partido aporta frescura, hay gente que no iría a votar y ahora sí lo hará, y el sindicalismo tiene que ayudar a que haya más gente vaya a votar. Además, debemos conseguir que los partidos tengan un compromiso con los derechos que defendemos”, declaró.

Más noticias de Política y Sociedad