Público
Público

Accidente de Angrois La comisión del Congreso que investiga el accidente de Angrois se dará hasta principios de 2019 para acabar sus trabajos

Además, también han pactado que a partir de ahora cada sesión incluya al menos tres comparecencisa y se pedirá al juzgado la grabación de las declaraciones del maquinista justo tras el accidente.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Imagen de archivo del accidente de tren en Angrois / EUROPA PRESS

La comisión de investigación del Congreso sobre el accidente del tren Alvia ocurrido en el barrio compostelano de Angrois en julio de 2013 ha acordado este miércoles solicitar a la Mesa de la Cámara Baja la prórroga de sus trabajos, que concluyen el próximo octubre, durante cuatro meses más.

Al inicio de la comisión, su presidente, Feliu-Joan Guillaumes, ha preguntado a sus integrantes si estaban de acuerdo con esta propuesta de prórroga, algo ante lo que se han mostrado favorables todos ellos.

Además, también han pactado que a partir de ahora cada sesión incluya al menos tres comparecencias y se ha fijado el día 3 de octubre, aprovechando que no habrá Pleno en el Congreso, para celebrar una sesión con un total de cinco comparecencias —tres por la mañana y dos por la tarde—.

También se pedirá al juzgado la grabación de las declaraciones del maquinista justo tras el accidente, extremo que provocó una discusión entre el portavoz de ERC en la comisión, Gabriel Rufián, y Gillaumes por reproducir el primero dichas declaraciones con su móvil cuando el resto de integrantes de la comisión habían decidido que no se escuchasen por encontrarse judicializadas.

En la sesión de este miércoles ha comparecido la asistente técnica Beatriz Sierra, experta en el Sistema Europeo de Gestión del Tráfico Ferroviario (ERTMS, por sus siglas en inglés), y ha admitido que desconoce si el accidente del tren Alvia de la serie 730 se habría evitado en el caso de estar activo este sistema.

Renfe envió un año antes del accidente de Santiago una carta a Adif para solicitar la desconexión del sistema ERTMS porque estaba generando retrasos y, a pesar de que se preveía que estaría de nuevo en marcha tras paliar algunos errores, en julio de 2013, cuando se produjo el accidente que acabó con la vida de 80 personas, aún no estaba en funcionamiento.

Tal y como ha detallado Sierra, operaba el sistema de Anuncio de Señales y Frenado Automático (ASFA), del cual ha dicho que es "completamente seguro" siempre que no se excedan los 200 kilómetros por hora. Según ella, hasta los 140 kilómetros por hora no es necesario un sistema de seguridad de este tipo, el ASFA funciona hasta los 200 kilómetros por hora y el ERTMS, "un sistema de supervisión continuo, más moderno y el estándar europeo", hasta los 350 kilómetros por hora.

No obstante, ha garantizado que no puede realizar un análisis técnico que determine si la desconexión del ERTMS de los trenes 730—este sistema opera tanto en el tren como en las vías— fue determinante en el accidente.

Sierra ha insistido en que ella solo participó en las pruebas complementarias—las cuales no exige la normativa europea— del sistema ERTMS en algunos puntos del recorrido y en trenes 121 y 730, pero que su especialidad no es la seguridad, cuyo estudio realizó un departamento específico de Ineco, la empresa en la que trabaja y que hizo tanto los estudios de seguridad como las referidas pruebas complementarias.

Más noticias en Política y Sociedad