Público
Público

Sucesión de Rajoy Así está la guerra de avales y apoyos de los tres favoritos a suceder a Rajoy

Casado y Cospedal presentan miles de avales, mientras que Saénz de Santamaría no ha querido revelar el número pero aglutina, de momento, el mayor apoyo entre sus antiguos compañeros de Gobierno. Los Estatutos establecen que únicamente es necesario presentar 100 avales

Publicidad
Media: 1.60
Votos: 5

El exministro del Fomento Íñigo de la Serna. EFE/Chema Moya

A las dos de la tarde de este miércoles se ha cerrado el plazo de presentación de candidaturas de los aspirantes a presidir el Partido Popular. En total son siete los candidatos, pero los tres principales, y que en principio cuentan con posibilidades reales de ganar, son Soraya Sáenz de Santamaría, María Dolores de Cospedal y Pablo Casado. En las últimas 24 horas estos tres candidatos han intentado recoger el mayor número de avales para apuntalar con mayor fuerza sus candidaturas. 

En esta particular guerra de avales, la ventaja parece haberla tomado Pablo Casado. En declaraciones a los medios tras formalizar en la sede del PP en Madrid su candidatura, Casado ha dicho que ha presentado 3.000 avales en Génova aunque ha puntualizado que tiene más de 5.000 puesto que "más de 2.000 se han depositado en las sedes provinciales y están llegando por correo".

María Dolores de Cospedal, la última de los aspirantes en entregar los avales de su candidatura ha presentado 3.336. Soraya Sáenz de Santamaría no ha especificado el número de avales que ha registrado en la sede del PP: La exvicepresidenta no ha querido revelar el número, pero ha afirmado que cuenta "con muchos apoyos". 

Sáenz de Santamaría, que ha llegado acompañada de Báñez; el presidente del PP vasco, Alfonso Alonso; el diputado José Luis Ayllón; y el senador Iñaki Oyarzábal, no ha especificado cuántos avales ha presentado porque lo sabe su equipo, ya que ella, a partir de contar con los cien necesarios, ya se quedó "tranquila".

Los Estatutos establecen que únicamente es necesario presentar 100 avales. Otros dos candidatos, el responsable de Relaciones Internacionales del PP, José Ramón García-Hernández, y el ex ministro de Exteriores José Manuel García-Margallo, también han formalizado su candidatura esta mañana. Los dos han asegurado a los periodistas que cuentan con unos 500 avales cada uno. 

Los apoyos de los exministros

La fortaleza de los candidatos no se mide únicamente por el número de avales. El apoyo expreso de los notables del PP, en especial los exministros de Rajoy, es un factor a tener en cuenta. En esto también hay una competición soterrada.

La candidatura de Soraya Sáenz de Santamaría está aglutinando poco a poco apoyos de figuras importantes del Gobierno de Mariano Rajoy. De momento, los exministros Iñigo Méndez de Vigo, Fátima Báñez e Íñigo de la Serna han mostrado en público su apoyo a la exvicepresidenta.

"Yo estoy con Sáenz de Santamaría", ha declarado Báñez de forma rotunda. A juicio de Méndez de Vigo la persona más capacitada para disputar la presidencia del Gobierno cuando se convoquen elecciones es Sáenz de Santamaría. El exministro de Educación, Cultura y Deporte ha destacado además que ha llegado el momento de que una mujer sea la líder del partido, subrayando que Santamaría es la dirigente más preparada.

Antes, De la Serna, del que se comentaba que podría presentarse como candidato, se había descartado como posible sucesor de Rajoy y dio su aval a la  exvicepresidenta.  "Creo sincera y humildemente que no estoy preparado para ese reto", ha declarado en una comparecencia ante los medios de comunicación en Santander. De la exnúmero dos del Ejecutivo del PP ha destacado su "amplio conocimiento del partido" y su "cercanía" y "sensibilidad" con los territorios. De la Serna ha apostado por construir una candidatura "de unidad, diálogo y consenso", una posición "sincera" que ha ofrecido Sáenz de Santamaría y en la que "todo el mundo tiene cabida".

Cospedal tiene el apoyo de la exministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad Dolors Montserrat, quien además será la portavoz de la campaña de la todavía secretaria general del PP.  Cospedal asegura que tiene el apoyo de muchísimos compañeros del partido, y ha indicado que quiere sumar para ganar las elecciones generales, las autonómicas y las locales y así "los españoles tengan el Gobierno que se merecen".

Casado de momento no tiene el apoyo de ningún exministro, pero sí cuenta con el aval del vicesecretario sectorial del PP, Javier Marato y de un nutrido grupo de diputados del PP en el Congreso. 

Otros exmiembros del Gobierno, como el que fuera titular de Justicia Rafael Catalá, han preferido no decantarse por el momento por ninguna candidatura. Para Catalá, "todos" los candidatos que se han presentado "son muy buenos políticos", por lo que ha calificado de "magnifica noticia" los anuncios de candidaturas que ha habido hasta el momento.

Los pesos pesados, con Sáenz de Santamaría

A tenor de lo visto en estas últimas horas, es Sáenz de Santamaría quien aglutina más apoyos entre los pesos pesados del PP. Quizá por eso, la exvicepresidenta se ha mostrado dispuesta a hablar "antes, durante y después" para integrar candidaturas porque, ha dicho en la sede del PP, lo importante es "fortalecer el partido" en el Congreso extraordinario que se celebrará en julio.

Ha asegurado que está "preparada" no solo para liderar el partido, sino para ser la candidata para las próximas elecciones, como marcan las normas internas, con el objetivo de "recuperar el Gobierno cuanto antes", un reto que afronta "con mucha determinación y ganas".

Se ha mostrado dispuesta a participar en los debates con otros candidatos que decida la Comisión Organizadora del Congreso extraordinario del PP, pero ha indicado que también es importante no solo debatir sino "llamar a las cosas por su nombre y hablar con los españoles sin complejos" para defender las ideas propias. Además, ha insistido en que éste es el momento de los militantes, de los que hay que aprender porque "les gustan las cosas claritas" y ella es lo que va a hacer en todos los foros en los que hable: "llamar a las cosas por su nombre", ha concluido.

Más noticias en Política y Sociedad