Público
Público

Acuerdo por la Reactivación Económica y el Empleo Sánchez insiste en que habrá una reforma fiscal y los empresarios le piden que no suba impuestos

La firma del acuerdo por la reactivación económica abre las mesas de diálogo social, que incluye abordar la reforma laboral.

Gobierno y agentes sociales escenifican hoy en La Moncloa la firma de la prórroga de los ERTE hasta el 30 de junio
Imagen del último acuerdo firmado entre el Gobierno y los agentes sociales en La Moncloa para prorrogar los ERTE hasta el 30 de septiembre. EFE

manuel sánchez / alejandro lópez de miguel

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, insistió este viernes en que está dispuesto a abordar una reforma fiscal "que debe llevar aparejada la justicia social", mientras que los representantes de la CEOE y CEPYME le pidieron que no suba los impuestos a la grandes empresas porque, en su opinión, perjudicará la recuperación económica. 

Todo ocurrió en el acto de la firma de Acuerdo por la Reactivación Económica y el Empleo, celebrado este viernes en los jardines del palacio de La Moncloa, entre el Gobierno y los agentes sociales.

Sánchez, que ya anunció el jueves una subida de impuestos a las grandes empresas y a las rentas mas altas, reiteró su compromiso. "Tenemos que salir con una mayor cohesión social que debe llevar aparejada una reforma fiscal", insistió en su intervención.

Sin embargo, para el presidente del CEPYME, Gerardo Cuerva, esta subida de impuestos, aunque sólo afecte a las grandes empresas, es un grave error porque, según dijo, afectará también a las pequeñas empresas, "y puede lastrar el crecimiento". dijo.

De la misma opinión es el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, que aunque hizo un discurso muy constructivo y en favor del acuerdo alcanzado, dirigiéndose directamente a Sánchez afirmó: "No compartimos, presidente, el planteamiento fiscal. No es el momento".

El acuerdo firmado entre el Gobierno y lo agentes sociales contiene objetivos muy genéricos, pero conlleva la reapertura de todas las mesas de diálogo social que quedaron paralizadas como consecuencia de la crisis sanitaria, entre las que se incluye la llamada mesa por el empleo y el diálogo social, que debe abordar la reforma laboral.

Será en estas mesas donde se concreten las medidas a tomar en los ámbitos recogidos en el acuerdo como la regulación del teletrabajo, la economía circular y verde, el pacto por la Industria, la digitalización de la economía o  la modernización de las políticas activas de empleo. 

Sánchez hizo especial hincapié en estas mesas de diálogo social porque, en su opinión, es donde "tenemos que lograr que se cree el mayor empleo posible", afirmó.

Satisfacción en los sindicatos

Los representantes de UGT y CCOO, Pepe Álvarez y Unai Sordo, respectivamente, pusieron en valor el acuerdo alcanzado y el líder del sindicato ugetista llegó a reconocer que "nunca en la historia de este país se ha hecho un esfuerzo así", dijo.

Pero ambos dirigentes sindicales indicaron que aún queda mucho camino por recorrer y pidieron la movilización de los recursos públicos para potenciar la reactivación económica, y Sordo puso sobre la mesa la necesidad de "corregir un modelo laboral y salir de la precarización de la contratación temporal y el despido". Además, el líder de CCOO abogó por implantar "una mejor política fiscal".

Más noticias de Política y Sociedad