Público
Público

Así allanó Feijóo su aterrizaje en Madrid con ayudas millonarias a la prensa sacadas del presupuesto de la Xunta de Galicia

El líder del PP programó más de 3,5 millones de euros en subvenciones a empresas de comunicación cuando ya había anunciado su salida del Gobierno gallego e incluso estaba ejerciendo la Presidencia en funciones.

La secretaria xeral de medios, Mar Sánchez; presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo; y el director xeral de comunicación. / Xunta
Feijóo, con Mar Sánchez Sierra y con su ex director xeral de comunicación, en una imagen de archivo. / Xunta.

Quienes afirman que Alberto Núñez Feijóo es un gran gestor no se equivocan. El presidente del PP es un gran gestor, sí, pero de sí mismo y de su imagen pública. Su fama de líder moderado, dialogante y eficaz en el manejo del dinero público no se corresponde con la realidad de su acción política en Galicia, donde ha recortado los servicios públicos, triplicando la deuda y sin llegar a ni un sólo acuerdo con la oposición en sus trece años al frente de la Xunta.

Feijóo ha logrado construirse esa imagen porque durante sus años de Gobierno ejercií un férreo control sobre los medios, directamente sobre los públicos a través de la conversión de los servicios informativos de la Corporación de Radio Televisión de Galicia (CRTVG) en un órgano al servicio de su partido, e indirectamente sobre los medios privados mediante el uso discrecional de las ayudas millonarias a las empresas periodísticas de un reducido grupo de editores.

Desde que llegó a la Presidencia de Galicia hasta que se fue, les entregó 45 millones de euros en ayudas directas y convenios a dedo que condicionaban su línea editorial en su favor.

Cuando decidió irse a Madrid, y quizá consciente de que allí no contaba con el presupuesto de la Xunta para atraerse el favor del ecosistema mediático, destinó una buena cantidad de dinero público a seguir financiando a quienes le habían apoyado, le apoyan y, probablemente, le apoyarán.

Público se lo ha ido contando a sus lectores en los últimos meses. El siguiente es un resumen de esas crónicas:

2 millones programados para cinco editores

Feijóo anunció su intención de abandonar la Xunta y presidir el PP estatal el pasado 2 de marzo. El 7 de marzo, su secretaria xeral de Medios, Mar Sánchez Sierra, hoy secretaria de Comunicación del PP estatal, programó 2 millones de euros para repartir entre la prensa gallega. La convocatoria excluyó a Nós Diario, el único periódico en gallego de la comunidad.

En las convocatorias anteriores, la inmensa mayoría de los fondos se los llevaron cinco empresas editoras de los diez grandes diarios de la comunidad. Sólo La Voz de Galicia obtuvo más de 900.000 euros el año pasado, casi la mitad de todas las ayudas concedidas a radios, periódicos y digitales.

Discriminación de los medios en gallego

Los medios independientes y más críticos con los Gobiernos del PP en Galicia suelen quedarse sin ayudas o con cantidades testimoniales convocatoria tras convocatoria. De hecho, los que difunden información en gallego cuentan con 50 veces menos subvenciones que los que emplean casi íntegramente el español. Por si fuera poco, éstos se llevan, además de las anteriores, ayudas para el fomento del gallego. En los trece años que Feijóo presidió la Xunta, además de las partidas anteriores, fueron más de 3 millones de euros, que no han servido para que esas empresas incrementen el empleo de la lengua cooficial de la comunidad

315.000 euros para comprar periódicos afines

Entre el 7 y el 10 de marzo, cuando Feijóo ya hacía campaña para suceder a Pablo Casado, su conselleiro de Cultura, Educación e Universidade de Feijóo, Román Rodríguez, firmó otros diez convenios de colaboración con los mismos diarios y editores que se benefician mayoritariamente de las ayudas anteriores, para entregarles 315.000 euros destinados a adquirir ejemplares de periódicos en papel y distribuirlos en los colegios e institutos gallegos.

El programa, que se desarrolla desde hace años, pretende fomentar la lectura de prensa, aunque  los convenios contemplan un ejemplar por centro una vez a la semana -en los coles gallegos hay una media de 166 alumnos-.

1,2 millones para la prensa con sede en Madrid

Feijóo fue nombrado presidente del PP el pasado 2 de abril y dejó la Xunta el 30 de ese mes, pero siguió usando el dinero de la Xunta para allanar su aterrizaje en la política nacional. El 2 de mayo, cuando tanto él como su Gobierno ejercían en  en funciones, asignó otros 1,2 millones de euros a medios con sede en Madrid a través de la Axencia Turismo de Galicia, que concedió las subvenciones sin concurso público y con la presunta intención de que publicitaran el Xacobeo.

La Ley de Transparencia y Buen Gobierno de Galicia prohíbe a un Gobierno en funciones  "adquirir compromisos de gasto que no tengan la consideración de gasto corriente" ni adjudicar contratos "cuya estimación económica supere la cuantía de 150.000 euros". Varios de esos contratos superaban con creces esa cantidad.

Condiciones a la línea editorial

Además, los convenios, no sometidos a las normas de transparencia, concurrencia y control de la normativa de contratación pública, contemplaban condiciones para que esos medios publicaran la propaganda institucional del Xacobeo como si fuera información propia, con referencias expresas a los nombres de los periodistas más conocidos de cada uno de ellos y con el compromiso de obtener "reflejo editorial" de las promociones de la Xunta más allá de las inserciones publicitarias convencionales.

Más noticias