Público
Público

APOLOGÍA DEL FRANQUISMO "Un muerto como cualquier otro": así blanquean a Franco en las iglesias que rezarán por el dictador

La Fundación Franco anuncia que habrá 15 misas oficiales “por el alma del generalísimo”. En esos templos defienden incluir al jefe del régimen en el listado de fallecidos que serán nombrados. También incluirán a José Antonio Primo de Rivera.

Publicidad
Media: 2
Votos: 4

Varias personas realizan el saludo fascista a las puertas de la iglesia de San Francisco de Borja, donde el 20 de noviembre de 2018 se ofició una misa de exaltación del régimen franquista. ALEJANDRO TORRÚS

Dentro de la Iglesia San Torcuato de Zamora está a punto de suceder algo inédito. Cuando el reloj marque las 20.00 del día 20, el sacerdote comenzará a oficiar una misa en la que se nombrará a “Francisco y José Antonio” entre los difuntos por los que se pedirá descanso eterno. No dirán sus apellidos, pero en la parroquia saben de sobra que se trata de Franco y Primo de Rivera.

Este templo de estilo barroco figura en el listado de misas que manejan en la Fundación Nacional Francisco Franco (FNFF), donde se preparan para vivir el primer 20-N, aniversario de la muerte del dictador, con sus restos en Mingorrubio. Después de un tenso mes de octubre en el que se concretó la exhumación de la momia, ahora sus seguidores le recordarán mediante rezos.

En el listado oficial de la FNFF aparecen 15 misas, entre ellas la de Zamora. “Nos han solicitado que recemos por Francisco y José Antonio, y los incluimos en la lista de personas por las que rezamos, como con cualquier otra persona fallecida, en las mismas condiciones y circunstancias, sin nada especial”, añade el párroco, quien relata que la inclusión de Franco y Primo de Rivera en la misa ha sido solicitada “por un particular”. “Se ha hecho todos los años en otra iglesia que ahora mismo no tiene eucaristía por la tarde, así que han acudido a la más cercana”, explica.

En la catedral de Jaén confirman que “están apuntados Francisco y José Antonio, sin apellidos”. “Hoy, por ejemplo, se rezó por Pedro, y mañana por Francisco y José Antonio”, simplifica por teléfono uno de sus responsables, quien destacó que “no hay ninguna connotación política”. ¿Se puede entonces rezar por el alma de un tirano? “Sin ser muy cruel, le diré que hasta la persona más mala del mundo tiene derecho a una misa”, responde.

Los Franco tienen previsto ir a la parroquia de El Pardo, donde ya rezaron por Franco tras la exhumación y donde volverán a recordarle este miércoles a las 19.00. “Es una persona bautizada y creyente. Por tanto, su familia puede pedir la eucaristía por su eterno descanso”, sostienen fuentes oficiales de la Vicaría General de la Archidiócesis de Madrid.

El encargado de la parroquia Stella Maris de Zaragoza no se anda con medias tintas: allí nombrarán a Francisco Franco con su nombre y su apellido, “como nombramos a la mayoría de los difuntos”. “Todos los años encargan una misa por él, y todos los años la hemos celebrado y este también”, apunta. ¿Provoca esto algún tipo de dilema entre los religiosos o feligreses? “En absoluto. contesta-. Es uno más por el que se ofrece la misa y ya está”.

En el listado de misas elaborado por la Fundación Franco figura también el Convento de las Descalzas de Badajoz, la Iglesia de San Pablo de Gran Canaria o la parroquia de San José de la Montaña de Bilbao, a cargo de los Padres Agustinos. En la capital vizcaína incluirán al dictador en el rezo previsto para este miércoles a las 19.30.

“Cualquier cristiano puede pedir una misa”, afirman mientras tanto desde la Vicaría General de la Archidiócesis de Madrid, donde remarcaron que “tampoco pasa nada porque se nombre el apellido” del dictador durante las celebraciones eucarísticas.

"Exaltación de una dictadura"

No opinan lo mismo en la Asociación por la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH): sus responsables han remitido una carta a todas las diócesis españolas “pidiendo que no se celebren las misas católicas de exaltación del dictador Francisco Franco”, destaca la organización en un comunicado.

“Se trata de actos de exaltación de una dictadura que causó enormes daños a la sociedad española, que asesinó a miles de civiles que siguen todavía desaparecidos en fosas y cunetas”, afirma la entidad dirigida por Emilio Silva. En tal sentido, recuerda que el régimen franquista “también reprimió duramente a los homosexuales, para los que creó un campo de concentración, y a las lesbianas que eran internadas en centros psiquiátricos para ser tratadas con electroshocks”, al tiempo que “impidió a millones de personas ejercer sus libertades mínimas y las obligo exiliarse, a esconderse y a dejar de ser quiénes eran”.

“Después de más de 40 años transcurridos tras la muerte del dictador, en los que nuestra sociedad recuperó sus libertades, creemos que es hora de que la Iglesia Católica, tan bien cuidada por los distintos gobiernos de la democracia, debe retirar el palio con el que todavía cubre de honores la memoria de un sanguinario dictador”, añade.

De esos mismos honores hablaron el 20 de noviembre del año pasado en la iglesia madrileña San Francisco de Borja, donde el sacerdote llegó a exclamar que “la obra de Franco es insuperable”. En la puerta del templo, los devotos franquistas lanzaron vivas a la dictadura y cantaron el Cara al Sol. Este año están citados en al menos 15 iglesias de España.

Más noticias en Política y Sociedad