Público
Público

Comunidad de Madrid Ayuso nombra jefe de Gabinete a Miguel Ángel Rodríguez, reconocido aznarista 

El que fuera portavoz en el primer Gobierno de José María Aznar en 1996 vuelve a la primera línea política tras protagonizar varias polémicas: fue condenado en 2011 por llamar "nazi" al doctor Montes y también fue detenido por conducir borracho. En los últimos meses ha mantenido algún enfrentamiento con el socio de gobierno de su nueva jefe, el vicepresidente Ignacio Aguado.

Miguel Ángel Rodríguez.
Miguel Ángel Rodríguez.

Público | europa press

Muchos le daban por amortizado, pero Miguel Ángel Rodíguez, conocido dentro del PP como MAR, siempre vuelve. Este martes la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha situado como su jefe de Gabinete al que fuera portavoz y secretario de Estado de Comunicación en la etapa de José María Aznar.

Así lo ha adelantado la Cadena Cope y han confirmado posteriormente fuentes regionales. Rodríguez ya asesoró a la dirigente madrileña durante la campaña electoral de las autonómicas en mayo de 2019.

Durante estos meses de Gobierno, el consultor político no se ha desvinculado de la presidenta y han sido varias las polémicas que ha protagonizado por sus mensajes a través de la red social Twitter, aunque tras su nombramiento se ha dado de baja de la red social. 

Por un lado, ha sido especialmente duro con la actual Dirección de Telemadrid. Ha criticado a miembros del Comité de Empresa y ha escrito en tono irónico que el hecho de que se emitiese una noticia positiva en la cadena sobre Ayuso era consecuencia de que tanto el director general como el jefe de Informativos estaban "de vacaciones".

También, ha escrito sobre el vicepresidente regional, Ignacio Aguado, tachándole de "desleal" y aludiendo a un supuesto contrato de 102.000 euros que "le dieron" a su padre "por la cara" en la Asamblea de Madrid. Desde el partido naranja aseguraron que dichas declaraciones eran "impresentables" y que no tenían "ningún tipo de fundamento".

Una de sus últimas declaraciones controvertidas fueron dirigidas contra la portavoz de Vox en la Cámara autonómica, Rocío Monasterio, y su marido y portavoz de esta formación en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros. Ante una información que aludía a que estos no estaban al día de los pagos en su comunidad de vecinos, el asesor lanzó un "jódete" y le afeó su posición respecto a la comisión de Avalmadrid.

Al paso de este rifirrafe tuvo que salir la presidenta madrileña. "Creo que somos adultos y yo no puedo ir a nadie a quitarle el tuit o decirle a nadie cómo tiene que utilizar sus redes sociales", declaró ante los medios de comunicación, después de asegurar que ella siempre había rechazado comentar las publicaciones sobre temas personas de Vox".