Público
Público

Becarios Podemos denuncia que los contratos de  los becarios convierten el Estatuto de Trabajadores "en papel mojado"

PSOE, ERC y PDeCAT apoyan tramitar en el Congreso la ley del partido morado contra los contratos encadenados de beca. 

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

El diputado de Podemos Alberto Rodríguez (2i) recibe la felicitación de su compañero de formación Segundo García tras su intervención en el pleno del Congreso de los Diputados, esta tarde en Madrid. EFE/Mariscal

Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea ha recabado este martes en el Pleno del Congreso el respaldo del PSOE, Esquerra Republicana (ERC), PDeCAT y Foro Asturias para tramitar su proposición de ley destinada a restringir el encadenamiento de contratos de prácticas y obligar a las empresas a contratar a sus becarios una vez acaben sus estudios universitarios.

Así, PSOE, Esquerra Republicana, PDeCAT y Foro Asturias han avanzado su apoyo a la tramitación de esta iniciativa, si bien han puesto en cuestión las críticas de Unidos Podemos a las prácticas universitarias.

Durante su defensa de la iniciativa, los diputados de Podemos Alberto Rodríguez y Segundo González han recordado que, según la Comisión Europea, un 61% de estudiantes realizan trabajos sin recibir remuneración, y que en la mayoría de los casos supone la misma tarea que la de un trabajador con contrato.

Así, entienden que este tipo de fórmulas laborales forman parte de una "tendencia" de contratos que, según ha dicho González, "están convirtiendo el Estatuto de Trabajadores en papel mojado". "Este Parlamento se lo debe a una generación que ha maltratado y humillado, que les llamó 'ninis' mientras se le dejaba sin curro, sin casa y sin pensión", ha aseverado.

Por su parte, Rodríguez ha criticado que, con la crisis posterior a la burbuja, "el famoso ascensor social se esfumó" y "cada generación vive peor que la anterior". "No hay garantía de nada. Llámenme loco, pero esto de trabajar gratis, sin cotizar, me parece un disparate", ha manifestado.

Olvidan las prácticas extracurriculares

Sin embargo, Unidos Podemos ha encontrado críticas al contenido de la ley, tanto entre los grupos que le han adelantado su apoyo como los que no. Así, el PSOE, aun agradeciendo como "loable" la intención de Podemos de llevar esta problemática, ha dicho que la propuesta no gusta a las universidades y que el Estatuto del Becario querido por los estudiantes sería uno "más amplio" que en lo referido a las prácticas extracurriculares.

Así, ha dicho que la puesta en marcha de la iniciativa obligaría a revisar planes de estudio, replantear las prácticas en el currículo, atender a los estudios que no contienen las prácticas externas y aumentar la burocracia en las universidades.

Además, ha lamentado que no se atienda a las prácticas extracurriculares, "donde se produce el fraude", aspecto en el que también ha incidido Joan Olòriz, de Esquerra Republicana, que ha lamentado desde el inicio de su intervención que la reforma laboral, no derogada aún a pesar de contar con mayoría parlamentaria, "pese" sobre el mercado de trabajo.

En todo caso, ha defendido la labor desempeñada por las universidades. "Si hay algo que tenemos regulado y funciona, son los convenios de cooperación educativa entre universidades y empresas", ha dicho , quien ha lamentado que, pese a la "buena intención", la norma "se queda bastante corta".

PP y PNV creen que la actual ley es "suficiente"

Frente a ello, el PP ha lamentado que se "descalifique un sistema" al considerar que existe "fraude generalizado". Así, ha señalado que la legislación actual es "suficiente", y ha acusado a Podemos de "sembrar insidia y sospecha sobre la labor que hacen universidades, empresas, sindicatos e Inspección de Trabajo".

El PNV, a través de su diputado Joseba Agirretxea, ha cuestionado la necesidad de la norma, ya que cree que "no hace falta", y que tanto la legislación actual, como la capacidad de las empresas, comunidades autónomas y universidades, "sería suficiente, siempre que se desarrolle bien".

Por su parte, Marta Rivera, de Ciudadanos, ha lamentado que, pese a los "intereses fraudulentos" en algunas prácticas laborales, se "elimine la posibilidad de que los alumnos hagan prácticas en empresas". Así, ha criticado que la propuesta supondría "complicar aún más" la situación de las prácticas, y ha abogado por que la "supervisión efectiva" y su "evaluación" recaiga en las universidades.

Más noticias en Política y Sociedad