Público
Público

Agresiones racistas Ayuso vincula la agresión racista a una pareja en el Metro de Madrid a la drogadicción en la juventud

La presidenta madrileña ha comentado que lo que "al principio parecía una cuestión racista, en el fondo no lo es", y que "laintegración hispanoamericana es una realidad".

La presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, durante su intervención en el debate sobre el estado de la región, este lunes en la Asamblea de Madrid, con el que se reabre el periodo de sesiones, en un momento en el que el PSOE alienta de nuevo la posibilidad
La presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, durante su intervención en el debate sobre el estado de la región, este lunes en la Asamblea de Madrid. EFE/Juan Carlos Hidalgo

PÚBLICO

Isabel Díaz Ayuso, la presidenta de la Comunidad de Madrid, ha comentado el vídeo que se ha popularizado en redes durante la última semana en el que se puede observar una agresión racista por parte de tres jóvenes que insultan y escupen a una pareja de origen latinoamericano. La presidenta, lejos de condenarlo, ha explicado que "aunque al principio parecía una cuestión racista, en el fondo no lo es", y ha señalado como culpables a las drogas y las nuevas tecnologías.

La presidenta asegura que "la inmigración hispanoamericana es una realidad", y muestra una profunda preocupación por el entorno de las agresoras. "¿Qué les pasa a esas chicas? ¿Descomposición familiar? ¿Drogas?".

Ha aprovechado la reflexión para anunciar que se trabajará en un plan para combatir "viejas y nuevas drogas", refiriéndose también a las nuevas tecnologías, que son "caldo de cultivo de violencia y marginación a edades muy tempranas".

Ayuso ha señalado que "el compromiso del Gobierno regional con el futuro de los niños y los jóvenes es absoluto", ya que sufren "otras pandemias latentes y también muy destructivas". Su compromiso en la lucha contra el racismo, sin embargo, no ha estado presente en el discurso.

Dos de las menores, de entre 15 y 16 años, han quedado en libertad sin medidas cautelares tras la difusión de los vídeos en los que llamaban "panchitos de mierda" a una pareja latina. La presidenta ha asegurado que gracias al "plan regional contra las drogas y otras adicciones" podrán enfrentarse a aquello "que les está robando la infancia y la adolescencia".

El día que se hizo viral la agresión, la presidenta intentó defender a las víctimas de la agresión racista, aunque por su selección de palabras le llovieron críticas e incluso llegaron a exigir la retirada del tuit. "Esa pareja de 'panchitos' está en su casa: Madrid", rezaba su 'condena'. 

Más noticias