Público
Público

Los barones del PP se rebelan contra la política fiscal de Montoro

Fabra anuncia una rebaja de impuestos antes de 2015. El presidente valenciano se suma así a Monago, González o Botella, que se han comprometido a relajar los tributos que soportan sus ciudadanos.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

A apenas tres días de que el Consejo de Ministros apruebe el proyecto de ley de presupuestos para 2014 y el mismo día en que el presidente del Gobierno ha anunciado más austeridad en una entrevista publicada en The Wall Street Journal, el presidente de la Generalitat Valenciana anuncia una bajada de impuestos antes de que acabe la actual legislatura, esto es, antes de 2015.

Alberto Fabra, durante su intervención en el Debate de Política General de las Cortes Valencianas, aseguró esta mañana que su Ejecutivo aprobará 'nuevas rebajas de impuestos', entre ellas, una nueva deducción autonómica en el IRPF por reforma de vivienda, una bonificación del 100% del impuesto de Actos Jurídicos Documentados para que las empresas puedan refinanciar sus deudas y una bonificación para jóvenes emprendedores que eliminará el coste fiscal de préstamos y créditos para adquisición de sus sedes y locales empresariales, informa Europa Press.

El presidente valenciano se ha sumado hoy a las políticas desplegadas por sus colegas de Extremadura o Madrid, así como a la alcaldesa de la capital, Ana Botella, que anunció la semana pasada una rebaja fiscal a partir de 2015 .

José Antonio Monago fue el primero en abrir la veda contra la política impositiva del Gobierno de Mariano Rajoy, que ha incumplido su programa electoral de 2011 subiendo los impuestos que dijo que iba a bajar. El jefe del Ejecutivo extremeño anunció el pasado mes de junio en las Cortes de su comunidad una reducción del IRPF a las rentas inferiores a 24.000 euros , lo cual beneficiará, según el Gobierno autonómico, al 90% de los contribuyentes extremeños o, lo que es lo mismo, a 430.000 de ellos. La medida se hará efectiva con la declaración de la renta que se presente en 2014, la de 2013.

Menos concreto fue a principios de este mes el presidente de la Comunidad de Madrid. Ignacio González se comprometió a rebajar los impuestos, pero evitó dar plazos y formas. '¿Qué bajaríamos? Lo que se pueda', zanjó el sucesor de Esperanza Aguirre, ésta que, al igual que José María Aznar, ha manifestado públicamente su oposición a las subidas de impuestos anunciadas por Cristóbal Montoro en los dos años de legislatura del PP.

Con todo, la batalla fundamental del Ejecutivo madrileño contra el ministro de Hacienda se desarrolla en torno a la financiación autonómica, en tanto que González -como hiciera Aguirre con José Luis Rodríguez Zapatero- cree que Madrid está financiada por debajo de lo que le corresponde.

Antes de Fabra, la última en sumarse a esta rebelión contras las políticas fiscales al alza del Ejecutivo de Rajoy ha sido la alcaldesa de Madrid. Ana Botella, tras informar de que el Ayuntamiento volverá a pedir un rescate financiero para pagar facturas pendientes, anunció una rebaja del impuesto de basuras (-12%) a partir de 2014 y beneficios fiscales en el impuesto de plusvalía. El resto de rebajas, Botella las deja para 2015 y años posteriores (vehículos e IBI), aunque es dentro de dos años cuando se celebran elecciones municipales y todavía no está claro que la actual regidora sea la candidata del PP.

Más noticias en Política y Sociedad