Público
Público

ESPAÑA EN LOS DOCUMENTOS DESCLASIFICADOS DE EEUU Aznar llevó "bailarinas de flamenco" a una cena de jefes de la OTAN: "A ver si nos ayudan"​

Un documento desclasificado del Departamento de Estado de EEUU ofrece una transcripción de la conversación mantenida en julio de 1997 entre el entonces presidente español y Bill Clinton, en vísperas de una cumbre de la Alianza Atlántica.

Aznar
El expresidente José María Aznar en un evento celebrado en junio de 2019. Eduardo Parra / EUROPA PRESS

Antes de establecer una fuerte amistad con el presidente estadounidense George W. Bush, el exmandatario José María Aznar trató en persona con su predecesor en la Casa Blanca, Bill Clinton. Uno de los documentos desclasificados por el Departamento de Estado de EEUU muestra cómo fue la conversación que ambos mantuvieron en Madrid en julio de 1997, a las puertas de una cumbre de la OTAN que se celebraría en esa misma ciudad.

"Este cable contiene un memorándum de la conversación del Presidente (Clinton) con el Presidente Aznar el 7 de julio de 1997. Le pido que no permita que se hagan copias de este mensaje, y que no lo distribuya fuera de la oficina ejecutiva de la Misión", señala el documento firmado por el diplomático Glyn Davies, quien por entonces ocupaba el cargo de portavoz adjunto del Departamento de Estado. El informe, de carácter confidencial, iba dirigido a la embajada de EEUU en Madrid.

La reunión tuvo lugar en La Moncloa. Según consta en ese documento, junto a Clinton se encontraban la secretaria de Estado, Madeleine Albright; el entonces embajador estadounidense en España, Richard Gardner; o el consejero de Seguridad Nacional, Samuel Berger, entre otros funcionarios. Del lado español acompañaban a Aznar el ministro de Exteriores, Abel Matutes, así como el diplomático Ramón Gil Casares, jefe del Departamento de Política Internacional y de Seguridad.

La visita de Clinton estaba enmarcada en la cumbre de la OTAN que se iba a celebrar en Madrid los días 8 y 9 de julio. Antes de reunirse con su homólogo español, el mandatario estadounidense había viajado junto a su familia a Mallorca, donde realizó una visita a los reyes en la que también estuvo presente Aznar. 

En la reunión de La Moncloa, Clinton rompió el hielo agradeciéndole precisamente su presencia en Mallorca. "Hemos pasado un día maravilloso", respondió Aznar. "No queríamos irnos –replicó Clinton–. Hemos esperado
50 años para ampliar la OTAN y me pregunté si no podríamos haber esperado uno o dos días más para poder permanecer en la playa".

La cumbre de la Alianza Atlántica tenía entre sus cometidos aprobar el ingreso de países del ya desaparecido bloque del este. Asimismo, unos meses antes el Congreso de los Diputados había concedido la autorización al Gobierno del PP para que negociase el ingreso de España en la nueva Estructura de Mandos de la OTAN. "Como consecuencia de esta autorización, el 3 de julio de 1997, el Gobierno español anunció su deseo de ubicar el futuro Cuartel General del Mando Subregional Sudoeste de la OTAN en el acuartelamiento de Retamares (Madrid)", recuerda el ministerio de Asuntos Exteriores en un texto publicado en su página web.

"Estos asuntos estuvieron sobre la mesa durante aquella reunión entre los máximos representantes de los Gobiernos de España y EEUU. Lo importante es que enviemos un mensaje de unidad y fuerza. Tenemos que encontrar la manera de desarrollar una posición común en la línea que usted y yo discutimos en Mallorca", afirmó Clinton. "Está bien tener una discusión –continuó–, pero para el mediodía debemos concluir las cosas para que el mundo pueda ver que hemos hecho algo histórico y que no estamos divididos".

"El presidente francés ama la música", ironizó entonces Clinton

Aznar estaba de acuerdo. El presidente enumeró los contactos que había mantenido en esa línea con los entonces mandatarios de Canadá (Jean Chrétien) e Italia (Romano Prodi), y seguido sugirió la conveniencia de "hablar durante la cena" que se celebraría esa misma noche y que acabaría con un espectáculo de baile flamenco. "Tal vez esa sea la solución. El presidente francés ama la música", ironizó entonces Clinton en alusión al conservador Jaques Chirac.

"Deberíamos aprovechar esto y ver si las bailarinas de flamenco nos ayudan también", afirmó entonces Aznar. Seguido, el mandatario agradeció "el apoyo de Estados Unidos a la posición española sobre la integración en el mando de la OTAN".

"No eludimos nuestros deberes"

"Queremos las mismas responsabilidades, obligaciones y oportunidades para España como para cualquier otro aliado. No queremos que nadie piense que no intentamos hacer nuestra parte o que eludimos nuestros deberes", afirmó después. A finales de ese mismo año, el Consejo Atlántico aprobó la Estructura de Mandos, que fijaba precisamente la sede del Cuartel General Subregional Conjunto del Sudoeste en Madrid, donde permaneció hasta 2013. 

El documento desclasificado muestra precisamente una gran cercanía entre ambos mandatarios. "Creo que nuestra relación bilateral, Sr. Presidente, es excelente. Si hay algún problema, son muy pequeños", remarcó Aznar en otro momento de la reunión. "Vamos a inventarnos unos cuantos problemas para que pueda volver a España para resolverlos", bromeó Clinton, a lo que un rápido Aznar devolvió: "Tenemos algunas diferencias sobre los plátanos". 

Más noticias