Público
Público
pandemia coronavirus c-19

Ayuso, sobre el aparhotel alquilado: ni es de lujo, ni es una ganga y "está cerrado"

La presidenta de Madrid pide perdón al empresario Kike Sarasola al salpicarle la polémica cuando donó “de manera desinteresada muchísimo espacio para que Madrid pudiera sanar personas y cuidar a sus sanitarios”.

Díaz Ayuso Almedia San Isidro
La presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en una imagen de archivo durante la sesión de control al ejecutivo en la Asamblea regional. E.P.

PÚBLICO

Ni es una ganga, ni es de lujo. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha retomado de nuevo la polémica entorno a su apartamento de lujo en el que se confinó a razón de 80 euros al día y por importe de 2.400 euros al mes.

En su cuenta de Twitter, Díaz Ayuso sostiene que el hotel en el apartotel en el que se aloja está "cerrado"  a causa del estado de alarma y denuncia que la polémica desatada busca "ocultar el desastre en el que han metido a España: así no hay desastre, hay un apartamento".

Según publicó el lunes la revista Vanity Fair, Ayuso está instalada desde el pasado 16 de marzo en un apartahotel de lujo de la capital propiedad del empresario Kike Sarasola, presidente de Room Mate.

Esta cadena hotelera ha cedido a la Comunidad de Madrid sus seis hoteles en la capital durante la pandemia, cuatro para personal sanitario y otros dos para personas mayores sin coronavirus.

En otro mensaje difundido este viernes, Ayuso lamenta que la polémica haya salpicado al empresario hotelero:

Fuentes de la cadena hotelera informaron a Efe de que Ayuso está alojada en un apartahotel contratado dentro de un "paquete" que incluye servicios de seguridad del edificio, aparcamiento, recepción y la disposición de un salón en un segundo apartamento.

En declaraciones a Efe, el presidente de Room Mate, Kike Sarasola, cifró el coste total mensual del alojamiento en 2.400 euros, ya que por larga estancia el precio por noche se reduce a 80 euros.

Este apartahotel está siendo objeto de polémica ante la duda de si su gasto correría a cargo de la Comunidad de Madrid o era un regalo, unas suposiciones zanjadas por el Gobierno regional y la cadena hotelera, que aseguran que será la presidenta quien lo abone.

La propia Ayuso defendió este jueves en el pleno de la Asamblea de Madrid su decisión de alojarse en un apartahotel durante la pandemia del coronavirus, al ser "un sitio digno" para trabajar, como querría "cualquier presidente autonómico", y que además pagará de su "bolsillo". 

Más noticias