Público
Público

Adelanto electoral Sánchez afronta las elecciones anticipadas sin la mochila de Catalunya y con el programa de todo lo que no pudo hacer

Los socialistas respiran aliviados de que a la derecha se le ha caído el discurso de la sumisión ante los independentistas. El líder del PSOE arrancará la precampaña este sábado en Sevilla con estos dos mensajes, que serán su hoja de ruta electoral

Publicidad
Media: 4
Votos: 4

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante el debate de totalidad de los presupuestos en el pleno del Congreso. EFE/Kiko Huesca

El PSOE ya está en clave electoral, y tiene clara la hoja de ruta de la campaña electoral, que el mismo miércoles se empezó a visualizar claramente en las redes sociales por los comentarios que vertían los principales dirigentes del partido.

Un primer mensaje que el PSOE está haciendo circular es que ha quedado nítidamente claro que el Gobierno no estaba sumiso ante los independentistas, y que se ha mantenido firme en sus principios de que el conflicto de Catalunya hay que afrontarlo desde el diálogo, pero dentro de la legalidad.

El presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, fue quien más claro dijo lo que había pasado: “¿Dónde estaba el pacto secreto con los independentistas? Algunos que han insultado al presidente deberían pedirle perdón”. Pero en esta línea se expresaron la propia presidenta del PSOE; Cristina Narbona (”No más mentiras, el Gobierno Socialista no ha cedido a ningún chantaje”); el secretario general del Grupo Socialista, Rafael Simancas (”Catarata de embustes. Ni se negoció la autodeterminación, ni hubo mediador internacional, ni se interfirió en la Justicia”) y numerosas parlamentarias como María Luis Martínez Seijo o Pilar Cancela.

Y es que los socialistas respiran aliviados de no ir a las elecciones con la "pesada mochila" de Catalunya y el discurso de la derecha de haber cedido a las pretensiones independentistas, un discurso que por mucho que desmintieran los hechos estaba calando entre los ciudadanos. "Nos hemos quitado un peso de encima y ahora respiramos con alivio", afirmó a Público una diputada extremeña.

El Gobierno, además, cree que se seguirá abriendo paso el camino del diálogo dentro de la Constitución y que es la salida que cuenta con el mayor respaldo de la sociedad para afrontar el conflicto catalán, una idea que se cree que tiene buena acogida en Catalunya y, por supuesto, mucho mejor que la aplicación inmediata del artículo 155 como propugnan PP y Ciudadanos.

El segundo mensaje, también claramente divulgado en las redes sociales, es en lo que se quería hacer y no se ha hecho por falta de apoyo parlamentario. Una catarata de mensajes sobre lo que se ha dejado de hacer por no aprobarse los Presupuestos Generales del Estado fue repetida una y otra vez por los máximos dirigentes del PSOE, tanto a nivel general, con las inversiones concretas que se han perdido en las distintas comunidades autónomas.

Así, José Luis Ábalos recordó que los presupuestos destinaban el 57% a políticas sociales: diputados catalanes se recrearon en los datos de lo que pierde Catalunya por el bloqueo independentistas y el parlamentario del PSC José Zaragoza no dudó en recordar que “con su voto Rufián, Puigdemont y Torra han hecho que gane Casado y Rivera”.

Y, todo lo que no se ha hecho, será lo que constituya la columna vertebral del programa electoral con el que los socialistas se presentarán a las próximos elecciones, con el compromiso de llevarlo a la práctica si en esta ocasión tienen una mayoría suficiente para hacerlo.

Estos dos mensajes constituirán, a buen seguro, la intervención del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el acto que tiene previsto celebrar este sábado en Sevilla, en el que estará acompañado por la secretaria general del PSOE de Andalucía, Susana Díaz, y que supondrá el pistoletazo de salida de la campaña electoral que se avecina.

Más noticias en Política y Sociedad