Público
Público
Únete a nosotros

60 ANIVERSARIO UE Iglesias y Montero abren la ofensiva de Podemos por los derechos sociales en Berlín

Los círculos de Podemos en el exterior organizan más de 40 acciones simultáneas para reivindicar derechos sociales, laborales y políticos.

Publicidad
Media: 5
Votos: 7

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, hace unas declaraciones a los medios durante una concentración. 

Dentro de la campaña denominada “Vamos!”, los círculos de Podemos en el exterior realizan este sábado protestas simultáneas en más de 40 ciudades europeas. Pablo Iglesias e Irene Montero asisten hoy a la convocada por el Círculo de Podemos en Berlín, delante de la puerta de Brandenburgo. Esta acción tiene como objetivo reivindicar la vuelta de la antigua Tarjeta Sanitaria Europea (TSE), que anteriormente se expedía por un plazo de dos años.

“Con el decreto 16/2012 se eliminó la sanidad universal y ahora se expide un certificado sustitutorio en español y sin número de referencia que en muchos países, como por ejemplo en Alemania, no conocen”, declara Raquel Romero, del círculo de Berlín. “Es muy importante que se derogue y el gobierno haga caso a la Comisión Europea, que recomendó a España dejar de emitir esos certificados en lugar de la tarjeta sanitaria plástica que conocen en toda la UE. Ya que mucha gente se va de España no vemos justo que se les deje sin cobertura. Además se han dado casos de cobro a menores hijos de emigrantes (también con nacionalidad española) en los servicios médicos al volver de vacaciones, por ejemplo”, explica.

La sanidad no es pública en Alemania por lo que es necesario tener un seguro médico de unos 170 euros mensuales

Con la ley actual tampoco se le concede la TSE a la gente que tenga un trabajo temporal en España o esté en el paro, a pesar de residir allí. El certificado sustitutorio es un papel que en teoría garantiza la atención médica por un plazo de 90 días y sólo se puede solicitar una vez al año. Es muy frecuente que muchos emigrantes en países como Alemania lleguen sólo con ese certificado y en ocasiones se producen problemas de atención o cobros indebidos en el país de acogida. Además la sanidad no es pública en Alemania, por lo que toda persona que resida allí debe tener un seguro médico por el que pagará, como mínimo, 170 euros al mes, lo utilice o no. En caso contrario, al encontrar un trabajo deberá abonar las mensualidades retroactivas aunque anteriormente no haya tenido derecho a utilizar el servicio médico. Esto ocasiona muchos problemas porque hay gente a la que se le exigen varios miles de euros para los que contará, como máximo, con 12 mensualidades.

Los más vulnerables son quienes son sacados del sistema sanitario español al emigrar y tampoco cuentan con cobertura en Alemania. Para ese vacío legal el gobierno español todavía no ha establecido ninguna medida extraordinaria ni ha hecho declaraciones. Posterior al decreto se aprobó una “Ley de segunda oportunidad” para quienes retornasen, para que pudiesen reengancharse al sistema de salud español. Según Romero “la exclusión sanitaria ocasiona muchos problemas, ya que ni los propios trabajadores de las Oficinas de la Seguridad Social saben bien cómo se aplica y a veces se deja sin cobertura a gente que tiene derecho a ella. Además este decreto no redujo tanto el gasto en Sanidad y dejó excluidas del sistema a miles de personas”, sentencia.

Pablo Iglesias también habló de la Unión Europea, de la que dijo que “no pasa por su mejor momento y no lo digo yo, lo dice el papa Francisco. Lo que hizo que mucha gente quisiera formar parte de la UE era una promesa de prosperidad. Pensamos que se hicieron mal algunas cosas, que el Tratado de Maastrich no funcionó y un modelo de Unión Europea controlado por las élites alemanas se ha mostrado totalmente ineficiente e injusto para las poblaciones del sur de Europa. Además a nosotros se nos reserva poner copas a los turistas que vengan de las zonas más ricas. Necesitamos una Europa distinta y lo digo en la Puerta de Brandenburgo, que fue símbolo de muchas cosas, pero también del antifascismo”. Posteriormente reclamó una Europa “de los pueblos” en lugar de la Europa de los poderes financieros. “Es vergonzoso que una Europa que presume de ser un santuario de los derechos humanos y de los derechos sociales pueda excluir de la atención sanitaria a alguien que ha tenido que hacer el enorme sacrificio de buscarse la vida fuera”, dijo.

Podemos reivindica la eliminación del voto rogado

Otra de las reivindicaciones de Podemos es la eliminación del llamado voto rogado. “Es una tomadura de pelo, ha conseguido que se vote menos de nunca. Resulta sospechoso que cada vez que se pregunta a los exiliados españoles por su opción mayoritaria, ésta sea Unidos Podemos y que al mismo tiempo los partidos de la ‘Gran coalición’ no hagan nada para que se pueda votar desde el exterior. Hay mecanismos tecnológicos de sobra para ello, como votar simplemente con tu DNI en cualquier consulado. Eso se puede corregir en cuanto lleguemos al gobierno”, declaró Iglesias.

Sobre las amenazas a este diario, Pablo Iglesias comentó que “la APM no ha hecho ningún comunicado oficial respecto a este tema y no hemos visto los editoriales que vimos en los grandes medios cuando hicieron el comunicado sobre Podemos. Ojalá que cuando se producen amenazas probadas por una grabación que todo el mundo puede escuchar, algunos tuvieran el mismo interés en defender a esos periodistas amenazados. Nosotros hemos invitado a la APM a que presente las pruebas que tiene y creo que los hechos demuestran que en España hay amenazas permanentes a los periodistas y esas amenazas vienen de los mismos, vienen de ‘la trama’, de policías que han trabajado o trabajan en el Ministerio del Interior o de los partidos políticos de gobierno, que presionan para que los profesionales de los medios de comunicación no hagan su trabajo con libertad. Nosotros siempre vamos a estar con esos profesionales y con la libertad de expresión frente a una trama mafiosa que la coarta permanentemente”.

Más noticias en Política y Sociedad