Público
Público

Barómetro del CIS La preocupación por los políticos vuelve a marcar máximos históricos por segundo mes

La política es vista como el segundo principal problema por el 38,1% los ciudadanos, sólo por detrás del paro. 

Vista general del hemiciclo del Congreso de los Diputados tras finalizar la segunda votación del debate de investidura. EFE

EFE

La preocupación de los ciudadanos por la política alcanza su máximo histórico desde 1985, y un 38,1% de los encuestados sitúa a los políticos, los partidos y la política en general entre los tres principales problemas del país, seis puntos más que el mes pasado, según el último barómetro del CIS.

La encuesta, realizada entre el 1 y el 11 de julio, antes del fracaso de las negociaciones entre PSOE y Podemos y la fallida investidura de Pedro Sánchez, refleja también el pesimismo de los ciudadanos sobre la situación política.

Un 64,2 % de los encuestados califica de mala o muy mala la situación política, diez puntos más que en junio, y solo un 4,4 % cree que la situación política es buena, frente al 10 % de junio que consideraban que era buena o muy buena. De hecho, la opción de "muy buena" recibe un 0 % de apoyos en el barómetro de julio.

De este modo, la política es vista como el segundo principal problema por los ciudadanos, detrás del paro, que vuelve a aparecer como la mayor preocupación, citado por un 61,8 % de los encuestados (62,5 % en junio).

El problema de la corrupción y el fraude sigue su tendencia a la baja y cae hasta el cuarto puesto, cuando en abril ocupaba la segunda posición, y es mencionado por un 25,1 %, seis décimas menos que en junio.

En tercer lugar se sitúan ahora los problemas de índole económica, que mencionan un 25,7 % de los encuestados, ligeramente superior al 25,4 % de junio.

Sigue a continuación la sanidad, que un 15,8 % de los encuestados ven como uno de los principales problemas, el mismo porcentaje que el mes pasado, y la calidad del empleo, que baja del 15,8 % al 14,9 %.

Los españoles que consideran la migración como uno de los principales problemas suben del 11,3 % al 11,8 % en julio, mientras que disminuye la preocupación por los problemas de índole social hasta el 10,4 %, cinco décimas menos que el último barómetro de junio.

La independencia de Catalunya baja al décimo puesto hasta llegar a un 8,3 %, frente al 9,9 % que tenía el mes pasado, y escala una posición el problema de las pensiones, que se mantiene como en junio en el 9,5 %.

A un año vista, un 41,3 % de los encuestados creen que la situación política se mantendrá igual, 1,4 puntos menos que en el mes de junio, mientras que los que consideran que empeorará crecen de un 20,3 % a un 24,1 %.

El porcentaje de ciudadanos que confían en que mejore la situación política cae del 20,6 % al 16,5 %.

Sobre la actual situación económica, un 47,3 % de los encuestados la califican de regular, tres puntos menos que en junio, mientras que aquellos que piensan que es mala o muy mala se sitúan en el 42,6 %, frente al 38,8 % del mes pasado. Se mantiene igual el porcentaje que valora la situación como buena o muy buena, un 9,1 %.

Si se les pregunta cómo estará la economía en un año, un 42,5 % piensa que la situación económica se mantendrá igual que actualmente, casi dos puntos más que en la última encuesta, mientras que caen al 18,2 % los que piensan que mejorará (un 22,2 % en junio).

Del mismo modo, los que creen que empeorará representan el 23 % frente al 21,8 % que lo pensaba hace un mes.

Más noticias