Público
Público

BBC China bloquea la BBC por "no cumplir requisitos de veracidad e imparcialidad"

El ministro de Exteriores británico ha denunciado la prohibición como "una restricción inaceptable de la libertad de los medios de comunicación" que dañará la "reputación de China a los ojos del mundo".

Oficinas de la BB en Beijing
Oficinas de la BB en Beijing. reuters

Las autoridades chinas han bloqueado las emisiones en su país del canal británico BBC World News por "ir contra los requisitos de que la información debe ser imparcial y verídica", informó este viernes la Administración Nacional de Radio y Televisión mediante un comunicado publicado en su página web.

"Tras una investigación –indica el texto–, se concluyó que las informaciones relativas a China de BBC World News violaron seriamente" las regulaciones en vigor relativas a la emisión y "violaron los requisitos de que las noticias deben ser verídicas e imparciales".

Asimismo, la institución acusó a la información de la BBC de "dañar los intereses nacionales de China y minar la unidad nacional" del país.

De este modo, concluyó la Administración Nacional de Radio y Televisión, la cadena "no cumple con las condiciones de emisión de canales extranjeros en China, no se permitirá su emisión en China y no se aceptará su solicitud de retransmisión para el próximo año".

El Reino Unido no tardó en protestar con un comunicado que firma el ministro británico de Exteriores, Dominic Raab, quien tildó de "inaceptable" la decisión.

Raab denunció la prohibición como "una restricción inaceptable de la libertad de los medios de comunicación" que dañará la "reputación de China a los ojos del mundo".

"Estamos decepcionados con las autoridades chinas por haber tomado esta decisión. La BBC es el servicio de noticias internacional más reputado y difunde noticias de todo el mundo de forma justa, imparcial y sin miedo ni favoritismos", lamentó la cadena en un comunicado.

En las últimas semanas, la prensa estatal china ha dirigido una campaña contra la BBC –e incluso sus periodistas han sido motivo de insultos y acoso en las redes sociales– a raíz de reportajes que denuncian graves violaciones de los derechos humanos de minorías religiosas en la región noroccidental de Xinjiang.

Pekín niega rotundamente estas acusaciones sobre lo que acontece en Xinjiang, una región del noroeste de China en la que la prensa extranjera se topa con restricciones adicionales a la hora de informar.

La decisión de las autoridades chinas llega una semana después de que el regulador de medios británico, Ofcom, anunciara que retirará al canal inglés de la cadena estatal China Global Television Network (CGTN), su licencia para emitir en el Reino Unido.

Según Ofcom, la empresa titular de la licencia de CGTN "no cumple con el requisito legal de tener control sobre el servicio", una función que el regulador sostiene que está en manos de una entidad controlada en última instancia por el Partido Comunista chino.

Más noticias de Política y Sociedad