Público
Público

Ayuso planifica su estrategia al margen de Casado y se aferra a la vía judicial para su guerra contra el Gobierno

La estrategia de la presidenta madrileña Isabel Díaz Ayuso desconcierta a propios y ajenos. La dirigente del PP ejerce, en la práctica, como líder de la oposición, lo que no termina de convencer a algunos sectores de su formación.

La presidenta madrileña Isabel Díaz Ayuso (2d), acompañada por el presidente del PP, Pablo Casado (al fondo), junto a otros miembros del PP, momentos antes de tomar posesión. EFE
La presidenta madrileña Isabel Díaz Ayuso (2d), acompañada por el presidente del PP, Pablo Casado (al fondo), junto a otros miembros del PP, momentos antes de tomar posesión. EFE

marta monforte

La estrategia de la presidenta madrileña Isabel Díaz Ayuso desconcierta a propios y ajenos. La dirigente del PP ejerce, en la práctica, como líder de la oposición, lo que no termina de convencer a algunos sectores de su formación. Su gestión de la pandemia, que ha provocado un enfrentamiento con el Gobierno presidido por Pedro Sánchez, pero también con su socio de gobierno en la región, Ciudadanos, y  su estilo polémico, similar al del presidente estadounidense Donald Trump, la sitúan como una figura en ascenso en el PP. 

Tanto es así que Ayuso lidera su estrategia -pilotada por Miguel Ángel Rodríguez, secretario de Estado de Comunicación con José María Aznar- al margen de Pablo Casado, líder del PP, que fue quien la colocó como candidata a la presidencia de la Comunidad de Madrid cuando ella solo era conocida entre los círculos madrileños. Desde la sede de Génova 13 siempre han respaldado públicamente a la presidenta, pero son varios los dirigentes que, en privado, critican su "caótica" gestión y cuestionan su idoneidad, como adelantó Público.

Tanto la presidenta de la región como el alcalde de la capital y portavoz del PP nacional, José Luis Martínez-Almeida, han defendido este martes que el estado de alarma es un "atropello" que mantiene a los madrileños "secuestrados". La presidenta ha anunciado que su Ejecutivo plantea recurrir el estado de alarma ante los tribunales, una medida que no contemplaba Pablo Casado, cuando Público le preguntó el viernes pasado en rueda de prensa.

"Nosotros consideramos que ha habido un atropello, una invasión de competencias", ha señalado Ayuso

"Estamos estudiando si los servicios jurídicos de la Comunidad lo harán", ha explicado Ayuso. "Efectivamente nosotros consideramos que ha habido un atropello, una invasión de competencias, en base a informes inexistentes, como ya ocurrió con el pase de fase de 0 a 1 y ya tuvimos que recurrir al contencioso del tribunal precisamente para ser informados", ha proseguido.

La dirigente del PP hace referencia al recurso que interpuso el gobierno de la Comunidad de Madrid ante la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo el pasado mes de mayo. Desde el inicio de la pandemia Ayuso ha utilizado en repetidas ocasiones la vía judicial como medida de protesta contra las decisiones impulsadas, principalmente, desde el ministerio de Sanidad dirigido por Salvador Illa.

Casado: "El estado de alarma es una figura constitucional"

Para el líder del PP, sin embargo, "el mando único está garantizado con la legislación en vigor". "Esa es nuestra posición al respecto", explicó durante una improvisada rueda de prensa celebrada en la sede de Génova el pasado viernes. El conservador no manifestó que su formación tuviera previsto recurrir ante los tribunales españoles o europeos dicha decisión cuando fue preguntado por ello.

El conservador hizo hincapié en que el estado de alarma es una "figura constitucional" aunque esta que "ha de ser excepcional" y no se debe "abusar" de ella. Casado le propuso al Gobierno modificar la Ley de Salud del año 1986 para no tener que recurrir al estado de alarma cuando se quieran limitar los movimientos entre regiones.

Otra de las caras más visibles del Ejecutivo de Ayuso, Enrique López, titular de Justicia y miembro de la dirección nacional del PP, calificó de "atropello constitucional" contra la Comunidad de Madrid la aplicación del estado de alarma. "No protege a Madrid sino al resto de España", señaló en una reciente entrevista en Esradio.

Los populares llevan semanas defendiendo que las decisiones en Madrid se toman en base a "criterios partidistas" y no "científicos o epidemiológicos", un relato que ven reafirmado con la aplicación del estado de alarma, pese a que la región se sitúa a la cabeza en número de contagios. "Un 155 sanitario", así es como lo definió Martínez Almeida. Para el regidor, la decisión del Consejo de Ministros supone un agravio frente a otras comunidades como Navarra o Catalunya

La Comunidad de Madrid un "contrapeso" para Casado

Fuentes de la formación conservadora, vinculadas al sector aznarista del partido, señalan al actual gobierno de Madrid como el contrapeso a la dirección nacional, pese a que Casado aseguró que la región sería el "ejemplo a seguir" si llegara a La Moncloa. Tal y como explicó este medio recientemente, el expresidente José María Aznar y la órbita de FAES cuestionan el liderazgo del máximo líder popular. El presidente de la fundación conservadora cree que su pupilo encadena errores desde hace meses y no está sabiendo defender con firmeza la posición del partido.

 En una de las consejerías más destacadas, en Hacienda, está Javier Fernández Lasquetty, exsecretario general de FAES y miembro del patronato, el "presidente de facto" de la Comunidad de Madrid según sus compañeros de partido. Sin embargo, ahora le ven "completamente desdibujado".

Más noticias de Política y Sociedad