Público
Público

Arturo Fernández: "Nicolás, en nombre de un fondo judío, quiso comprarme acciones"

La Policía cree que ambos pudieron simular esta operación y cometer un presunto delito de falsedad.

Nicolás junto al empresario Arturo Fernández. /EFE

Arturo Fernández, ex presidente de la patronal madrileña CEIM, es el primer empresario en ser investigado por simular una operación de venta de acciones del Grupo Cantoblanco a Francisco Nicolás Gómez Iglesias y que, según el informe de Asuntos Internos que obra en poder del juzgado de instrucción nº2, sería irregular y podría encuadrarse en un presunto delito de falsedad.

En declaraciones a Público, el presidente del Grupo Cantoblanco se excusa alegando que “ese contrato se firmó en febrero de 2014 y se deshizo en el mes de marzo, ya que no cobramos nada de los millones de euros que se debían abonar por la opción de compra. Pero no hay nada irregular. En abril dejé de tratar con Nicolás”.

 

 El empresario que se encuentra en concurso de acreedores explica que “Nicolás quiso comprar acciones de mi empresa como representante de un importante fondo judío asentado en Cataluña”. Sin embargo, según ha aclarado a este medio, “en el contrato no hay referencias a este fondo porque lo firmó Nicolás y era él quien compraba las acciones”. El ex presidente de los empresarios madrileños accedió a enviar a este diario tanto el contrato de compra de las acciones como la disolución de la operación, sin que eso se haya producido. Arturo añadió que “ese fondo judío que me presentó Nicolás también era conocido por el señor José Luis Balbás. Yo a Balbás (el exdirigente socialista vinculado al ‘tamayazo’) sólo le he visto tres veces, pero te puedo confirmar que conocía tanto al inversor como a Nicolás”.

“En el contrato no hay referencias a este fondo porque lo firmó Nicolás y era él quien compraba las acciones”

Papeles no incautados

Los documentos no incautados por la Policía y a los que ha tenido acceso Público en exclusiva, dan más datos sobre esta operación y del supuesto inversor de origen judío y afincado en Cataluña a quien habría representado el presunto estafador de 20 años.

 

En el folio que se reproduce en esta noticia puede leerse “Arturo Fondo-Ver Arturo”, seguido de un “Guinea ecuatorial” y después la pregunta y la respuesta que se hace este adolescente de los negocios llamado Francisco Nicolás: “Cuanto B? Poca Cantidad”. Preguntado por Público, Fernández ha negado tener algún proyecto de negocio en Guinea Ecuatorial o conocer nada que tenga que ver con dinero negro.

Sí recuerda que el inversor judío era “importante” lo que le transmitió confianza en la operación, aunque fuera un chico de 20 años quien se lo planteara. “Hay jóvenes muy inteligentes”, asegura.

Fernández niega tener algún proyecto de negocio en Guinea Ecuatorial o conocer nada que tenga que ver con dinero negro

Sin embargo, el “inversor judío” no es precisamente un magnate. Se trata de Erik Aaron Lara Riveros, socio junto a Carlos y Victor Canivell de la sociedad Tango Knight SL., cuyo nombre puede leerse en la esquina del folio antes citado. Junto a ambos hermanos, Erik Aaron Lara figura como socio de una "consultoría internacional de búsqueda y estructura de financiación para empresas" llamada Abc et Associes.

No es la primera vez que este nombre sale en la investigación policial, aunque vinculado a un importante empresario chino. José Luis Balbas asegura que conoció a Nicolás también de la mano de este inversor cuando pretendía comprar unos edificios en Madrid y Jaime García Legaz, secretario de Estado de Comercio, le recibió en su despacho en la Semana Santa de 2014, junto con un ex directivo chino de Air Europa, según ha reconocido la mano derecha del ministro Guindos.

 

Este ex directivo sería Daniel Li Cordova, director de Air Europa durante la fallida aventura china de la esta compañía aérea. Daniel Li se postula a través de las redes sociales como chairman (presidente ) de Dlcgrupo Asían Pacific Limited , con puesto en Shangay. La citada sociedad tendría actividad también en Hong Kong, Barranquilla (Colombia), Madrid y Barcelona.



NOTA DE LA REDACCIÓN: Por error, en la información del pasado día 1 de febrero se atribuyó a Arturo Fernández la gestión del restaurante del Club Financiero Génova de Madrid.