Público
Público

El artículo 135 de Zapatero hacía inviable que Sánchez tuviera opción de sumar a Podemos

El presidente del Gobierno, no obstante, siempre apoyó la modificación y es un defensor de la estabilidad presupuestaria.

Publicidad
Media: 4.13
Votos: 8

El presidente del Partido Popular Pablo Casado, votando, durante el pleno extraordinario para someter a votación la designación de la periodista Rosa María Mateo como administradora única provisional de RTVE. EFE/Juan Carlos Hidalgo

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sabía de antemano que iba a perder la votación de la senda de estabilidad, porque su margen de maniobra para convencer a sus presuntos socios de izquierda -Unidos Podemos y ERC- pasaba por forzar el principio de estabilidad presupuestaria y subir el 4,4% del techo de gasto planificado por el Gobierno.

Pero el propio Sánchez era quien mejor sabía que ni podía pensar en esa posibilidad, entre otra cosas, porque sigue muy presente aquella modificación del artículo 135 de la Constitución, impulsada por José Luis Rodríguez Zapatero, y pactada con el Partido Popular, en la que se dice entre otras cosas que "el Estado y las comunidades autónomas no podrán incurrir en un déficit estructural que supere los márgenes establecidos, en su caso, por la Unión Europea para sus Estados miembros".

Además, Sánchez siempre apoyó esa polémica modificación hecha en agosto y a toda prisa, que hundió las escasas posibilidades que entonces tenía Alfredo Pérez Rubalcaba de sacar un resultado electoral digno, y que provocó enfrentamientos y divisiones en la seno del PSOE.

El actual presidente del Gobierno nunca cuestionó el artículo 135 y siempre se ha declarado un fervoroso defensor de la estabilidad presupuestaria. Su mayor atrevimiento fue proponer un artículo 135 bis para blindar también la Constitución derechos como la sanidad y la educación pública, pero siempre manteniendo la modificación impulsada por Zapatero.

Por ello, Sánchez estaba condenado al fracaso, ya que también era equivocada la tesis de Unidos Podemos de que el Gobierno había puesto un techo de gasto bajo, en opinión de la formación morada, para atraer al PP en el último momento. Esa puerta también estaba cerrada.

¿Qué hacer ahora?

La cuestión es qué pasos dará ahora Pedro Sánchez para que salgan adelante los Presupuestos de 2019 y, sobre todo, si tomará medidas para evitar que un futuro bloqueo del PP en el Senado vuelva a impedir que se apruebe la senda de estabilidad y las cuentas públicas:

Sobre este último aspecto, ya anunció la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, que el Gobierno buscará soluciones para que "el Senado no pueda vetar al Congreso", y todas ellas pasan por una modificación de la ley orgánica.

El Gobierno dice estar dispuesto a hacerlo, y la única duda que persiste es si utilizará la vía del Real Decreto o a través de una propuesta aprobada en el Consejo de Ministros. El primer camino es el más rápido, pero corre el riesgo de que el Real Decreto sea vetado por la Mesa del Congreso, donde tienen mayoría PP y Ciudadanos. El segundo proceso, aunque se tramitado por vía de urgencia, tiene difícil que se puede aplicar para esta situación. Lo que es seguro es que el Gobierno está explorando todos los escenarios para busca una solución.

En cuanto a las posibilidades de aprobarse los Presupuestos, si se supera este escollo, el Gobierno tiene confianza de que se pueda negociar con Unidos Podemos y las otras fuerzas que apoyaron la moción de censura, aunque hayan rechazado la senda de estabilidad este viernes.

El Ejecutivo cree que puede haber materia de entendimiento con el partido de Pablo Iglesias y los partidos nacionalistas catalanes para mejorar las Cuentas del Estado porque, en el caso contrario, la salida es prorrogar los actuales Presupuestos aprobados por el Partido Popular, que se asumieron por la única razón de echar a Mariano Rajoy del poder.