Público
Público

Asamblea de Madrid Madrid dibuja el camino de los pactos en la derecha: PP, Cs y Vox se unen para bloquear a la izquierda

Aunque el PSOE de Gabilondo ha ganado en la región, la suma las tres derechas es suficiente para conseguir la mayoría absoluta. Un pacto a tres que se consolida en Madrid a pesar del veto de Cs a la formación de extrema derecha.

Publicidad
Media: 3
Votos: 2

Javier Ortega Smith, Santiago Abascal y Albert Rivera, con Pablo Casado y otros dirigentes de Vox, PP y Cs, en la manifestación para reclamar el adelanto de las elecciones. EFE

La Constitución de la Asamblea de Madrid, el órgano de Gobierno que dirige la institución, tendrá lugar este martes a las 12 horas. Aunque el PSOE de Ángel Gabilondo ha ganado en la región, la suma de PP, Ciudadanos y Vox — segundo, tercero y quinto, respectivamente— es suficiente para conseguir la mayoría absoluta. Un pacto a tres que se consolida en Madrid —y, previsiblemente, en muchos otros territorios— a pesar del veto de los de Albert Rivera a la formación de extrema derecha.  

Una de las exigencias que Vox ha repetido —tanto a nivel nacional como autonómico y local—  tras el 26-M es que Ciudadanos ha de sentarse a negociar con ellos "como iguales" para conseguir que éstos faciliten el gobierno conservador en Madrid. Este domingo, 48 horas antes de la votación, hubo una reunión 'secreta' entre el candidato 'naranja', Ignacio Aguado y la representante de Vox, Rocío Monasterio, en la que, según el secretario general de Cs, José Manuel Villegas, "no se habló ni se negoció nada".

Sin embargo, Ciudadanos ya ha llegado a un acuerdo con Vox para cerciorarse de que su candidato, Juan Trinidad, sea el más votado y pueda, así, presidir la cámara territorial. A cambio, Vox recibe los votos de Cs y PP y se asegura un puesto en la Mesa. Quien tiene todas las papeletas de quedarse fuera es Más Madrid, la cuarta fuerza del hemiciclo, presidida por Íñigo Errejón, que cosechó 471.538 votos y 20 escaños y Podemos, liderada por Isa Serra, que obtuvo 179.046 votos y 7 escaños.

La formación 'naranja' se ha tenido que tragar sus exigencias y líneas rojas y este primer acuerdo esboza una alianza entre las tres derechas

La formación de Albert Rivera acordó por mandato de la Ejecutiva que no entrarían en gobiernos tripartitos en los que estuviera Vox y que no pactarían ninguna medida programática con ellos. Pero la formación 'naranja' se ha tenido que tragar sus exigencias y líneas rojas y este primer acuerdo esboza una alianza entre las tres derechas para impedir que Más Madrid y Podemos tengan presencia en la Mesa, en una clara desventaja de fuerzas del bloque progresista sobre el conservador (5 a 2).

Tras la Constitución de la Mesa, el siguiente paso será negociar para alcanzar un acuerdo de gobierno. Cs lo tiene claro: a diferencia de hace cuatro años, cuando los 'naranjas' dieron su apoyo al PP sin apenas exigencias, ahora quieren entrar en el gobierno, al igual que ya han hecho en Andalucía. La 'fórmula andaluza', no obstante, también entraña sus riesgos: al depender del apoyo externo de Vox para votar los presupuestos, las medidas tendrán que contar con su beneplácito. 

El PP, por el momento, respira aliviado. Tras el desastroso resultado electoral en las elecciones generales —perdieron la mitad de sus parlamentarios y Cs se quedó a apenas 9 escaños de diferencia— conservar la Comunidad de Madrid y recuperar el Ayuntamiento de la capital es vital para la continuidad del proyecto de Pablo Casado. La candidata 'popular' en Madrid, Isabel Díaz Ayuso, será, a todas luces, quien presida el gobierno, a pesar de la importante pérdida de voto hacia su formación.

Cs también presidirá la Asamblea Regional de Murcia

El escenario en Madrid también se repetirá en Murcia: Ciudadanos se hará con el control de la Mesa de la Asamblea Regional de Murcia y Vox se asegura un puesto en la misma salvo sorpresa de última hora. En esta comunidad el PSOE ha sido primera fuerza, con 17 escaños, pero le sigue de cerca el PP, con 16. 

Tras la votación para designar al presidente de la cámara se resolverá la incógnita: ¿Serán los 17 diputados del PSOE o los 16 del PP los que faciliten el nombramiento? De esta decisión dependerá el color del futuro gobierno en la región, a raíz del acuerdo al que lleguen en el marco de las negociaciones para alcanzar un pacto de gobernabilidad. La Mesa, por lo tanto, marcará el sentido de los pactos a posteriori.

Este lunes Villegas ha vuelto ha repetir que el "socio preferente" de Cs es el PP y que la oferta de votar a favor del PSOE a nivel regional a cambio del ayuntamiento de la capital está supeditada a los criterios de la Ejecutiva. Aun así, ha remarcado que hay abierta una mesa de negociación y que desde Cs no descartan acuerdos con los socialistas.

Lo fundamental para los 'naranjas' es que se acepten sus propuestas —han presentado un decálogo con 10 medidas a las que deben comprometerse los canddiatos— y destacan que en la negociación "no hay cambio de cromos, ni un te cambio un ayuntamiento por una comunidad autónoma". No obstante si finalmente pactan con el PP necesitarán, también, los votos de Vox

Más noticias en Política y Sociedad