Público
Público

40 aniversario de la Constitución Unidos Podemos, sin aplausos ni saludo al rey y con pin republicano

El grupo confederal ha marcado el discurso antimonárquico del acto del 40 aniversario de la Constitución. Iglesias ha explicado que una "figura salpicada por la imagen de la corrupción" no merece ninguna ovación.

Publicidad
Media: 4.25
Votos: 8

El líder de Unidos Podemos, Pablo iglesias, durante el acto de conmemoración del cuarenta aniversario de la Constitución presidido por el Rey en el Congreso. EFE/Kiko Huesca

Unidos Podemos ha marcado el discurso antimonárquico en el acto del 40 aniversario de la Constitución en el Congreso. El grupo confederal no ha asistido al saludo protocolario a la familia real durante su entrada en la Cámara Baja. Tampoco han aplaudido a los reyes cuando han accedido al hemiciclo en el Congreso. Y los diputados han portado durante la jornada un pin republicano con rostro de mujer para representar el modelo de Estado que reivindican.

Además, el acto ha estado precedido por la querella que ha presentado IU y el PCE contra el rey emérito, la aristócrata Corinna y el excomisario Villarejo por los presuntos casos de corrupción que rodean a Juan Carlos I. 

Respecto a la falta de aplausos y saludo a la familia real, Iglesias ha explicado a la salida del acto que "la imagen de la Monarquía, por desgracia, está asociada a la corrupción" y que esto "no merece ningún aplauso". "Merece respeto", ha señalado y por esto sostiene que han permanecido en silencio durante la entrada al hemiciclo.

También ha considerado que le parece una "falta de respeto" que el rey emérito no contestara a la carta que le enviaron desde Unidos Podemos para que compareciera a petición propia en el Congreso por los supuestos casos de corrupción en los que está inmerso. Y, por último, en referencia a la ovación del resto de partidos ha asegurado que es "una sobreactuación" que se aleja del sentir de la ciudadanía.

Iglesias también ha valorado como "decepcionante" el discurso del rey porque ha echado en falta "el protagonismo a la gente", que recuerde que en la Constitución están reconocidos derechos sociales que no se cumplen y que no haya hecho referencia a la corrupción ni a los luchadores antifranquistas por la democracia. Aunque ha reconocido algunos puntos "interesantes" en un discurso más "conciliador" que en otras ocasiones, como el reconocimiento del pluralismo político, un mensaje sobre que no se pueden suprimir las Comunidades Autónomas y la referencia a las nuevas generaciones. Sobre este último punto, Iglesias ha aprovechado para reivindicar que si el jefe de estado es "demócrata" tiene que reconocer la posibilidad a las nuevas generaciones de decidir si quieren vivir en monarquía o en república.

Iglesias: "Hay muchos desafíos que afrontar y para abordarlos hay que apostar por la justicia social, la fraternidad y la libertad. Esto significa decir república"

Este mismo discurso ya lo señaló  Iglesias y el coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón, antes de empezar el acto. "Hay muchos desafíos que afrontar y para abordarlos hay que apostar por la justicia social, la fraternidad y la libertad. Esto en 2018 significa decir república. Quizás la monarquía sirvió para evitar un golpe de Estado. Si es así hay que darles las gracias pero en 2018 creo que no se entiende que a la jefatura de Estado se acceda por fecundación", aseguró el secretario general de Podemos.

Respecto a la Carta Magna, Iglesias ha señalado que la constituyeron "siete padres", recordando que no participó ninguna mujer. "A mí me gustaría homenajear a todas las mujeres que lucharon contra la dictadura. A la generación que se jugó la vida para traer una España mejor", ha expresado. En esta línea se ha referido también Garzón a las familias trabajadoras y organizaciones como el PCE que ha considerado que fueron "las responsables de que hoy tengamos una Constitución". Por esto ha aclarado que ha venido al acto el aniversario de la CE después de siete años sin aparecer: "Estamos hoy aquí porque estamos alarmados con el relato que se impone en los actos oficiales. La transición no fue un modelo a seguir. Hubo represión y sufrimiento y esta parte de la historia está ignorada en la versión oficial", ha explicado.

Más noticias en Política y Sociedad