Público
Público

Podemos acusa al PSOE de utilizar la investidura como el primer mitin de la precampaña electoral

Íñigo Errejón critica que el presidente del Congreso, el socialista Patxi López, solo haya programado una intervención de Pedro Sánchez para el primer día del debate de investidura, sin posibilidad de réplica de los demás grupos, que hablarán el día siguiente

El portavoz de Podemos en el Congreso, Íñigo Errejón, durante la rueda de prensa que ha ofrecido hoy tras la reunión de la junta de portavoces. EFE/Ballesteros

EFE

MADRID.- El portavoz de Podemos en el Congreso, Íñigo Errejón, ha advertido hoy al PSOE de que para poder sacar adelante la investidura de Pedro Sánchez y conformar gobierno debe asumir que necesita "socios y no figurantes".

Si eso ocurre, según ha dicho Errejón en rueda de prensa tras la reunión de la junta de portavoces, Pedro Sánchez puede ser presidente en cuanto se produzca el primer debate de investidura.

Errejón ha admitido el derecho del PSOE a mantener conversaciones con todas las fuerzas políticas, pero ha insistido en que la única posibilidad de constituir un gobierno de cambio está en las mesas de negociación a cuatro con los partidos de izquierda abiertas ayer y la reunión bilateral que hoy mismo mantendrá los equipos negociadores de socialistas y Podemos.

Errejón cree que no es "sano" que el primer debate de investidura se produzca "en diferido" y ve una "señal" de que los socialistas preparan un "plan B" junto a Ciudadanos

"El portavoz de Podemos ha criticado que el presidente del Congreso, Patxi López, haya adelantado al día 1 de marzo el debate de investidura pero sólo haya incluido ese día la intervención de Sánchez en lo que -ha dicho- será "una especie de debate en diferido", en el que el candidato socialista no tendrá contestación del resto de los grupos hasta el día siguiente. Lo ha comparado con un mitin de precampaña. 

Aunque Podemos está de acuerdo en que se adelante la sesión, Errejón cree que no es "sano" que el primer debate de investidura se produzca "en diferido" y ve también una "señal" en el apoyo de PSOE y Ciudadanos a esa propuesta del presidente que lleva a pensar, ha añadido, que los socialistas preparan un "plan B".

"Nosotros no tenemos un plan B, la única posibilidad de que Sánchez sea presidente de un gobierno de cambio y de coalición es que asuma que hay que dar un giro de 180 grados a las políticas del PP y que asuma que cuando uno tiene 90 escaños y quiere hablar con otros debe solicitar socios y no figurantes", ha subrayado.

Más noticias