Público
Público

La Audiencia Nacional archiva la querella contra Carmena y Mayer por el caso de los titiriteros

El magistrado Ismael Moreno sí admite la querella presentada por la AVT contra los titiriteros Alfonso Lázaro de la Fuente y Raúl García Pérez por delito de enaltecimiento del terrorismo

Publicidad
Media: 4
Votos: 4

Alfonso Lázaro de la Torre, de 29, uno de los dos titiriteros encarcelados desde el pasado sábado acusados de ensalzar a ETA y Al Qaeda en un espectáculo de carnaval celebrado en Madrid, a su salida de la cárcel de Soto del Real (Madrid).- EFE

MADRID.- La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, la concejal de Cultura, Celia Mayer, y el director artístico del Carnaval, Ramón Ferrer Prada, no serán juzgados por un delito de enaltecimiento del terrorismo. El juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno, de acuerdo con el criterio de la Fiscalía, ha rechazado la querella de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) porque los acusados "no ejecutaron actos ni vertieron expresiones" que permitan considerarlos responsables del delito que se atribuye a los titiriteros Alfonso Lázaro y Raúl García.

El magistrado, no obstante, sí admite la querella presentada por la AVT contra los titiriteros Alfonso Lázaro de la Fuente y Raúl García Pérez por delito de enaltecimiento del terrorismo, así como la de Dignidad y Justicia por el delito anterior y otro cometido con ocasión del ejercicio de los derechos fundamentales y libertades públicas reconocidos en la Constitución.

Alfonso Lázaro y Raúl García quedaron en libertad el pasado miércoles tras pasar cinco días en la cárcel de Soto del Real por un delito de enaltecimiento del terrorismo y otro contra los derechos fundamentales, después de que el juez Ismael Moreno admitiera un recurso de su defensa, con el visto bueno de la Fiscalía, y les impusiera comparecencias diarias en el juzgado más próximo a su domicilio, la retirada del pasaporte y la prohibición de salir del territorio nacional.

Querella AVT y DyJ

La AVT se querelló también contra la alcaldesa, la concejala y el director artístico responsable de la programación del Carnaval Madrid 2016, Ramón Ferrer, al considerar que, "por los cargos administrativos y políticos" que ocupan en el consistorio, "tenían que conocer el contenido de la obra que se iba a representar".

Por su parte, DyJ acusó a los titiriteros de ensalzar a ambos grupos terroristas y llevar a cabo una "incitación directa de odio y violencia hacia determinados sectores como la judicatura o la Iglesia" cuando mostraron durante la escenificación "acciones violentas, como el ahorcamiento de un guiñol vestido de juez, el apuñalamiento de un policía y la violación de una monja", ante una nutrida concurrencia, sobre todo niños.

Más noticias en Política y Sociedad