Público
Público
Únete a nosotros

Un año de cárcel para el documentalista que grabó en la Cripta de los Caídos de Pamplona: "Me condenan por hacer mi trabajo"

El juzgado de lo penal nº 3 de Pamplona condena a Clemente Bernad, autor del documental 'A sus muertos' a un año de prisión por "un delito de revelación de secretos". La jueza considera que el derecho a la libertad de información está supeditado al derecho a la intimidad de la Hermandad de Caballeros Voluntarios de la Santa Cruz, que celebra misas en la cripta del Monumento a los Caídos de Pamplona. Carolina Martínez ha sido absuelta. 

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 6

Juicio a Carolina Martínez y Clemente Bernad por revelación de secretos en Pamplona.- EUROPA PRESS

El documentalista Clemente Bernad, autor de la obra A sus muertos, ha sido condenado a un año de prisión y a pagar una multa de 2.880 euros por un delito de descubrimiento y revelación de secretos. El cineasta colocó una cámara y un micrófono ocultos en la cripta del Monumento a los Caídos de Pamplona con el objetivo de grabar a los miembros de la Hermandad de Caballeros Voluntarios de la Santa Cruz durante una de las misas que se celebran en este lugar con el más que probable fin de exaltar el golpe de Estado del 18 de julio de 1936. 

"Me condenan por intentar hacer mi trabajo de documentalista. He intentado hacer mi trabajo y la respuesta de la Justicia ha sido condenarme a un año de cárcel. Tengo una decepción enorme. Terrible. No puedo decir mucho más", señala Clemente Bernad, en declaraciones a Público

La sentencia del juzgado número 3 de Pamplona, que ha sido adelantada por eldiarionorte.es, señala que el derecho fundamental a la libertad de expresión e información no es absoluto y que está limitado por otros derechos fundamentales, como es el derecho a la intimidad de los miembros de la Hermandad. De hecho, la magistrada señala que ni la sospecha de que en la cripta se pudiera estar exaltando y haciendo apología del golpe de Estado de 1936 justifica la colocación de una cámara y un micrófono. 

"El derecho a la libertad de expresión y de libertad de información no es un derecho absoluto y tiene su límite en el derecho de los otros", señala el texto de la sentencia, que puede ser recurrida ante la Audiencia de Navarra. Bernad, no obstante, ha señalado a Público que ahora mismo están estudiando si recurrirla y que la decisión aún no está tomada. 

La Justicia sí ha absuelto a Carolina Martínez, compañera de Bernad en la realización de esta obra. La titular del juzgado considera que no se ha podido probar que Martínez participara en la colocación de la cámara y del micrófono en la cripta del Monumento a los Caídos de Pamplona. La Fiscalía pedía hasta dos años de cárcel para cada uno de los cineastas. 

La cripta del Monumento a los Caídos de Pamplona albergaba en su interior hasta hace apenas unos meses los restos de los generales golpistas Mola y Sanjurjo. La sospecha de los cineastas y de varias asociaciones memorialistas es que en el interior de la cripta los miembros de la Hermandad, que celebran misas periódicas, rinden homenaje a los protagonistas del golpe de Estado del 18 de julio de 1936 violando así la Ley navarra de reconocimiento y reparación moral de las ciudadanas y ciudadanos navarros asesinados y víctimas de la represión a raíz del golpe militar de 1936.

Cabe destacar que la Hermandad no es propietaria de la cripta, sino usufructuaria por voluntad del Arzobispado. Y que, además, la cámara y el micrófono estaban situados en un espacio de propiedad municipal separado de la cripta por unas rejas. 

¿Quiénes son los Caballeros Voluntarios de la Cruz?

La sentencia judicial protege el derecho a la intimidad de la Hermandad de los Caballeros Voluntarios de la Cruz. Pero, ¿quiénes son? Se trata de una organización fundada en 1939 por excombatientes requetés para “mantener íntegramente y con agresividad si fuera preciso, el espíritu que llevó a Navarra a la Cruzada por Dios y por España“. El objetivo de esta Hermandad cuando fue creada era conseguir una organización formada por caballeros que fuesen una “mezcla de guerrero y de monje”.

Según sus propias palabras, tal y como recoge Nueva Tribuna, encontraron “en Navarra y en varias capitales de España, un crecido número de excombatientes de todas las clases sociales”, hallando “en dicha Hermandad el estímulo necesario para mantener despierto, vivo como el primer día de la Cruzada, el apego fervoroso a aquellos ideales santos que les impulsaron a abandonar su hogar para defenderlos con las armas en la mano”.

¿Qué hacemos con el Monumento a los Caídos?

El periplo de Martínez y Bernad comenzó en enero de 2017 cuando en el marco de las jornadas ¿Qué hacemos con el Monumento a los Caídos, organizada por la asociación memorialista ZER Dilemas Urbanos y Derivas Ciudadanas, presentaron el documental A sus muertos. La cinta se estructura alrededor de seis preguntas sobre el monumento en el que los autores denuncian el desconocimiento de la ciudadanía sobre el significado del lugar, las 3.500 víctimas republicanas en Navarra y el papel de Sanjurjo y Mola en la represión.

El objetivo era, precisamente, reflexionar sobre un monumento que presumiblemente acoge cada mes acoge un acto de exaltación del golpe de Estado de 1936 y la dictadura bajo el amparo de la Iglesia católica y sobre su posible futuro. El propio Ayuntamiento de Pamplona mantiene abierto un concurso de ideas para ver qué hacer con el monumento una vez el Consistorio ha exhumado del lugar los restos de los dos generales golpistas.

Más noticias en Política y Sociedad