Público
Público

Aragonés no recibe al rey pero conversa con él junto al presidente coreano

El presidente catalán justifica la presencia de un representante de la Generalitat en la cena del Cercle d'Economía con Felipe VI y se muestra dispuesto a defender su "proyecto republicano e independentista" incluso ante quien esté a sus "antípodas ideológicas".

El rey Felipe VI (2i), conversa con el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès (d), en presencia del presidente de la República de Corea del Sur, Moon Jae-in (i); el presidente del Cercle d'Economia, Javier Faus (3d); y la alcaldesa de Barcelona, Ada
El rey Felipe VI (2i), conversa con el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès (d), en presencia del presidente de la República de Corea del Sur, Moon Jae-in (i); el presidente del Cercle d'Economia, Javier Faus (3d); y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau (2d), antes de la cena inaugural de la reunión anual del Cercle d'Economia. Francisco Gómez/Casa De S. M. El Rey / EFE

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, no han recibido este miércoles al rey a su llegada a la XXXVI reunión del Cercle d'Economía, pero han conversado después con él junto al presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in.

Felipe VI ha llegado al hotel en el que se celebra la reunión, y después de que el mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, le diera las protocolarias novedades, ha sido recibido por el presidente del Cercle, Javier Faus, y por la delegada del Gobierno en Catalunya, Teresa Cunillera.

Antes de presidir la cena de inauguración de este evento, el rey ha mantenido un encuentro con empresarios españoles y coreanos y diversas autoridades en una terraza del hotel y de forma previa a recibir al presidente de Corea, de visita de Estado en España.

Cuando ya iban a acceder al interior del edificio es cuando han salido Aragonès y Colau, que desde más de media hora antes se encontraban en el hotel.

El rey les ha presentado al presidente coreano y los cuatro han mantenido una charla de unos tres minutos antes de hacerse una foto conjunta en la que también ha estado la vicepresidenta segunda y ministra de Economía, Nadia Calviño.

La conversación se ha desarrollado rodeados de algunos de los empresarios y de diversos miembros de la delegación que acompaña al presidente de Corea.

En otra de las terrazas del hotel ha habido posteriormente una foto de familia del encuentro en la que ha estado presente Ada Colau, que se ha quedado a la cena inaugural, pero no el presidente de la Generalitat, que ha abandonado el edificio poco después.

La de este miércoles ha sido la primera ocasión en que el rey y Aragonès se ven desde que éste fuera investido como president de la Generalitat.

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, durante la sesión inaugural de la XXXVI Reunión del Cercle d'Economia, en Barcelona. EFE/Quique García
El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, durante la sesión inaugural de la XXXVI Reunión del Cercle d'Economia, en Barcelona. Quique García / EFE

Horas antes, en la sesión de control en el Parlament,  el presidente catalán ha justificado la presencia de un representante de la Generalitat en la cena de este miércoles con el rey en Barcelona (la consellera de la Presidencia, Laura Vilagrà) y se ha mostrado dispuesto a defender su "proyecto republicano e independentista" incluso ante quien esté a sus "antípodas ideológicas".

La presencia de Vilagrà en la cena ha motivado las críticas del diputado de la CUP en el Parlament Carles Riera. "No se puede defender la amnistía y la autodeterminación y sentarse a la mesa con el rey. No se puede romper con el régimen y dar a la vez estabilidad al Estado", ha denunciado Riera.

También ha reprochado a Aragonès su asistencia a un acto organizado la semana pasada por la patronal Foment del Treball, junto al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez: "Con estas malas amistades y complicidades se están equivocando de bando".

En la réplica, Aragonès se ha justificado: "Lo que hacemos en todas partes es ejercer como gobierno de Catalunya y trasladar claramente cuál es la posición y las decisiones del gobierno de Catalunya, y lo haremos ante todos los foros". "No tenemos ningún problema en ir, incluso ante quien tenemos ideológica e institucionalmente a las antípodas, a defender nuestro proyecto republicano, independentista, por la prosperidad económica del país", ha remarcado.

La presencia del rey en la reunión del Cercle es la primera de una serie de actos en Catalunya en las próximas semanas, ya que está previsto que los días 27 y 28 de junio esté en Barcelona por la celebración del Mobile World Congress y el 1 de julio vuelva junto a la reina, la princesa Leonor y la infanta Sofía para la entrega de los premios Princesa de Girona.

Más noticias