Público
Público

Almeida pica en una broma de humoristas rusos y aprueba devolver a refugiados ucranianos en España para combatir

El Ayuntamiento de Madrid tilda de "estafa múltiple de propaganda" el vídeo en el que se entrevista con un cómico ruso que se hizo pasar por el alcalde de Kiev.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, durante su entrevista falsa realizada por los humoristas rusos Alexéi Stolianov y Vladimir Kuznetsov.
El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, durante su entrevista falsa realizada por los humoristas rusos Alexéi Stolianov y Vladimir Kuznetsov.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida picó en una broma de dos humoristas rusos que se entrevistaron con él haciéndose pasar por el alcalde de Kiev, Vitali Klitscko. El encuentro por videollamada se grabó hace más de un mes, pero el vídeo de la conversación trascendió el pasado martes tras ser colgado en Internet.

Las imágenes muestran a Almeida hablando en inglés, de forma distendida y en aparente confianza sobre diferentes temas, y a lo largo del encuentro se muestra partidario de devolver a refugiados ucranianos en Madrid y España para que cumplan con su obligación legal de combatir en el frente si son llamados a filas por el Ejército de Ucrania en lugar de "relajarse en las playas españolas", y añadía que disponían de medios de transporte para realizar estas deportaciones si fuera necesario.

También aseguró que está a favor de "castigar a los bastardos rusos" cuando el alcalde impostor le habla de incautar bienes de ciudadanos rusos en Madrid. 

El vídeo dura algo más de 15 minutos y comienza con temas oficiales como la situación de los refugiados ucranianos o las decisiones adoptadas en la reciente Cumbre de la OTAN, pero poco después los humoristas le preguntan sobre su apodo, "carapolla", o sobre el vídeo en el que se ve al alcalde dar un balonazo a un niño en un acto oficial. La conversación cambia de tono y se corta la comunicación poco después del cuarto de hora.

Las respuestas se han viralizado en redes sociales y el Ayuntamiento de Madrid ha dado cuenta sobre el incidente, que califica de "estafa múltiple de propaganda rusa" la videollamada.

"Cuando se observó el tono y contenido de la llamada, además de cortarla, se puso una denuncia inmediatamente ante la Policía, que sigue investigando", han recordado a Efe fuentes municipales, que atribuyen los hechos a una "estafa múltiple de las herramientas de propaganda rusa".

El Ayuntamiento "no va a dar pábulo a ninguna de las estrategias desestabilizadoras de Rusia", añaden. El pasado 25 de julio, el Consistorio ya informó de que había puesto la denuncia y de que había alertado al alcalde de Kiev.

No es la primera autoridad que cae en la trampa de los cómicos rusos Vovan y Lexus. En las mismas fechas, ambos reconocieron a la televisión pública alemana ARD estar detrás de la serie de videollamadas a alcaldes europeos, entre ellos la de Berlín, Franziska Giffey, y los de Budapest, Varsovia, Viena y también Madrid, haciéndose pasar por el regidor de Kiev.

El dúo de humoristas, formado por Lexus y Vovan —Vladímir Krasnov, conocido también con el apellido Kuznetsov— ya anunció que iba a colgar en las redes las grabaciones en vídeo de todas sus "bromas".

Ya con anterioridad engañaron en llamadas similares a numerosas celebridades y políticos, entre ellos al primer ministro británico, Boris Johnson, y en 2017 en España a la entonces ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, a la que aseguraron ser miembros de Ministerio de Defensa de Letonia que advertían de que Carles Puigdemont era un espía ruso.

Más noticias