Público
Público

Bárcenas La defensa de Bárcenas pide un careo con Rajoy en el juicio de la caja B del PP

Comienza el juicio por el pago en negro de la reforma de la sede en la calle Génova. La Fiscalía resta importancia a su confesión, niega un pacto con el extesorero del Partido Popular y acota los delitos por los que se sienta en el banquillo.

El extesorero del PP Luis Bárcenas sentado en el banquillo de los acusados durante la primera sesión del juicio por el pago de las obras de la sede del partido con la supuesta cja B, en la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares. EFE/Juan Carlos Hid
Foto de archivo del extesorero del PP Luis Bárcenas, en la Audiencia Nacional. Juan Carlos Hidalgo (EFE)

Bárcenas quiere enfrentarse cara a cara con Rajoy en un juzgado. Para ello, la defensa del extesorero del PP ha pedido este lunes a la Audiencia Nacional un careo con el expresidente del Gobierno si este presentase alguna "contradicción" durante su declaración como testigo con lo manifestado por Bárcenas sobre la existencia de una contabilidad paralela en el partido, la conocida como caja B del PP, que ha comenzado a juzgar hoy el alto tribunal.

Gustavo Galán, abogado del extesorero, se sumó durante la exposición de cuestiones previas a la petición de que Mariano Rajoy declare como testigo en el juicio por el presunto pago de la reforma de la sede nacional, en la calle Génova, con dinero procedente de la financiación irregular del partido. 

La defensa del extesorero ha aludido al escrito que Luis Bárcenas remitió hace unas semanas a la Fiscalía Anticorrupción, en el que afirmó que el exlíder del PP era "conocedor" de la existencia de una caja B y aseguró que destruyó los papeles en los que se habían anotado los movimientos de esa contabilidad paralela en 2009.

Sin embargo, la Fiscalía minimiza la confesión de Bárcenas porque "aporta escasas novedades, ninguna sustancial", respecto a los hechos investigados. En un comunicado difundido hoy en el que niega un pacto con el extesorero, también deja claro que "no le pidió a Bárcenas ninguna colaboración" y que valorará su confesión al final de la vista oral por si fuera procedente aplicarle algún atenuante, informa Ana María Pascual.

Bárcenas lleva como testigos a cuatro periodistas

Bárcenas lleva como testigos a cuatro periodistas (Francisco Mercado, Eduardo Inda, Ernesto Ekaizer y Luisa Bernal) para avalar la grabación del extesorero Álvaro Lapuerta, en la que reconocía sobresueldos a dirigentes del PP a cargo de la caja B y mencionaba en concreto a Rajoy, informa Ana María Pascual.

Además, la defensa acusó al expresidente del Gobierno de haber sido uno de los altos cargos del PP en haber recibido "complementos salariales". El abogado ha señalado que sería "ilógico" que no solicitase la testifical de Rajoy en esta vista oral, que ya ha sido admitida por el tribunal a petición de alguna de las acusaciones populares.

Por ello, la defensa de Bárcenas ha añadido que si "se considerase oportuno", y en caso de que existan "contradicciones", plantearía la posibilidad de que se practicara un careo entre el expresidente del Gobierno y el extesorero del PP.

Compra de acciones de 'Libertad Digital'

Por otra parte, la Fiscalía ha defendido que no debe ser objeto de enjuiciamiento el presunto delito fiscal cometido por el PP con el impuesto de sociedades de 2008, ya que ni el Ministerio Fiscal ni la Abogacía del Estado han presentado acusaciones al respecto. También ha apuntado que no se debe tratar el posible delito fiscal relacionado con el impuesto de sociedades de la empresa Unifica, quien realizó las obras de reforma de la sede en 2006.

Los abogados de las acusaciones particulares, en cambio, creen que alguno de los veinte empresarios señalados por sus donaciones podrían ser procesados tras las pruebas que aporte Bárcenas, informa Ana María Pascual.

Sin embargo, la Fiscalía mantiene su posición apoyándose en la jurisprudencia, concretamente en la doctrina Botín, para recalcar que no se puede seguir adelante con estas acusaciones porque únicamente las defienden acusaciones populares.

Tampoco considera que Bárcenas pueda ser juzgado por apropiación indebida como cooperador necesario de dinero de la caja B para la compra de acciones de Libertad Digital, pues la Fiscalía entiende que es cosa juzgada (se trató en el juicio de la primera etapa de Gürtel) y hay prescripción del delito. 

La Fiscalía no considera que haya delito electoral

El fiscal ha apuntado que, a pesar de que diversas acusaciones hablan en sus escritos de acusación de delitos electorales, "la prueba que se propone puede resultar inútil", por lo que piden que se reconsidere. Al hilo, ha mantenido que el juez instructor negó realizar las pruebas solicitadas al respecto por diferentes acusaciones. "No ha sido objeto de investigación y no ha sido imputado por ello ninguno de los acusados", ha añadido.

Sobre la parte que se investigó en instrucción relacionado con el asunto Sufi, que tiene que ver con un contrato de basuras de Toledo, ha apuntado que se excluyó durante la investigación en favor de un juzgado de Toledo.

Por eso considera que se debe desestimar la testifical de entre otros el presidente de la Junta de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page, que propone la acusación popular de Adade. "Si no se va a enjuiciar esos hecho tampoco tienen por qué testificar", ha dicho.

Páez, exgerente del PP, pide un aplazamiento por tener covid

Al inicio de la sesión, el presidente del tribunal ha indicado que estaban a la espera de poder comunicarse con otro acusado, Cristóbal Páez (exgerente del PP y que se enfrenta a una petición de 18 meses de prisión), que el viernes informó de que había dado positivo por covid, por lo que pidió el aplazamiento del juicio, que ha comenzado este lunes, ocho años después de que Bárcenas diese a conocer esa contabilidad paralela por la que se sienta en el banquillo.

Sin embargo, la Sala rechazó ese mismo viernes retrasar el inicio de la vista oral y anunció que resolvería sobre este asunto en función de las alegaciones planteadas en el trámite de cuestiones previas al que se circunscribirá esta primera jornada de juicio.

Petición de cinco años de cárcel para Bárcenas

El fiscal Antonio Romeral comenzó exponiendo sus alegaciones bajo la atenta mirada de Bárcenas, para el que pide cinco años de cárcel, y que se ha sentado en primera fila vestido con ropa oscura y mascarilla de color negro.

Cinco días antes del juicio, se difundía la carta que Bárcenas ha enviado a la Fiscalía Anticorrupción anunciando su "voluntad" de colaborar con la Justicia y contar todo lo que sabe sobre la, según él, financiación irregular "institucionalizada" desde 1982 en el que fuera su partido, por lo que se ha creado una gran expectativa entorno a su declaración en este juicio.

Más noticias de Política y Sociedad