Público
Público

Acuerdo PSOE-UP Los ayuntamientos podrán contener y hasta bajar los contratos de alquileres en las zonas donde se disparen los precios

Así lo recoge el acuerdo alcanzado por los socios del Gobierno de coalición, que se concretará en una nueva Ley de Vivienda que debe haber sido aprobada por el Gobierno en un plazo de tres meses, y que llegará al Congreso en cuatro.

El vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias (d) conversa con la ministra de Igualdad, Irene Montero (c) y el ministro de Transportes, José Luis Ábalos (i) antes del comienzo del desfile terrestre. /Europa Press
El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos. EFE

manuel sánchez / alejandro lópez de miguel

"En las zonas de mercado (de alquiler) tensionado, en función de los índices de referencia, se establecerán mecanismos de contención o, eventualmente, bajada de los precios, tanto de los nuevos contratos como de los contratos existentes".

Esta será una de las medidas que deberá recogerse en la futura Ley de Vivienda, según el acuerdo alcanzado entre PSOE y Unida Podemos en la noche del lunes, que sirvió para desbloquear la negociación del anteproyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2021, y para garantizar su aprobación en Consejo de Ministros, este martes. La otra condición sine qua non de Unidas Podemos para aprobar las Cuentas Públicas era introducir modificaciones que facilitasen el acceso al ingreso mínimo vital (IMV).

En función de sus índices de referencia, comunidades autónomas y ayundamientos podrán declarar zonas de "mercado tensionado·

La Ley de Vivienda, además, deberá habilitar a comunidades autónomas y ayuntamientos para que establezcan su propio índice de precios de referencia a partir del que elaboró en junio el Ministerio de Transportes. Y, en función de esos índices de referencia, una comunidad o un ayuntamiento podrá "declarar de forma objetiva y fundamentada en criterios técnicos, con carácter temporal y excepcionalmente", que una zona urbana es de "mercado tensionado". Y ahí es donde se pueden aplicar los mecanismos de contención.

Pero, además, en relación con la información que se obtenga por ese sistema de índice de precios de alquiler, también "se contendrán las subidas injustificadas en los nuevos arrendamientos, tomando como referencia el precio del contrato del arrendamiento anterior y acotando los incrementos permitidos a las situaciones que se contengan en la Ley de Vivienda".

También se articularán mecanismos para contener las subidas injustificadas

Pero, el principal compromiso en relación a esta norma, y que desbloqueó la presentación de los Presupuestos, es que esta Ley de Vivienda debe estar elaborada en un plazo máximo de tres meses, y se presentará en un máximo de cuatro meses. El objetivo es que pueda entrar en vigor antes del verano.

La negociación sobre el precio de los alquileres no llegó hasta la recta final de la elaboración de los Presupuestos, pero Unidas Podemos hizo de esta cuestión un tema irrenunciable, con el que llegó hasta a amenazar con retrasar la aprobación de las Cuentas Públicas. La semana pasada, varias formaciones parlamentarias que forman parte del bloque de investidura rubricaron un comunicado exigiendo la regulación de alquileres, que además es un compromiso plasmado en el acuerdo de coalición-

En el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana que dirige José Luis Ábalos, se ve el acuerdo alcanzado como positivo y, además, se apunta que lo acordado se ajusta al planteamiento que se tuvo desde el principio para la elaboración de esta nueva ley. "Básicamente, era lo que íbamos a hacer", dicen desde el Ministerio.

Más noticias de Política y Sociedad