Público
Público

Barómetro del CIS La preocupación por la política se dispara en septiembre con nuevos máximos

El paro sigue siendo el principal problema para el 60% de los encuestados en el Barómetro del CIS.

Hemiciclo del Congreso de los Diputados. / EP

EFE

La preocupación de los ciudadanos por la política se ha disparado este mes de septiembre y alcanza nuevos máximos históricos, ya que un 45,3% de los encuestados la ven entre los tres principales problemas, siete puntos más, y un 77% cree que la situación es mala o muy mala, según el barómetro del CIS.

Las encuestas de este barómetro fueron realizadas entre el 1 y el 18 de septiembre, días en los que se produjo la última ronda de contactos del rey para proponer un candidato a la investidura, tras la que se constató que iba a producirse una repetición electoral.

Los políticos en general, los partidos y la política son vistos como el segundo principal problema por el 45,3% de los encuestados, un nuevo máximo histórico desde 1985 y siete puntos más que en el mes de julio, solo por detrás del paro. Además, el 76,9% de los encuestados cree que la situación política es mala o muy mala, percepción negativa muy superior a la de julio cuando la veían de esta manera el 64,2%.

El paro sigue siendo el principal problema para el 60% de los encuestados, aunque se ha reducido el porcentaje desde el 61,8% anterior. También se rebaja la percepción de los problemas relacionados con la calidad del empleo, algo que ven entre los tres principales el 13,7% de los encuestados. Los problemas de índole económica continúan situados en tercer lugar, tras el paro y la política, con un 25,3%, cinco décimas menos que en el anterior barómetro. Le sigue la corrupción y el fraude, con un 25,1%, seis décimas menos en julio.

La preocupación por la inmigración sube hasta situarse en quinto lugar, ya que es uno de los tres principales problemas para el 15,6%, mientras que en julio lo era para el 11,8%. Después se sitúa la sanidad, con un porcentaje del 13,8%, dos puntos menos; y los problemas de índole social (10,3%) y las pensiones (9,4%), que casi se mantiene en los mismos niveles.

Lo que se incrementa es la preocupación por el Gobierno y los partidos políticos concretos, escalando hasta el décimo puesto entre los principales problemas, donde la sitúan un 6,8% de los encuestados frente al 4,6% de julio. De esta manera, se sitúa en el puesto que ocupaba la independencia de Catalunya, que ahora ven entre los problemas más destacados un 6,8% frente al 8,3% anterior, y se baja al puesto número 13.

El deterioro de la percepción que los ciudadanos tienen de la situación política ha llevado estos parámetros a las peores cifras del último año, ya que el 76,9% cree que es "mala" o "muy mala", en tanto que el 19% la ve "regular" y solo un 2,4% la interpreta como "buena" o "muy buena". En el anterior barómetro de julio, los que la veían de manera más negativa sumaban un 64,2%.

También se agranda el pesimismo de cara al futuro, ya que un 28,3% piensa que la situación política empeorará en un año, cuando en julio pensaba así el 24,3%. Una mayoría del 37,5% vaticina que seguirá igual (el 41,3% en julio) y un 14,7% pronostica que mejorará, mientras en el anterior barómetro el porcentaje era del 16,5%.

Empeora también la opinión de los españoles sobre la situación económica, y si en julio un 42,6% la tachaba de "mala" o "muy mala" esta cifra sube en septiembre al 50%. De forma paralela, hay más encuestados que auguran que la economía empeorará en un año puesto que el 33% mantiene esta opinión pesimista, frente a un 23% de julio. Quienes ahora califican de "regular" la situación económica suman un 43,2% y como "buena", un 6,1%; el 39,6% pronostica que en un año seguirá igual y el 12,4%, que mejorará.

Más noticias de Política y Sociedad