Público
Público

Las atracciones de las fiestas de Alcorcón funcionaron seis días sin tener todas las garantías de seguridad

Las fiestas patronales se celebraron entre el 1 y el 10 de septiembre. El día 6, el Ayuntamiento emitió una notificación para clausurar hasta cuatro instalaciones que habían recibido informes desfavorables de la inspección. Tres subsanaron los errores; el tiovivo, en cambio, tuvo que cerrar después de que se desprendiera parte de su techo. El Consistorio alega que sí contaban desde el primer día con una declaración de responsabilidad de la empresa adjudicataria y que su informe se debió únicamente a un aumento de los requisitos mínimos exigidos para la instalación. 

Imagen de archivo del alcalde de Alcorcón, David Pérez.

paula díaz

Las atracciones que hicieron las delicias de los niños durante las fiestas de Alcorcón funcionaron hasta seis días sin que se hubiera garantizado la seguridad de las mismas. Al menos, no del todo. Así se desprende de las notificaciones que el propio Ayuntamiento de este municipio madrileño emitió el día 6 de septiembre -las patronales se celebraron entre el 1 y el 10- denegando el "permiso de funcionamiento" a cuatro instalaciones: un tobogán hinchable, un wype out hinchable, un tiovivo y una piscina de bolas y barcas.

La inspección del Consistorio, según documentos a los que ha tenido acceso Público, se realizó entre los días 1 y 3, ya comenzadas las fiestas. El tobogán hinchable recibió un "informe técnico desfavorable" por no tener los certificados correspondientes a la revisión anual y el del correcto funcionamiento de los anclajes. El wype out -otro modelo de hinchable- obtuvo la misma consideración pero sólo referente a la falta del certificado de la revisión anual. La piscina de bolas, por carecer del certificado de correcto montaje.

El tiovivo ya había caído por su propio peso: el 3 de septiembre parte de su techo se había desprendido "golpeando a varios menores y un adulto", según un informe emitido por la Policía local a la Concejalía de Cultura y Festejos. El documento especifica que los afectados tuvieron que ser "asistidos por varios recursos sanitarios", aunque no hubo que lamentar graves daños. "Personados en el lugar, se observa que varios responsables de la misma están intentando restituir el techo que se había caído sobre los clientes", añade el jefe de la Policía municipal, que ordenó el cierre preventivo de la instalación "hasta ser inspeccionada por los técnicos municipales"

De todas las atracciones, sólo el tiovivo dejó de funcionar durante el resto de los festejos. El resto de las instalaciones pudo seguir con su actividad al haber subsanado los errores técnicos señalados por la inspección del Consistorio. El recinto ferial siguió con su actividad casi habitual durante el resto de las patronales en honor a Nuestra Señora de los Remedios. 

Dicho informe incluía, además, otras irregularidades relativas al sistema eléctrico de las instalaciones: cables por el suelo que interrumpían el paso del público sin estar suficientemente protegidos, empalmes múltiples enlazados con "malas prácticas" y con algunas conexiones "en mal estado",  o cables en contacto con estructuras metálicas y agua son algunas de ellas. 

Las quejas de los vecinos no tardaron en aparecer en redes sociales. "Ayer estuvimos en el castillo hinchable y no os podéis ni imaginar cómo olía a humedad. Mi sobrina se hizo una herida y hoy la tiene infectada. No me quiero ni imaginar cómo tiene que estar el castillo de suciedad", comentó una usuaria en Facebook. "Fue un momento horrible y pasamos mucho miedo por nuestros pequeños. Por suerte no hubo ningún herido grave para lo que podía haber sido", señalaba otro cliente en la misma red social en referencia al tiovivo. En Twitter fueron varios los que se alarmaron ante el desprendimiento del techo: "ha sido un susto tremendo" es la frase más repetida. La cuenta de la Policía de Alcorcón se apresuró a calmar los ánimos: "Tiene todo en regla. Ha sido un incidente leve. Va a ser revisada por los técnicos. Tiene toda la documentación y las inspecciones correspondientes en regla", expresaron en varios tuits de respuesta a los vecinos. 

Certificados en regla "desde el primer momento"

De hecho, el Ayuntamiento confirma la versión tuitera de la Policía local. Fuentes del Consistorio que dirige David Pérez han explicado a Público que todas las instalacciones sí contaban "desde el primer momento" con los certificados necesarios en regla. 

El Ayuntamiento "Consideramos que, a pesar de cumplir con todos los estándares que se exigían previamente, era necesario pedir mayores exigencias para garantizar la seguridad. Se pidieron y se subsanaron"

Por su parte, el concejal de Cultura, Luis Galindo, asegura que "todas las atracciones fueron certificadas por un ingeniero previamente a la instalación y posteriormente revisadas por el Ayuntamiento para verificar el correcto funcionamiento y la seguridad de cada atracción; todas contaban con la correspondiente certificación y con la declaración responsable de la empresa que avalan su seguridad desde el primer momento".

El concejal subraya que "desde el primer día de Feria, los servicios municipales han estado revisando rigurosamente, una a una, todas las atracciones para certificar que cumplen los estándares de seguridad exigidos por el Ayuntamiento, que van más allá de lo que exige la legislación, y son de los más estrictos de España".

Otras fuentes del Consistorio insisten en que no se trata de un fallo de seguridad ya que, alegan, "desde el primer momento estaban todos los certificados en regla". ¿A qué se debió entonces el informe desfavorable del propio Ayuntamiento el día 6? "Consideramos que, a pesar de cumplir con todos los estándares que se exigían previamente, era necesario pedir mayores exigencias para garantizar la seguridad. Se pidieron y se subsanaron", concluyen las citadas fuentes. Incluso, añaden, a pesar de que el tiovivo también arregló las deficiencias encontradas por el Consistorio, la Institución decidió dejarlo cerrado "por seguridad". 

Más noticias