Público
Público
Únete a nosotros

La Almudena El PP se niega a condenar la profanación de las tumbas de La Pasionaria y Pablo Iglesias 

El socialista Ramón Silva asegura que PP y Cs "quieren evitar condenar delitos de odio bajo el gamberrismo".

Publicidad
Media: 1.50
Votos: 2

Cementerio de La Almudena./Europa Press

El PP de Madrid se abstiene de condenar la profanación de las tumbas de Dolores Ibárruri, La Pasionaria y Pablo Iglesias, fundador del PSOE. La decisión ha tenido lugar este martes en el Pleno de Madrid donde Ahora Madrid y el PSOE no han admitido la enmienda.

El socialista Ramón Silva ha asegurado que PP y Cs "siempre quieren unir todas las cuestiones que se les vienen a la cabeza para evitar reconocer a determinadas víctimas". "Quieren evitar condenar delitos de odio bajo el gamberrismo; si quieren traer la condena". Según ha declarado Silva, esta moción trata de rendir homenaje a Ibárruri y a Iglesias ante estos presuntos delitos de odio. 

El socialista ha indicado que según la investigación de la Delegación del Gobierno, "presuntamente las tumbas fueron atacadas por alguno de sus compañeros de la manifestación de Colón".

"Cuando se agita el discurso del odio siempre hay alguno que lo lleva hacia los extremos", asegura Ramón Silva

"Se han señalado como presuntos autores ultras de extrema derecha que, después de haber ido presuntamente a la manifestación de Colón se han ido al monumento de Los Caídos de la División Azul y allí se encontraron con que se había manchado el monumento con una A de anarca; al parecer de ahí, tras cantar el 'Cara al sol' y lanzar varios gritos se dirigieron al cementerio civil", ha explicado. "Esos vientos traen esas tempestades, porque cuando se agita el discurso del odio siempre hay alguno que lo lleva hacia los extremos", ha apuntado.

Para Silva, los atacantes son "intolerantes y nostálgicos de una España que no ha de volver". "Son nuevos fascistas organizados, y eso no lo podemos tolerar los llamados demócratas; siempre vamos a estar denunciando estos actos, pero no hagan un tótum revolútum", ha aseverado.

"Nuestro máximo respeto a todos los muertos"

El tercer teniente de alcalde, Mauricio Valiente, ha lamentado que esto no haya sido una declaración institucional. "No ha podido ser y lo lamento. No hay razón alguna para no mostrar el rechazo", ha indicado. También ha asegurado que "Iglesias representa la lucha por los derechos de los trabajadores" y que "La Pasionaria representa la dignidad de un pueblo, la defensa de la independencia nacional, y el ejemplo del 'No Pasarán", ha expresado a continuación.

"Nuestros caminos y fosas están repletas de malos españoles por pensar diferente", declara Mauricio Valiente

Considera el tercer teniente de alcalde que "este hecho también tiene una enorme gravedad por el contexto", ya que "se escuchan de nuevo contextos entre buenos y malos españoles por sus legítimas opciones políticas". "Qué gran error estas manifestaciones; camino seguro a las peores pesadillas. Nuestros caminos y fosas están repletas de malos españoles por pensar diferente", ha apostillado.

"Nuestro máximo respeto a todos los muertos", ha comenzado su intervención Silvia Saavedra, de Ciudadanos, quien ha apuntado que su formación condena "todos los actos de vandalismo". También los cometidos contra las estatuas de Antonio Flores, o contra tumbas de la familia Calvo-Sotelo.

Saavedra ha apuntado que "todos los muertos merecen el mismo respeto". "Están generando incitación al odio si distinguen a unos muertos de otros y la condena no es solo es suficiente", ha lanzado, para pedir a continuación "más medios y más seguridad" en el cementerio de la Almudena, con una superficie que es "dos veces el parque de El Retiro".

Desde el PP, Pedro Corral ha condenado a "los energúmenos que intentan ajustar cuentas con los muertos", y ha criticado que hayan "estirado el chicle de la alerta antifascista de Iglesias Turrión", lo que considera una "chusca manipulación de una manifestación democrática".

Así, para Corral detrás de los atacantes "solo hay odio, odio y odio". "No hay razón para justificar vandalismos ni para transigir el desprecio a figuras como Lola Flores. Todo es una expresión de odio e intolerancia, un efecto corrosivo. Aquí no estamos para elegir al energúmeno que nos parezca más o menos razonable", ha apuntado.

Más noticias en Política y Sociedad