Público
Público

Aragón Defensa acusa a un militar activista de meterse en política para expulsarlo

La Delegación de Zaragoza abre expediente a un soldado que representó a la Asociación de Tropa y Marinería Española y que ahora colabora con 45SinDespidos al que acusa de militar en Ciudadanos, situación que tanto él como el partido niegan de plano.

Publicidad
Media: 3.09
Votos: 11

El soldado expedientado, M. G. R., con otros miembros de ATME durante una comparecencia en la Comisión de Comparecencias de las Cortes de Aragón./ Cortes de Aragón 13-03-2018

La Delegación de Defensa de Zaragoza ha abierto un expediente disciplinario al soldado M. G. R., que se enfrenta a un arresto y una multa por falta grave, tras haber sido acusado de haberse metido en política a través de Ciudadanos, una actividad que, como la sindicación, los militares tienen prohibida en el artículo 7 de la Ley de Derechos y Deberes de los Miembros de las Fuerzas Armadas.

Ese norma establece que “el militar está sujeto al deber de neutralidad política” y señala que “no podrá fundar ni afiliarse a partidos políticos y mantendrá una estricta neutralidad pública en relación con la actuación de los partidos políticos”. Sin embargo, tanto el afectado como fuentes de Ciudadanos niegan que este haya sido miembro del partido.

En el caso de M. G. R., que actualmente se encuentra de baja, se da la circunstancia de que ha tenido en los últimos años una destacada participación en organizaciones profesionales del Ejército, como la Asociación de Tropa y Marinería Española (ATME), a la que representó en algún acto público, y como el colectivo 45SinDespidos, con la que colabora en la actualidad.

A principios del año pasado, M. G. R. llegó a participar en una sesión de la Comisión de Comparecencias de las Cortes de Aragón como representante de ATME para reclamar “la necesidad de mejorar la libertad de asociacionismo” en las Fuerzas Armadas y criticar que en ellas “se utiliza la disciplina como restricción de estas libertades”, especialmente entre la tropa.

En esa sesión también intervino R. M. S., cesado al poco de iniciar su actividad en ATME, de la que fue vocal en Aragón, en su puesto en la base aérea de Zaragoza por “pérdida de aptitudes psicofísicas” y a quien le fue abierta una causa por injurias y calumnias a un general por sugerir que su situación y la negativa a darle información sobre su situación podía suponer un episodio de acoso laboral . La justicia militar ordenó el archivo del procedimiento: “No parece que alcance más allá de ser un recurso dialéctico de dudosa criminalidad”, concluyó el juez togado de la capital aragonesa.

“Informaciones que lo califican como asesor”

El expediente contra M. G. R. se inició tras dos partes del coronel Conrado Cebollero, delegado de Defensa en Zaragoza, que le señalaban como “presunto infractor del deber de neutralidad política” por haber, supuestamente, “participado activamente en las actividades del partido político Ciudadanos (…), llegando incluso a ser nombrado apoderado de dicho partido en la localidad de Manchones”, gobernada ahora por el PP y donde, con una elevada tensión vecinal, varios de cuyos últimos alcaldes han sido condenados por prevaricación y delito electoral en los últimos años.

Según las denuncias del coronel, también figuraba como apoderado de ese partido en un acta de las últimas elecciones municipales en Abanto, y participó “en los trabajos preparatorios” de una proposición no de ley que Ciudadanos presentó en las Cortes de Aragón sobre la situación de los reservistas militares.

Concretamente, el coronel hace referencia a “varias informaciones que lo califican como asesor del partido político Ciudadanos, miembro del equipo de este partido y representante ante la Junta Electoral de Daroca”, además de anotar que “al parecer ha participado en la impugnación de un mitin” del PSOE en Used y “figura como apoderado” de C’s en Abanto.

“Dichas actuaciones han sido realizadas sin haber solicitado, ni obtenido, el oportuno cambio de situación administrativa que dejara en suspenso su estatuto jurídico como militar en situación de activo o reserva”, añaden los partes.

Un acta sin firma y un post de Facebook

Lo cierto es que su nombre aparece en el acta de Abanto, aunque sin su firma mientras el resto de las personas que aparecen en ella sí aportan su rúbrica.

Un internauta, que le agradece en su cuenta de Facebook “su constancia, dedicación y confianza depositada” en el equipo de C’s la zona sureste de la provincia de Zaragoza, es quien se refiere a él como ”mi guía, mi asesor y mi amigo” tras las municipales de mayo de 2019.

M. G. R. niega haber formado parte del partido político, haber sido su representante ante ningún organismo y haber actuado como asesor, afirmaciones en las que coinciden fuentes de Ciudadanos.

“No está afiliado a Ciudadanos”, zanjan las fuentes consultadas en la formación naranja, que recuerdan que el único apoderado de C’s en la Junta Electoral de Daroca fue Jesús Félix Guillén, actual concejal y teniente de alcalde en Herrera de los Navarros. El soldado ha pedido al instructor del expediente que cite a declarar al secretario de Organización de este partido en Aragón, Ramiro Domínguez, para que ratifique esos extremos.

El Reglamento Disciplinario de las Fuerzas Armadas castiga con una multa de ocho a quince días de salario, entre quince y treinta jornadas de arresto y la pérdida del destino la “infracción del deber de neutralidad política o sindical”, tipificada como falta grave. El instructor se inclina por aplicarle las dos primeras si es declarado autor de la falta.

Más noticias en Política y Sociedad