Público
Público

Amenazas al alcalde de Cádiz: "Le deseo que le peguen un tiro en la boca por terrorista"

Podemos llama a los partidos a dejar los "ataques personales" y bajar el tono en campaña, "no con descalificaciones que luego desembocan en que en la calle la gente viva con mas virulencia estos desajustes"

Publicidad
Media: 2.64
Votos: 11

El alcalde de Cádiz, José María González, Kichi. EFE

MADRID / CÁDIZ .- El alcalde de Cádiz, José María González, Kichi, ha presentado este viernes una denuncia ante el Juzgado de Guardia por una amenaza de muerte que le ha llegado a través del correo electrónico del servicio de Atención al Ciudadano del Ayuntamiento de Cádiz.

En el correo electrónico, en el que figura el nombre del hipotético supuesto autor de la amenaza, se pueden leer: "Le deseo que le peguen un tiro en la boca por terrorista" y "te odio a muerte, sólo deseo verte muerto cuanto antes, canalla". El mensaje hace referencia a unas declaraciones del alcalde gaditano sobre Arnaldo Otegi, y se tilda a José María González de "canalla, sinvergüenza y proetarra".

El escrito también incluye literalmente la siguiente afirmación: "Bendito sea el día que naciste y bendito el día que mueras de la peor y más dolorosa forma". Ante esta amenaza, el regidor gaditano ha decidido poner el caso en manos de la asesoría jurídica del Ayuntamiento, que a primera hora de esta mañana ha presentado la denuncia en el Juzgado de Guardia de Cádiz.

Mensaje amenazante recibido por el alcalde de Cádiz, José María González, Kichi.

En un comunicado, el alcalde de Cádiz ha insistido en que rechaza "cualquier acto de violencia y de terrorismo", y que "jamás" utilizará "el dolor de nadie como elemento de campaña electoral". "En política no vale todo. No se puede seguir utilizando la barbarie terrorista y a las víctimas del terrorismo como arma arrojadiza", ha apostillado. "¿Se acuerdan de quién llamó a ETA Movimiento de Liberación Nacional? Aún no he escuchado a nadie del PP exigirle disculpas por ello a José María Aznar", ha apuntado el alcalde de Cádiz, en referencia al expresidente del Gobierno del PP.

Kichi cree que las amenazas obedecen a “campaña que hace la derecha más extrema, que intenta relacionar a los alcaldes del cambio con ETA”

José María González ha criticado al PP, un partido que, a su juicio, "se enzarza a la desesperada en una campaña electoral en la que está sembrando odio", una circunstancia "que luego termina convirtiéndose en insultos y en amenazas de muerte".

El edil gaditano cree que las amenazas obedecen a “campaña que hace la derecha más extrema, que intenta relacionar a los alcaldes del cambio con ETA”. "Esa gasolina que echan está germinando como auténticas semillas de odio”, ha señalado.

Mensajes de apoyo

La cúpula de Podemos ha arropado al alcalde gaditano y ha enviado mensajes en su apoyo a través de sus respectivas cuentas de la red social Twitter.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias,  ha mandado un abrazo al primer edil y le ha dicho que está orgulloso del gobierno de Cádiz y que "no lograrán callarnos". También ha apuntado que "lo que les preocupa es que vamos a ganar". La líder del partido en Andalucía, Teresa Rodríguez (que es la pareja de José María González) ha dicho que "no le tocan un pelo a mi alcalde" y que "la máquina del fango del PP con ETA, Venezuela y el hombre del saco ya no da miedo pero cultiva intolerancia".

Del mismo modo, el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, ha criticado las "mentiras" y la "campaña del miedo" del Partido Popular y ha recordado en un 'tuit' la pintada que apareció en su vivienda en Zaragoza tras las elecciones europeas celebradas en mayo de 2014, donde se vinculaba a la formación morada con ETA.

Por su parte,  la responsable de Análisis y Programa de Podemos, Carolina Bescansa, ha lanzado un llamamiento al resto de partidos políticos a "tranquilizarse" y rebajar el tono durante la campaña evitando las descalificaciones personales que hacen que la gente viva con más "virulencia" la confrontación.

"El clima político está cogiendo un tono que no tiene que ver con los contenidos programáticos de cada una de las formaciones que nos presentamos a las elecciones, sino con un tono de desautorización de descalificación del contrario y el adversario", ha dicho. Frente a ello, Bescansa ha abogado por un debate sosegado y de "confrontación de ideas", donde las diferencias tengan que ver con propuestas programáticas y no con ataques personales y descalificaciones que luego desembocan en que en la calle en que muchas veces la gente viva con mas virulencia estos desajustes".

"Esta forma de subir el tono expresa cierto nerviosismo. Es necesario bajar el tono, tranquilizarse, asumir que nuestro país está cambiando, que lo que ocurrió el 20-D no tiene vuelta atrás, que el sistema de partidos nuevos ha venido para quedarse", ha dicho Bescansa.