Público
Público

Asamblea de Madrid La oposición da por probado el tráfico de influencias de Ayuso en Avalmadrid 

Tras las primeras comparecencias, todos los grupos de izquierdas han lamentado que la presidenta no vaya finalmente a rendir cuentas ante la asamblea madrileña, mientras Ciudadanos tilda la comisión de investigación de "caza de brujas". 

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, durante un pleno de la asamblea. / Europa Press

público / europa press

Los primeros protagonistas han comparecido este martes en la comisión de investigación de la asamblea de Madrid sobre las irregularidades de las concesiones de Avalmadrid. Apenas ha comenzado dicho proceso y filamente no contará con la presencia de representantes políticos de primera fila. No obstante oposición ya muestra un generalizado consenso sobre el tráfico de influencias del que se acusa a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. Todos estos partidos –PSOE, Más Madrid y Unidas Podemos-IU– lo consideran probado.

Tras estas primeras jornadas, a la presidenta solo le queda un aliado en la investigación, su socio de Gobierno, Cs, que considera esta comisión "una caza de brujas". 

En declaraciones al término de la sesión, el portavoz de Más Madrid, Pablo Gómez Perpinyà, cree que a lo largo de las comparecencias ha estado sobrevolando el nombre de Ayuso y ha lamentado que algunas cuestiones no se hayan podido responder "porque quien tendría que hacerlo" es la propia presidenta autonómica, instando a Cs a replantear su posición y permitir que Ayuso comparezca. 

Sobre el testimonio de Eva Piera Rojo –vocal del Consejo de Administración de Avalmadrid de 2008 y 2011– Perpinyà ha asegurado Ayuso tuvo un trato de favor al acceder a información "que no está al alcance del conjunto de las personas y que había una relación previa con Ayuso como consecuencia de su pertenencia al PP".

Por su parte, la portavoz de Unidas Podemos, Isa Serra, cree que ha quedado claro con respecto al aval de MC Infortécnica que "no estaba en las condiciones adecuadas para concedérsele ese aval" y que hubo "presiones políticas" para ello.

Juan Manuel Santos-Suárez, que ejerció la presidencia de la empresa entre 2008 y 2014, ha reconocido que no es el responsable de Avalmadrid sino que lo tendrían que ser los expresidentes "que tienen que venir aquí a dar cuentas".

Por su parte, la diputada del PSOE Pilar Sánchez Acera ha celebrado que en esta primera sesión se ha demostrado que en la Comunidad se han producido una serie de operaciones "que no eran justificadas ni solventes".

Cs ve una "caza de brujas"

La diputada de Ciudadanos Ana Garcia ha indicado que en esta primera sesión se reconoce que se cometieron "errores" en Avalmadrid durante los años de estudio y que seguirán trabajando para esclarecer esas irregularidades; para que este asunto no vuelva a ocurrir y no perjudicar a las empresas y a los autónomos.

Ha lamentado que a los grupos de izquierda esto les dé igual y solo quieran hacer una "caza de brujas", donde ha avisado de que no tendrán a la formación 'naranja'.

El parlamentario del PP Pedro Muñoz Abrines ha criticado que algunos grupos viven en "un mundo paralelo" y pretenden olvidar la realidad de los hechos como que la Comunidad "no tiene un papel relevante en Avalmadrid". "Ni hubo tráfico de influencias, ni los correos tenían que ver con la empresa del padre de Ayuso ni huno ninguna irregularidad", ha zanjado.

Más noticias de Política y Sociedad