Público
Público

10-N La madre de Altsasu volverá a buscar un escaño en el Congreso para "denunciar las injusticias"

Las bases de EH Bildu han ratificado que Bel Pozueta acuda nuevamente como cabeza de lista en Navarra. En las elecciones de abril pasado quedó a unos 400 votos de convertirse en diputada. Ahora tiene otra oportunidad.

Bel Pozueta en un mitin durante la pasada campaña electoral. EH BILDU

Los tribunales no están acostumbrados a los abrazos. En marzo pasado, mientras transcurría el juicio contra los jóvenes de Altsasu implicados en la pelea de bar con dos guardias civiles fuera de servicio, ocurrió una excepción. “Le quería pedir si podría darle un beso a mi hijo”, preguntó Bel Pozueta a los jueces. Tres segundos después estaba abrazada a Adur Martínez de Alda, quien arrastra ya más de 1.050 días en prisión.

Pozueta ya le ha contado a Adur que, si las urnas así lo validan, podría convertirse en diputada. Tras presentarse como cabeza de lista por EH Bildu en Navarra y quedar a escasos 400 votos del escaño, esta madre de Altsasu vuelve ahora a encabezar la plancha por la Comunidad Foral. El bloqueo político a nivel nacional ha traído, sin ella esperarlo, una segunda oportunidad.

“En abril quedamos muy cerca. De hecho, todavía hay gente que piensa que fui elegida diputada”, cuenta Pozueta a Público en una gris mañana en Altsasu. Unas horas antes, las bases de EH Bildu habían ratificado en una consulta telemática las propuestas de repetición de listas que planteaba la coalición abertzale, confirmando así lo que ya se preveía: la madre de Adur Martínez de Alda irá otra vez al frente de la candidatura independentista en Navarra. Lo que no se pudo en primavera quizás se consiga en otoño.

“No estoy ahí solo porque soy una madre de Altsasu; represento a mucha gente más. Puede ser que se me reconozca como una madre que ha luchado frente a una gran injusticia y que va a llevar al Congreso la lucha contra las injusticias en plural”, asegura.

En esa línea, Pozueta espera llegar a esa instancia para “recordar a muchísima gente la vergüenza y la barbaridad que ocurre en este caso, y que a su vez es una muestra de otros muchísimos casos que se están dando a nivel del Estado”. Cita en concreto la situación de los presos catalanes, pero también de “otros que, como no tienen altavoz, parece que no existen, pero están allí”.

A la espera del Supremo

Antes de afrontar la campaña electoral –“soy autónoma, así que tendré que volver a hacer cábalas y equilibrios con mi trabajo”, apunta–, tanto Pozueta como el resto de madres y padres de los siete jóvenes encarcelados por el caso Altsasu conocerán la resolución del Tribunal Supremo sobre los recursos que presentó la defensa, algo que podría ocurrir en los próximos días. “De solo pensarlo se me cierra el estómago. Adur me decía que creía que iba a ocurrir ayer… lo cierto es que ya he empezado a dormir mal”, relata. Los nervios y el miedo vuelven a estar a flor de piel.

Más noticias