Público
Público

Andalucía Ciudadanos liquida el pacto con Susana Díaz y deja en el aire la legislatura en Andalucía

Juan Marín utiliza munición de grueso calibre contra la presidenta de la Junta y acusa al PSOE de huir cuando se habla de regeneración democrática. El PSOE andaluz replica que es una decisión "irresponsable" y critica los "nervios" de Albert Rivera

Publicidad
Media: 2.33
Votos: 3

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera (c); el secretario general, José Manuel Villegas (3i); el presidente y portavoz en el Parlamento andaluz, Juan Marín (2i); la portavoz en el Ayuntamiento de Madrid, Begoña Villacís (3d), entre otros, durante la reunión del Comité Ejecutivo Nacional. EFE/ Daniel Pérez

Juan Marín compareció al filo de las seis de la tarde en Málaga y anunció que Ciudadanos rompía el acuerdo de investidura firmado con el PSOE, que ha servido para aprobar los tres últimos presupuestos y para dar estabilidad a Andalucía, en medio de un ambiente de zozobra política en el resto del país. Con este paso de Ciudadanos, la legislatura en Andalucía queda en el aire, pendiente de la decisión que tome ahora, una vez que se ha quedado en minoría en la Cámara y tiene manos libres para convocar las autonómicas, la presidenta de la Junta, Susana Díaz, a quien el anuncio le cogió en Carcasona, Francia, en una reunión del comité de las regiones de la UE, en la que abogó por que el Fondo Social Europeo sea una garantía de convergencia y se ocupe del empleo juvenil y la inmigración. 

El presidente de Ciudadanos en Andalucía se puso el traje de tipo duro y arremetió con fuerza contra Díaz y contra el PSOE: “Han agotado la paciencia de Ciudadanos y de los andaluces. Cuando se trata de hablar de regeneración democrática el PSOE huye. Hoy nos sentimos liberados de esos compromisos que habíamos firmado por los incumplimientos de la señora Díaz”.

Marín trató de quitarse la responsabilidad del posible adelanto electoral

Marín -que salió en la rueda de prensa acompañado del secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas- se esforzó en dibujar un escenario en el que, por un lado la responsabilidad de la ruptura del acuerdo no es suya sino del PSOE porque, manifestó, no quiere saber nada del mismo una vez que la legislatura está llegando a su final y, por otro, porque tiene miedo de los problemas que le genera la corrupción de las etapas anteriores al Gobierno de Díaz. Además, Marín trató de quitarse la responsabilidad de un adelanto electoral, si es que este se produce, porque, dijo, hay presupuestos aprobados hasta final de año y, por tanto no hay inestabilidad.

“Ya veremos si Díaz alarga la legislatura o no. Espero que la legislatura se agote. Hay presupuestos hasta 2018. No hay excusa para adelantar, salvo el calendario judicial al que Susana Díaz le tiene miedo. En Andalucía no hay ningún motivo para adelantar las elecciones. Este miércoles va al parlamento un orden del día aprobado por unanimidad. ¿Cuál es la inestabilidad? ¿Dónde está la inestabilidad? ¿En que Susana Díaz no tiene mayoría absoluta? Entonces Pedro Sánchez tendría que convocar también”, afirmó Marín.

El relato de Marín

Este fue el relato que hizo Marín -a quien Albert Rivera, que ya lleva varios días en Andalucía con la situación bajo su control y hablará mañana, le dejó hoy todo el espacio- al respecto de la ruptura en la rueda de prensa. Así, dijo Marín: “Se ha elaborado un informe por parte del grupo parlamentario de Cs Andalucía después de la reunión del martes con el PSOE. En esa reunión el PSOE nos trasladó su falta de voluntad para cumplir los acuerdos firmados, especialmente los que tienen que ver con los de regeneración democrática. Informé a la Ejecutiva nacional de los incumplimientos, que tienen una relación amplísima. Se les va a entregar una copia del informe”.

El secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas (i), y el presidente y portavoz del partido en el Parlamento andaluz, Juan Marín (d), comparecen ante los medios de comunicación tras la reunión del Comité Ejecutivo Nacional de Cs. EFE/ Daniel Pérez

“Evidentemente, solo me quedaba elevar una propuesta a la Ejecutiva nacional, que todos los compañeros han respaldado. Nos lleva a plantear una situación que no queríamos. No queríamos llegar a un extremo como este. El PSOE ha roto el acuerdo por sus incumplimientos con Ciudadanos. Hoy más que nunca hay que poner en valor lo conseguido. No podemos tomarle el pelo a los andaluces. El PSOE ha defraudado a los andaluces, porque el PSOE y la señora Díaz se comprometieron a luchar contra la corrupción política. En definitiva, a hacer limpieza en una Comunidad azotada durante muchos años por la corrupción en muchas de sus instituciones”, añadió el presidente de Ciudadanos en Andalucía.

Marín: "Díaz solo le tiene miedo al calendario judicial y a la comisión de investigación de la Fundación Faffe"

Prosiguió Marín: “Entendemos que Díaz solo le tiene miedo al calendario judicial, a la comisión de investigación de la Faffe, del dinero que se gastaron en clubes de alterne. No se habló el pasado martes de nada más. Insisto y repito. El PSOE no tenía voluntad política de cumplir los acuerdos pendientes. Esto ha sido el relato que he podido compartir con mis compañeros de ejecutiva”.

“Díaz solo tiene que firmar la proposición de ley para eliminar los aforamientos. Después, esa decisión tiene que ir al Congreso y luego, se decide. Cuando ese proceso se termine es cuando hay que hacer el referéndum. No hay que reformar el Estatuto para reformar la ley electoral. No hay que reformar el Estatuto para poner en marcha una ley de subvenciones que acabe con las ayudas a los amiguetes. La señora Díaz se ha quedado sin argumentos, sin justificación. Los que cumplimos al 100% no somos los responsables de nada. El PSOE ha tenido 4 años para cumplir esos acuerdos”, remachó el presidente de Ciudadanos en Andalucía.

La respuesta del PSOE

El secretario de Organización del PSOE de Andalucía, Juan Cornejo, replicó a Marín, vía comunicado, poco después. Cornejo lamentó que Ciudadanos haya decidido “despreciar ahora su contribución a tres años y medio de estabilidad en Andalucía, tres años y medio de entendimientos y de logros, sólo y exclusivamente por la estrategia y el interés nacional de Albert Rivera”. A juicio de Cornejo, el presidente de Ciudadanos quiere utilizar Andalucía como “campo de batalla en su guerra por la derecha contra el PP y como campo de pruebas para medirse con Pablo Casado”.

Cornejo: "Nos parece una irresponsabilidad poner en peligro la estabilidad por nervios y razones partidistas"

Cornejo aseguró que “como todo el mundo sabe y hasta hace poco reconocía la misma formación de Ciudadanos, el grado de cumplimiento de los acuerdos que hemos alcanzado con ellos ha sido muy elevado y muy positivo en términos de estabilidad, creación de empleo, crecimiento económico y recuperación de derechos”. “Nos parece una auténtica irresponsabilidad poner en peligro todo eso por razones partidistas, por prisas, por nervios y, por supuesto, por razones ajenas a los intereses de los andaluces y andaluzas. Es una irresponsabilidad tomar decisiones despreciando los intereses de Andalucía”, agregó Cornejo.

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, durante su participación en una reunión del Comité de las Regiones de la UE, en la localidad francesa de Carcassone. EFE/ Robin Townsend

Frente a esta decisión de Ciudadanos, el PSOE de Andalucía, según sostuvo su secretario de Organización, “va a seguir trabajando en la misma línea, tal y como hemos hecho durante estos tres años y medio, porque nada ni nadie nos despista de nuestros objetivos: vamos a seguir trabajando por el empleo, la sanidad, la educación o la dependencia, en definitiva, por el bienestar de Andalucía. “Sin embargo, Ciudadanos se olvida de cerca de nueve millones de andaluces y andaluzas”, recalcó Cornejo.

Las excusas dadas por Ciudadanos para justificar su decisión, a su entender, no sólo “no se las cree nadie” sino que responden “a las prisas de Rivera”. “Lo que interesa en Andalucía se decide en Andalucía”, remachó Cornejo.