Público
Público

El futuro de Podemos Andalucía Podemos Andalucía busca "ponerse a punto" para estar a "disposición de la sociedad civil andaluza" y parar a la derecha

El partido clausura su conferencia política Horizonte 2023 en Mollina (Málaga)

Teresa Rodríguez, en Mollina (Málaga)

raúl bocanegra

Teresa Rodríguez manifestó este sábado en Mollina (Málaga), en la segunda parte de la conferencia política llamada Horizonte 2023, que el objetivo de su partido es “ofrecer la mejor alternativa a las derechas”. “Lo de hoy es una forma de ponernos a punto como organización para estar a disposición de la sociedad civil andaluza y hacer oposición al gobierno de las derechas en Andalucía”, agregó.

“La mayoría de la gente no fue a votar y no fue a votar porque el PSOE en los últimos años había generado desidia y falta de ganas por parte del pueblo. El reto que hay para Adelante y para Podemos es representar una alternativa ilusionante, que sea capaz de parar las políticas de derechas”, dijo la coordinadora del partido en Andalucía.

Rodríguez enumeró una serie de asuntos que le preocupan de los que tiene entre manos el Gobierno de PP y Ciudadanos, al que apoya la ultraderecha: “Un plan de rebajas fiscales a las grandes fortunas. Por otro lado, esa amenaza a las libertades públicas en Andalucía. Esa censura a la escuela, a la que mal llaman pin parental. Esa posibilidad de que los sanitarios denuncien a los inmigrantes en las consultas…”

Derechos de los niños

Luego, Rodríguez, a preguntas de los periodistas, abundó en su análisis sobre lo que hace el Ejecutivo andaluz. “El PP y Bendodo [Elías, el consejero de la presidencia] le doran la píldora a Vox, y Ciudadanos se encuentra en dificultades porque su electorado se entiende que es más liberal y más moderado. Espero que no hagamos el ridículo que ha hecho Murcia, donde se han dado cuenta de que es ilegal establecer mecanismos de censura a leyes educativas aprobadas en el ámbito autonómico y estatal”.

“Los derechos de los hijos y los niños están por encima. No podemos plantear que nuestros hijos no aprendan a escribir. De la misma manera, no podemos plantear que no se aprendan derechos humanos en la escuela. Igualdad de género. Si hacemos eso, ponemos en cuestión la felicidad de nuestros hijos a medio plazo. No. No está la libertad de los padres por encima de los derechos de sus hijos”, remachó Rodríguez.