Público
Público

Ayuntamiento de Barcelona Colau gestionará el presupuesto en Barcelona y el PSC la seguridad y la promoción económica

El pacto entre BComú y el PSC contempla formar un ejecutivo sólido en una estructura única en la que Jaume Collboni será el primer teniente de alcalde. Además, las seis tenencias de Alcaldía se repartirán a partes iguales.

Ada Colau y Jaume Collboni en una imagen de archivo.

efe

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el presidente del grupo municipal del PSC, Jaume Collboni, han alcanzado un "Acuerdo de Izquierdas para el Gobierno" de la capital catalana, tras casi un mes de negociaciones, que presentarán este mediodía. El PSC apoyó la investidura de Ada Colau como alcaldesa el pasado 15 de junio con el compromiso de negociar formar un gobierno de coalición.

Las negociaciones han sido lentas y el acuerdo se presenta a solo 5 días del pleno del cartapacio y pendiente de que lo ratifiquen las bases de BComú, como establece el reglamento de esta formación. 

Jaume Collboni será el primer teniente de alcalde

Fuentes municipales han señalado que el acuerdo contempla formar un gobierno sólido en una estructura única, en la que fuentes municipales han señalado que el acuerdo contempla formar un gobierno sólido en una estructura única, en la que Jaume Collboni será el primer teniente de alcalde.

Colau y Collboni han manifestado su acuerdo de gobierno para iniciar una nueva etapa "fuerte, equilibrada, cohesionada y estable" con 18 concejales que impulsarán una agenda progresista y plural. En una rueda de prensa conjunta en la Galería Gòtica del Ayuntamiento, Colau ha dicho que el Gobierno municipal tendrá seis tenencias de Alcaldía, que se repartirán a partes iguales: economía, transición digital y Agenda 2030 y Seguridad para el PSC, y Ecología, Urbanismo e Infraestructuras, Derechos Sociales y Feminismos y Cultura para BComú.

 En relación a las discrepancias por el proceso soberanista, Colau ha explicado que "en temas nacionales, cada formación tendrá sus posiciones", ya que el acuerdo solo aborda temas de ciudad y no se supeditará a otros niveles.