Público
Público

El abogado de Puigdemont queda en libertad sin medidas cautelares tras declarar sobre blanqueo en la Audiencia Nacional

Gonzalo Boye desmiente que haya participado en una operación para justificar el origen de 900.000 euros incautados, tal y como le señala un arrepentido colombiano. Defensor del capo Sito Miñanco hasta hace dos semanas, la Fiscalía había pedido para él comparecencias quincenales en el juzgado o en una comisaría.

Gonzalo Boye, abogado de Carles Puigdemont y de Quim Torra, junto a su esposa, la letrada Isabel Elbal, a su llegada a la Audiencia Nacional para declarar como investigado por una causa de delito de blanqueo procedente del narcotráfico. EFE/Emilio Naranjo

JULIA PÉREZ

En libertad y sin medidas cautelares. El abogado Gonzalo Boye, uno de los defensores del expresidente catalán Carles Puigdemont, ha declarado durante media hora en la Audiencia Nacional para desmentir que él diseñara una operación para justificar el origen de 900.000 euros incautados en el aeropuerto de Barajas, tal y como le señala un arrepentido colombiano.

Defensor del capo Sito Miñanco desde 2015 hasta hace dos semanas, Boye ha explicado a la juez María Tardón cómo fue su asesoría jurídica sobre el origen de este dinero y la magistrada del Juzgado Central de Instrucción 3 ha acordado su libertad sin medidas cautelares.

La Fiscalía Antidroga había solicitado que se le impusiera obligación de comparecer quincenalmente en sede judicial o policial, pero sin solicitar una prohibición de abandonar el país.

Boye, que continúa como imputado por blanqueo de dinero porcedente del narcotráfico, ha explicado a la magistrada que fue contratado por cinco clientes para asesorarles sobre el rescate de 900.000 euros incautados en el aeropuerto de Madrid-Barajas el 6 de febrero de 2017 y que iban ocultos en sus equipajes con destino a Bogotá (Colombia).

Su asesoría consistió en ayudarles a reclamar este dinero al Servicio Ejecutivo de la Comisión de Prevención del Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias (Sepblac) con la documentación aportada por sus clientes para demostrar un origen lícito del dinero, según fuentes presentes en su interrogatorio. 

La documentación aportada ante el Sepblac por sus clientes consistía en unos pagarés basados en 15 préstamos. 

En cambio, el colombiano M.A.P.S., sostiene ante la juez Tardón que Boye “nos dice que tiene la manera de justificar esos pagarés y él se inventa los contratos de los préstamos”, según el audio de la declaración a la que ha tenido acceso Público.

Este imputado ha permanecido año y medio en prisión preventiva, desde que fue detenido en la desarticulación de la red del capo José Ramón Prado Bugallo, Sito Miñanco, dentro de la Operación Mito que se saldó con 43 detenidos y 5 toneladas de droga incautadas. Tres días después de revelar la vinculación de Boye este colombiano quedó en libertad provisional.

El 'arrepentido' reconoció a la juez y al fiscal antidroga Ignacio de Lucas
que fue contratado para transportar los 889.470 euros incautados a Colombia y que los mandó a través de familiares.  En concreto, a través de su entonces pareja, A.M., los padres de esta última (E.M. y B.M.), así como M.G.R. y J.L.C.

El letrado aportó su documentación

Son estos cinco sancionados por Hacienda por falta grave los que contrataron a Boye, según la versión del letrado aportada en su declaración. Y fue el propio abogado el que aportó a la Audiencia Nacional el expediente del Seplac un año después, cuando la Policía detuvo a sus clientes Sito Miñanco y Luis Enrique Arango en la Operación Mito y les atribuyó la propiedad de dicho dinero.

El colombiano 'arrepentido' explicó a la magistrada que Boye asistió a varias reuniones junto a Arango y Sito Miñanco. La compra de los pagarés para justificar el dinero incautado implicaba un pago de 100.000 euros. En presencia de Boye se acordó que Sito Miñanco le prestaría el dinero, siempre según su versión. Él mismo debía pagarlo ya que "me entregaron el dinero a mí y se lo incautaron a mi familia y yo no entregué el dinero donde tenía que entregar".

El letrado Boye ha desmentido ante la magistrada que participara en reuniones en su despacho para diseñar el plan destinado a justificar el origen de este dinero.

Sí que ha reconocido una reunión el 28 de junio de 2017 con sus cinco clientes, entre los que no se encuentra M.A.P.S., para abordar la respuesta recibida del Sepblac: que los pagarés ya habían sido utilizados con antelación.

La pieza secreta de la Audiencia Nacional en la que ha declarado el letrado fue abierta en 2018. Es una investigación patrimonial en la que se investigan los delitos de blanqueo de capitales, organización criminal y falsedad documental. 

Gonzalo Boye ha sido el abogado defensor de Sito Miñanco y Luis Enrique Arango desde el año 2015 hasta hace dos semanas.

Boye tiene previsto asesorar a Puigdemont el próximo 29 de octubre en la vista por la orden europea de detención y entrega solicitada por el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena a la justicia belga, tras la sentencia del 'procés' que condena por sedición y malversación a la cúpula del proceso independentista.

Boye cree que su imputación "no debería" tener que ver con Puigdemont

Por otro lado, en declaraciones a los medios de comunicación, tras comparecer ante la magistrada de la Audiencia Nacional, Boye ha afirmado que su imputación "no debería" tener que ver con la defensa de Puigdemont. 

"Creo que no debería ser así y creo que la propia decisión de la juez deja muy claro que ella no considera que haya ningún tipo de razón para limitar mi ejercicio profesional ni de movimiento y en ese sentido estamos muy contentos también", ha celebrado.

También ha asegurado que la gente "puede disparar lo que quiera" contra él, pero "lo que no van a encontrar es ningún indicio de criminalidad, porque no lo hay".

Más noticias de Política y Sociedad