Público
Público
Únete a nosotros

Referéndum del 1-O Alberto Garzón defiende que IU no puede reconocer los resultados del 1-O

El líder de la formación pide diálogo y condena la "reacción represora" del Gobierno, al que acusa de  no abordar el problema con "una actitud democrática", de utilizar "la represión y el autoritarismo" y de vulnerar "derechos fundamentales"

Publicidad
Media: 4.50
Votos: 8

Alberto Garzón, coordinador federal de IU. EFE

El líder de IU, Alberto Garzón, presenta el sábado ante la Coordinadora Federal de su partido un informe sobre Catalunya que condena la "reacción represora" del Gobierno, pide diálogo y defiende que no pueden reconocer los resultados del referéndum del 1 de octubre porque carece de garantías democráticas.

Según confirman fuentes de IU, esa es la posición que defenderá también el domingo en la asamblea de cargos públicos, parlamentarios y alcaldes organizada por Unidos Podemos en Zaragoza para pedir al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, la apertura de un diálogo que busque una solución política.

El borrador del documento que Garzón someterá el sábado al debate y votación de la Coordinadora Federal de IU antes de que fije una posición definitiva, acusa al Gobierno del PP de no abordar el problema con "una actitud democrática", de utilizar "la represión y el autoritarismo" y de vulnerar "derechos fundamentales".

"La vulneración de los derechos cometida por el Gobierno es gravísima y afecta a todos los ciudadanos"

"La vulneración de los derechos fundamentales cometida por el Gobierno de España es gravísima y afecta al conjunto de los ciudadanos y no sólo a una parte de la población catalana. La actitud del Gobierno es antidemocrática, irresponsable y reaccionaria", señala uno de los siete puntos del texto. Según el informe que presentará Garzón, el "conflicto político" histórico que existe en Cataluña requiere encontrar "una solución política" a través del diálogo, y la consulta convocada por el Govern de la Generalitat "tampoco resuelve el problema".

Hace hincapié en que el referéndum del 1 de octubre "carece de las garantías democráticas y políticas suficientes", en que "el proceso no apela a una parte considerable de la sociedad catalana" y que en la "hoja de ruta" de la Generalitat hay una notable "falta" de "contenidos sociales y de regeneración democrática".

"En consecuencia, no podemos reconocer los resultados del 1-O", afirma antes de apuntar como "mejor solución" una negociación "que contemple un proceso constituyente para construir un modelo de Estado federal", que reconozca que España "es plurinacional" y que la Constitución del 78 "está agotada".

Al igual que defiende Podemos, el documento de Garzón propone entender el 1-O como una "movilización" que puede servir como exigencia del derecho a decidir y como protesta por "las acciones irresponsables" del Gobierno.
En este sentido, el documento recoge la posición de IU en favor de convocar un referéndum efectivo, que facilite la participación masiva de la sociedad catalana, y que implique un debate serio y profundo sobre el modelo de Estado. Y su propuesta es "una República Federal solidaria (...) Por lo tanto, siendo una fuerza federalista reconocemos el derecho de autodeterminación de los pueblos, también del pueblo catalán; defendemos la celebración de un referéndum y nos comprometemos a trabajar para hacerlo posible", proclama.

Este es el texto del borrador del documento que analizará la dirección de IU

La situación catalana
Ante la convocatoria para el próximo 1 de octubre de un referéndum para la independencia en Cataluña y ante la reacción represora y autoritaria del Gobierno de España, en Izquierda Unida manifestamos:
1. En Cataluña existe un conflicto político de carácter histórico que requiere una solución política que sólo puede venir a través de la negociación y el diálogo. Además, entre los mecanismos democráticos disponibles debería incorporarse un referéndum pactado que permita a la sociedad catalana decidir sobre su futuro. El 80% de la sociedad catalana ha manifestado su interés en ejercer el derecho a decidir, y esto no puede ignorarse.
2. El Gobierno de España no está abordando este problema político con una actitud democrática. Por el contrario, está utilizando la represión y el autoritarismo. La vulneración de los derechos fundamentales cometida por el Gobierno de España es gravísima y afecta al conjunto de los ciudadanos del Estado y no sólo a una parte de la población catalana. La actitud del Gobierno de España es antidemocrática, irresponsable y reaccionaria.
3. La convocatoria para el 1 de octubre por el Govern de la Generalitat tampoco resuelve el problema, dado que carece de las garantías democráticas y políticas suficientes y además el proceso no apela a una parte considerable de la sociedad catalana. Además, constatamos cómo la hoja de ruta del Govern ha revelado también su falta de contenidos sociales y de regeneración democrática. En consecuencia, no podemos reconocer los resultados del 1-O.
4. Apoyamos la celebración de la asamblea de parlamentarios democráticos de todo el Estado, la cual exige una solución política y denuncia la represión del Gobierno como un retroceso gravísimo en las libertades.
5. Defendemos que la mejor solución al conflicto es una negociación que contemple un proceso constituyente para construir un modelo de Estado federal. Este horizonte constituyente es necesario porque nuestro país es plurinacional y porque la Constitución de 1978 está agotada como consecuencia de la ofensiva neoliberal de los últimos años. Necesitamos un nuevo modelo de convivencia que garantice los derechos humanos, algo imposible bajo el actual marco.
6. Entendemos que el 1-O, dadas las circunstancias, es actualmente una movilización que puede servir como exigencia del derecho a decidir y como protesta por las acciones irresponsables del Gobierno. En IU siempre hemos estado en las movilizaciones a favor del derecho a decidir. En consecuencia, creemos necesario que cada persona decida participar o no según su criterio personal.
7. Continuaremos trabajando con EUiA en las soluciones de este conflicto político. Desde IU consideramos que la convocatoria de un referéndum efectivo, que facilite la participación masiva de la sociedad catalana con posible expresión de las diferentes opciones y que implique un debate serio y profundo sobre el modelo de Estado, es la mejor solución para el ejercicio del derecho a decidir; nuestra propuesta es una República Federal solidaria. Por lo tanto, siendo una fuerza federalista reconocemos el derecho de autodeterminación de los pueblos, también del pueblo catalán; defendemos la celebración de un referéndum y nos comprometemos a trabajar para hacerlo posible.

Más noticias en Política y Sociedad