Público
Público

Asamblea de Madrid Cs apoyará que Vox entre en la Mesa de la Asamblea de Madrid a cambio de presidirla

La formación de Albert Rivera acordó por mandato de la Ejecutiva que no entrarían en gobiernos tripartitos en los que estuviera Vox y que no pactarían ninguna medida programática con ellos.

Publicidad
Media: 3.25
Votos: 4

Isabel Díaz Ayuso (PP), Rocío Monasterio (Vox), Ignacio Aguado (Cs).EFE

Ciudadanos dará sus votos para que Vox entre en la Mesa de la Asamblea de Madrid, el órgano de Gobierno que dirige la institución, a cambio de que éstos apoyen a su candidato, Juan Trinidad, que ha sido vicepresidente primero durante los últimos cuatro años. Fuentes de la formación naranja confirman a este diario que la entrada de la formación de extrema derecha solo se producirá "en una Mesa de la asamblea presidida por Ciudadanos". Desde Cs apremian a la formación que preside Santiago Abascal a votar a su favor a no ser que "quieran que Pilar Llop —la candidata del PSOE— sea la presidenta de la Asamblea". 

La Constitución de la Asamblea de Madrid tendrá lugar este martes y los partidos apuran el tiempo para negociar. Una de las exigencias de Vox era que Ciudadanos se sentase a negociar con ellos  para dar sus apoyos. Este domingo, 48 horas antes de la votación, hubo una reunión 'secreta' entre el candidato 'naranja', Ignacio Aguado y la representante de Vox, Rocio Monasterio. Este lunes José Manuel Villegas, secretario general de Cs, ha asegurado que el encuentro "no se habló ni se negoció nada, fue una primera toma de contacto" y ha remarcado que "no se habló de la Mesa", por lo que no tienen "ni idea de qué va a hacer Vox".

La Mesa del Parlamento regional la componen un presidente, tres vicepresidentes y tres secretarios. En la anterior legislatura el PP contaba con tres puestos, incluida la Presidencia, el PSOE con dos y Podemos y Cs con uno cada uno. Los 'naranjas' ya llegaron a un acuerdo con el PP para conseguir la vicepresidencia primera, a pesar de ser el partido menos votado. 

Tras las elecciones del 26-M Vox ha irrumpido en la cámara regional siendo quinta fuerza con 12 diputados. Sus votos son decisivos: tanto para que Ciudadanos presida la Mesa de la Asamblea como para que la candidata del PP, Isabel Díaz Ayuso, gobierne en la comunidad —previsiblemente de la mano de los de Rivera—. Pero Vox no está dispuesto a entregar sus votos a cambio de nada, por ello ha exigido que las tres formaciones —PP, Cs y Vox— se reúnan para discutir los detalles de estos pactos. Una condición a la, teóricamente, Cs se niega.

La formación de Albert Rivera acordó por mandato de la Ejecutiva que no entrarían en gobiernos tripartitos en los que estuviera Vox y que no pactarían ninguna medida programática con ellos. Sin embargo este primer acuerdo esboza una alianza entre las tres formaciones para impedir que PSOE, la fuerza más votada, se haga con el control del gobierno y para que Más Madrid —la cuarta fuerza del hemiciclo, presidida por Íñigo Errejón, que cosechó 471.538 votos y 20 escaños— se quede fuera de la Mesa.

Más noticias en Política y Sociedad