Público
Público

Adelante Andalucía denuncia que Vox pide datos oficiales "vinculados a su actividad lucrativa, con la que se están forrando"

Antonio Maíllo dice que el grupo de ultraderecha "hace peticiones gamberras para que todo el mundo hable de ellos, pero son unos impresentables".

Antonio Maíllo, portavoz de Adelante Andalucía, interviene en la sesión de control. PARLAMENTO DE ANDALUCÍA

EUROPA PRESS

El portavoz parlamentario de Adelante Andalucía y líder andaluz de IU, Antonio Maíllo, ha criticado este miércoles que ocho de los doce diputados de Vox hayan pedido compatibilizar sus escaños con la actividad profesional que desempeñan, toda vez que les ha llamado "patriotas del taco" y les ha reprochado que pidan datos en el Parlamento "que están vinculados a su actividad lucrativa, con la que se están forrando".

En rueda de prensa, al hilo de que Vox haya dicho que está dispuesto a pedir la titulación de los trabajadores de violencia de género en vez de nombres y apellidos, Maíllo ha criticado las peticiones que hace este partido "para llamar la atención".

"Hacen peticiones gamberras para que todo el mundo hable de ellos pero son unos impresentables", ha sostenido antes de advertir de que "o son unos ignorantes que van de listos pero no tienen ni idea de cómo funciona el Parlamento, o son muy listos para saber cómo tienen que tocar las teclas para seguir siendo el eje vector del discurso político en Andalucía".

En este sentido, Maíllo ha apuntado que en la tarde de este miércoles la Comisión del Estatuto de los Diputados decidirás las compatibilidades que han reclamado los parlamentarios en esta legislatura, un total de 17 de todo el arco parlamentario, y ahí "valoraremos las actividades de algunos que piden datos vinculados a su actividad profesional".

"Hablamos de las tonterías que dicen algunos y no de cómo piden datos para su actividad profesional, ese es el meollo, son patriotas del taco", ha apostillado el dirigente de la coalición de izquierdas en alusión a Vox.

Tras avisar de que en esta legislatura se produce un aumento "significativo" de los parlamentarios que han pedido la compatibilidad de sus cargos con sus profesiones, Maíllo ha considerado que la Ley Electoral andaluza requiere de una actualización para adaptarse a este nuevo escenario.

Además, desde Adelante ven "injusto" que el criterio a la hora de establecer compatibilidades con la actividad privada sea "más laxo" que con el desempeño de labores en el sector público pues, a su entender, "se piden compatibilidades para actuaciones privadas de las que la proyección como diputado le puede generar un lucro indirecto a la empresa o negocio del que se participe".

"Hay un agujero ahí importante porque puede ocurrir que si se conceden incompatibilidades haya gente que se vaya a forrar indirectamente gracias a la proyección pública que le supone su trabajo como parlamentario aunque formalmente pueda cumplir la compatibilidad por la no existencia de lucro o ganancia directa de la actividad que desarrolle", ha manifestado Maíllo que cree que "se abre una ventana de oportunidad de gente que va a especular con el cargo de diputado para forrarse".

Más noticias de Política y Sociedad