Público
Público

andalucía Ciudadanos acusa al PSOE de Andalucía de no tener palabra y da por muerto el pacto

Juan Marín dice que el PSOE tiene miedo a las urnas y llevará el viernes a la Ejecutiva nacional de Ciudadanos, que tomará decisiones, un informe sobre “los incumplimientos” de los Acuerdos de Investidura. El PSOE responde que la actitud de Marín es "incomprensible"

Publicidad
Media: 2
Votos: 1

Susana Díaz y Juan Marín, en una imagen de archivo. - EFE

Juan Marín, el presidente de Ciudadanos en Andalucía, es un hombre de trato afable, de natural cordial. Un tipo formal, a quien le viene como anillo al dedo el título de la película de John Ford, el hombre tranquilo. Aunque en otras ocasiones a lo largo de esta legislatura se ha deslizado por el terreno de la crítica a la actividad del Gobierno andaluz, nunca como esta tarde en la rueda de prensa que ofreció en el Parlamento de Andalucía.

En ella, sin levantar la voz, firme, en su estilo moderado en las formas, acusó al PSOE de Susana Díaz de no tener palabra, de tener miedo a las urnas, de no querer cumplir en el apartado de regeneración democrática con el pacto de investidura que ambos partidos firmaron hace tres años y, con estas frases, lo vino a dar por muerto: “Hasta ahora hemos mantenido un acuerdo en el que hemos respetado al 100% todos los puntos que hemos firmado, y si estos incumplimientos del PSOE-A nos liberan de nuestras obligaciones de cumplir con nuestra parte, que entiendo que debe ser así, a partir de ese momento nos desvincularíamos de cualquier asunto que tenga que ver con lo firmado”.

Marín: "Si estos incumplimientos nos liberan de nuestras obligaciones, nos desvincularíamos de lo firmado" con el PSOE

Marín compareció un día después de que Díaz dijera que veía a Rivera “nervioso”, descolocado después de la llegada de Pedro Sánchez a La Moncloa, y manifestó que por la mañana se había celebrado una reunión de la comisión de seguimiento del pacto, en la que, dijo, el PSOE de Andalucía le había trasladado de manera clara, rotunda y sin ambages ni subterfugios, “a la cara”, que no estaban dispuestos a cumplir con esos acuerdos, lo que, dijo, provocó que Ciudadanos se levantase de la reunión.

Marín anunció que el viernes próximo habrá una reunión de la Ejecutiva nacional de su partido en Málaga, a la que llevará un informe sobre el grado de cumplimiento de los acuerdos de investidura, y que en ese encuentro, en el que estará Albert Rivera, se tomarán las decisiones pertinentes. “Los andaluces se tienen que sentir defraudados porque la palabra del PSOE no tiene ningún valor”, afirmó Marín.

A la legislatura en Andalucía le queda el último tramo, “el tiempo de descuento”, dijo Marín. Los comicios serán en la primavera de 2019, salvo que se produzca un adelanto electoral, que, ahora mismo, Susana Díaz tiene fácil, después de las andanadas de Ciudadanos.

Causas del desencuentro

El desencuentro entre Ciudadanos y el PSOE en Andalucía, que han compartido tres años de lo que se podría llamar como idilio político ha venido porque Ciudadanos -desde hace unos días- quiere impulsar sin falta la eliminación de los aforamientos y la reforma de la Ley electoral y, para ello, lo ha vinculado con un tema capital y que no tiene que ver con ello: la negociación de los presupuestos para 2019. O se impulsa la eliminación de los aforamientos de diputados y de los miembros del Gobierno andaluz, o Ciudadanos no se sentará a negociar el presupuesto.

El PSOE le ha respondido -también desde la semana pasada- que no, que eliminar los aforamientos de manera efectiva requiere de una reforma del Estatuto de Autonomía de Andalucía y, en consecuencia, de un referéndum. Y que, para ello, para llevar a cabo lo que pretende Ciudadanos, por tanto, no hay tiempo material antes de que acabe la legislatura.

O el PSOE impulsa la eliminación de los aforamientos de diputados o Ciudadanos no negocia el presupuesto

“¿Para qué no hay tiempo? ¿Es tarde para qué? Hay que iniciar el trámite para eliminar los aforamientos. Eso se hace en 20 segundos. No nos van a tomar el pelo. Y luego se envía al Congreso de los Diputados. Que me dejen de historias y de referéndum. Igual no quieren que vaya al Congreso, porque Pedro Sánchez no está de acuerdo”, dijo Marín. Con estas palabras, el presidente de Ciudadanos en Andalucía se conformaba, para negociar el nuevo presupuesto, con que se iniciase la tramitación de la reforma del Estatuto y se enviase a Madrid. Marín, al igual que Rivera ayer, puso como ejemplo a Murcia. Sin embargo, la reforma del Estatuto murciano está hoy atascada en las Cortes. No se han eliminado los aforamientos en esa Comunidad.

La presidenta Díaz dijo ayer que quiere agotar la legislatura, pero que para ello, se necesita estabilidad. “El PSOE habla de inestabilidad. Ya no habla de financiación autonómica. Ahora están a otros temas. ¿Qué inestabilidad si tiene presupuestos hasta final de año?”, dijo Marín.

Marín: "Cuando le pedimos al PSOE suprimir los privilegios, la respuesta es no es no"

El presidente de Ciudadanos resumió de esta manera la situación: “Ciudadanos ha sido capaz de echar a los expresidentes de la Junta Manuel Chaves y José Antonio Griñán para negociar la investidura, ha sido capaz de bajar los impuestos a los andaluces y eliminar de facto el impuesto de sucesiones y donaciones, pero cuando le pedimos cuentas al PSOE para cumplir con la supresión de privilegios y los chiringuitos, la respuesta que nos encontramos es: no es no”. “¿Qué teme el PSOE-A para no querer eliminar los aforamientos? ¿qué hay detrás?”, se preguntó de manera retórica Marín.

El presidente de Ciudadanos enumeró, además, varios puntos del pacto que no se han cumplido: la limitación de mandatos; la oficina contra el fraude; impedir que se produzcan puertas giratorias; una nueva ley andaluza de subvenciones; la ley de la Cámara de Cuentas, y la limitación de cargos de libre designación. “El PSOE quiere blindar su poder, y también sus estructuras y sus enchufados”, remachó.

Reunión "cordial"

Juan Cornejo, secretario de Organización del PSOE de Andalucía lanzó un comunicado poco después de la rueda de prensa de Marín en el que afirmaba que su actitud era "incomprensible". "La reacción de Ciudadanos carece de explicación desde el momento en que en la reunión de la comisión de seguimiento del pacto de investidura, celebrada a mediodía de hoy, ha estado marcada por la cordialidad e incluso Marín ha valorado el alto grado de cumplimiento del acuerdo", dijo Cornejo. “No entendemos esta salida de tono, que sólo puede responder a las presiones, las prisas y al nerviosismo de Rivera”, agregó el lugarteniente de Susana Díaz.

El PSOE tacha la rueda de Marín de "incomprensible" y de "salida de tono" que solo obedece al nerviosismo de Rivera

Cornejo insistió en que la exigencia de la supresión de los aforamientos no se puede abordar porque no hay margen de tiempo en este momento. “Más aún,  cuando requeriría de una reforma del Estatuto de Autonomía, de un amplio consenso de todas las fuerzas parlamentarias, porque no puede circunscribirse a dos partidos y, por último, de un referéndum".

El dirigente socialista añadió que el PSOE “nunca ha engañado a la gente en aquello que no se puede abordar, como la eliminación de los aforamientos, algo que en ningún lugar de España se ha hecho” y, al mismo tiempo, rechazó que se acuse al PSOE de negarse a la reforma: "Fue la presidenta de la Junta, Susana Díaz, quien manifestó estar de acuerdo en el fondo de la cuestión, pero manteniendo que no hay margen temporal, tal y como lo ha formulado Ciudadanos en este momento". En el próximo pleno del Parlamento se conocerán las conclusiones del grupo de trabajo sobre la Reforma Electoral que, según Cornejo, ponen de manifiesto que se requerirían modificaciones de la norma autonómica, estatal y del Estatuto de Autonomía.

Por último, Cornejo aseguró que “los temas de Andalucía se deciden en Andalucía, y sin interferencias de fuera de esta tierra". Cornejo dijo que Ciudadanos no atiende a los intereses de los andaluces y las andaluzas, sino que "se rinde al interés partidista y al nerviosismo de Rivera".